miércoles, 21 de septiembre de 2011

Despilfarro público... ¿Es delito?

La dura crisis nos ha mostrado la gran cantidad de dinero público que ha salido desde todas las administraciones por el sumidero de gastos innecesarios o construcciones inútiles que prácticamente no ha beneficiado a nadie, simplemente para satisfacer la egolatría de los políticos en el poder. Este dinero en la mayoría de los casos no estaba ni presupuestado ni siquiera era procedente de un superávit del presupuesto. Y han endeudado a sus ciudadanos hasta las cejas de tal manera que ahora tienen dificultades para la nómina o el alumbrado. Ahora ninguna caja  o banco les presta, y aquellos que hayan tomado el relevo se verán obligados a subir los impuestos a sus administrados hasta la asfixia para poderles darles los servicios básicos durante muchos años.
Hemos visto como cada alcalde quería presumir del polideportivo más moderno que el pueblo de al lado, aunque en su pueblo fueran la mayoría de la tercera edad. Han plantado rotondas hacia ninguna parte en cada cruce aunque pasen por allí dos coches al día. O vemos a un alcalde con cuatro coches oficiales con los chóferes correspondientes. O líneas de AVE a ninguna parte, o aeropuertos sin tráfico de aviones….. Cualquier barbaridad es posible en esta España del despilfarro y ahora en ruina, con los datos que están saliendo ahora a la luz.
No estoy hablando de aquellos políticos ladrones en beneficio propio, no. Sobre esta cuestión no habia nada tipificado pero parece que se va a legislar como figura delictiva próximamente. De quienes hablo  son simplemente de aquellos políticos que han gastado sin tasa, por presumir o por interés electoral.  Esta crisis ha despejado la existencia en España de una plaga de políticos despilfarradores que con su avidez han dejado sin recursos incluso al nuestro sistema bancario
La Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava del Llano, ha propuesto hace unos días en el Congreso la inclusión del despilfarro público como delito en el código penal. A mí siempre me ha llamado la atención el hecho de que el ordenamiento jurídico contemple la posibilidad de declarar pródigo e incapacitar a un ciudadano cuando clamorosamente despilfarra su propio dinero y, sin embargo, no se pueda hacer lo mismo con los adictos al endeudamiento que nos gobiernan y que lo que dilapidan es dinero ajeno. Ciertamente, destaca la responsabilidad penal a la que están sujetos los administradores de empresas privadas frente a la absoluta impunidad que gozan nuestros políticos o los administradores de las empresas públicas.
Con todo, y por mucho que comparta la indignación ciudadana de la que se ha hecho eco la Defensora del Pueblo, el problema que encierra su propuesta de proceder penalmente contra los gobernantes manirrotos es delimitar y concretar qué entendemos por "despilfarro público". Somos muchos, por ejemplo, los que hemos considerado como un despilfarro del dinero del contribuyente, no una determinada actuación, sino la existencia misma del ministerio de Igualdad, o el ministerio de la Vivienda.
La existencia misma de la institución del Defensor del Pueblo -no digamos ya nada si tenemos en cuenta que hay además uno por cada autonomía- o la existencia de televisiones estatales y autonómicas a cargo del contribuyente, es vista por muchos como ejemplo de despilfarro del dinero del contribuyente. Como liberal que soy veo pocas cosas en el Estado y en la administración pública que no me lo parezcan.
Cosa distinta, y mucho menos discutible, debería ser la existencia de déficits ocultos, que ya debería estar tipificado como delito, así como debería existir una legislación que, al margen de las mayorías transitorias, estableciera la obligación constitucional del equilibrio presupuestario y limitaciones muy severas al endeudamiento público. Como ya he indicado en otras ocasiones, el déficit público no es sólo una rémora para la recuperación económica sino una apropiación indebida de recursos de legislaturas venideras que burla las limitaciones temporales que la democracia impone a los gobernantes de turno.
Desgraciadamente, la reciente reforma constitucional que supuestamente pretende imponer límites al déficit y endeudamiento público es, en realidad, una monumental estafa política que refuerza la ya indeseable cobertura legal que tenían los gobernantes para gastar más de lo que recaudan. Y es que, al no concretar esa supuesta limitación, al adelantar que se cuantificará mediante una legislación que no requerirá para su aprobación y derogación de mayorías cualificadas y al admitir excepciones cuando el gobierno de turno así lo considere justificado, la citada reforma, se va a quedar en agua de borrajas en todo un auténtico acto de hipocresía política.
Tal como está planteado los gobernantes podrán considerar justificado incurrir en déficit con la misma discrecionalidad con la que han considerado justificado cualquiera de sus despilfarros. Yo entiendo que los miembros de las corporaciones que aprueben estos despilfarros deberían responder ante la ley con sus bienes de todo aquel gasto improcedente considerado posteriormente como despilfarro. Para poder estar la política se requiere quienes la desempeñen tengan por lo menos la misma responsabilidad pueda tener un gerente de empresa y si se me apura de un padre de familia. Todo lo demás me parece una sinvergonzada.

