miércoles, 7 de septiembre de 2011

La Caja de Pandora

Ayer Esteban González Pons en sus declaraciones a EsRadio abrió la Caja de Pandora y desveló por donde va a ir los tiros después del 20-N la política económica del Partido Popular para conseguir sacarnos de la crisis, en el caso bastante probable que alcance el poder.
Se trataría de cerrar definitivamente el caro y disparatado modelo autonómico buscando su racionalización y la eficacia, no solo desde el punto de vista económico y de ahorro cosa harto evidente, sino también desde el político en el caso de obtener la mayoría absoluta como se apuntan actualmente las encuestas, buscando eliminar todas aquellas duplicidades, ineficiencias y funciones espurias que ni nos podemos permitir ni convendría que se dieran aun cuando pudiéramos. No olvidemos que, según un estudio de la Fundación UPyD, cada año se dilapidan 26.000 millones de euros en duplicidades e ineficiencias autonómicas: casi un tercio de nuestro déficit público.
El chantaje de los nacionalistas ha conseguido que el Gobierno central no deje de transferir recursos y competencias a unas autonomías que se han convertido en unos reinos de Taifas que ya gastan y despilfarran mucho más de lo que lo hace el Estado central. Si en las épocas de prosperidad no tenía ningún sentido que despilfarráramos los recursos –en lugar de devolverlos allí de donde nunca debieron salir: el bolsillo de los ciudadanos–, en tiempos de crisis, cuando carecemos de esos recursos y hay que pedirlos prestados a altísimos tipos de interés, no es que no tenga sentido, es que resulta suicida.
Más de 30 años después de recuperar la democracia, el modelo de Estado sigue sin estar cerrado en España. El chantaje de los nacionalistas ha conseguido que el Gobierno central no deje de transferir recursos y competencias a unas autonomías que se han convertido en unos reinos de Taifas que ya gastan y despilfarran mucho más de lo que lo hace el Estado central. España tiene pendiente cerrar y racionalizar este sumidero de recursos en el que se ha convertido el Estado autonómico.
Otra cosa más complicada será acabar con el chantaje político permanente que se ha venido ejerciendo sobre la política general del país por parte de determinadas Autonomías especialmente Cataluña o País Vasco con las cuales dada su mayor implantación política, habrá que negociar con ellas sobre si se amplía su margen económico dotándolas de capacidad para la recaudación de tributos y gestión de los mismos a cambio de la devolución al estado central de parte de las competencias que nunca tenían que haber sido cedidas como son las de Educación o Justicia.
De ahí que haya que celebrar que, según González Pons, una de las primeras reformas que acometerá el PP sea la de las autonomías, cuyos cambios no supondrán la solución definitiva que nos permita levantar cabeza en medio de esta grave crisis, pero sin duda son uno de los requisitos esenciales para que este país recupere algo de cordura y sensatez, tanto en el terreno económico como, sobre todo, en el político.

4 comentarios:

  1. catlo

    Parece que en el PP se van dando cuenta de que el personal está ya cansado del tinglado autonómico, pero en Aragón se apoyan en el PAR que montó una red de control social llamada comarcalización, costosa y nefasta. Para eso, son preferibles las diputaciones provinciales, a las que también habría que darles un buen repaso.
    Por otro lado, han debido ver encuestas en las que UPyD sube.

    ResponderEliminar
  2. camaye

    La mejor reforma de las Autonomías es su eliminación, pero si eso resulta muy duro o poco asumible, habría que reducirlas a la mínima expresión, volviendo asumir el Estado competencias básicas como las de educación, sanidad, seguridad y otras.

    ResponderEliminar
  3. Juan Bataller Romero

    Javier de Burgos, en 1834, realizó el encargo, mediante las "Provincias" de desfigurar la España histórica y configuar un estado centralista al modo francés. La España de Franco incidió en el centralismo y tras la Constitución Española, recuperar la personalidad histórica conservando tanta estructura administrativa, desastre. Pero socialistas y populares han tenido miedo. Han sido puro cobardes. Y eso...lo han pagado caro todos los españoles. La organización provincial con sus diputaciones, sobran. Ceder Justicia? cuando se imparte en nombre del Rey? eso ha sido...un despropósito. Sanidad? cuando es una parte esencial del ESTADO social y democrático? otro. Lo que la alta política permitió, la REUNIÓN de todos los españoles, la pequeñez de miras de la administración y el enchufismo lo ha podido echar a rodar.

    ResponderEliminar
  4. ANS Mas, yo tambien soy catalán de Bcn

    y mi lengua materna es el CASTELLANO como el de más de la mitad de los catalanes
    Eres un FASCISTA de aldea.

    ResponderEliminar