13 comentarios:

  1. Casto Pascasio Escolá

    He leido los dos artículos, y como siempre acertados. De la lectura, se llega a la conclusión, que la cosa está, pero que muy dificil. ESTAMOS DE CUERDO EN QUE HAY QUE REDUCIR GASTOS. Empezamos por Educación y no estan conformes con un reco...rte de 1700 interinos. Cuando vayamos a Sanidad o a los Ayuntamientos, pongo dos casos como ejemplo , tampoco estaran conformes. Entonces, de donde hay que recortar ?. AUNQUE NO ES POLITICAMENTE CORRECTO, todos sabemos que a los funcionarios, los pueden engañar en el sueldo, pero no en el trabajo. AQUÍ Y AHORA SOBRAN UN MILLON Y MEDIO DE UNCIONARIOS , UN MONTON DE ASESORES Y OTRO MONTON DE POLÍTICOS. Y NO DIGAMOS DE UN MONTON DE EMPRESAS SIMIPUBLICAS, que para lo único que han servido es para reducir el número de funcionarios en el sector público y pasarlos a dichas empresas ... y bueno para colocar a los amiguetes, y tambien para escapar del control. En fin, está el asunto dificil.

    ResponderEliminar
  2. Casto Pascasio Escolá

    Esta LEY que quieren aprobar, si al final la aprueban, sólo sirve para hacer borrón y cuenta nueva, respecto a los últimos 7 /8 años. Si la aprueban , atará de pies y manos al PP (que debe ser así con todos), pero que al margen de LEYES, que no hacen falta, habria que pedir responsabilidades de lo pasado. SI EL PP, no lo vé como yo entendere, que de regeneración nada de nada. HOY POR TÍ, MAÑANA POR MÍ.

    ResponderEliminar
  3. Casto Pascasio Escolá

    No hay que esperar nada bueno de ninguno. COMO TODOS ESTAN UNTADOS, hacen piña.En todo caso de lo que no se olvidan, es de subir impuestos y congelarme a mí la pesión. Al final para nada.

    ResponderEliminar
  4. Jose Lopez Alsina

    Poco más se puede añadir a lo que has expresado con tanta claridad. Pienso que se les debería juzgar por ese despilfarro que han ocasionado. Hoy se ha sabido oficialmente por una empresa de auditoría que en Cataluña se contrataba y se hacían obras sin contar con el dinero correspondiente. Eso ha de ser castigado pero no, aquí se les da una sueldo vitalicio y a vivir.

    ResponderEliminar
  5. Pilar Zamora Ruiz

    Indiscutiblemente debe ser delito porque si arruinas a tu País no te vas a ir de rositas, y además a mayor sueldo y privilegios, mayor responsabilidad, penal si es necesario.

    ResponderEliminar
  6. Carlos G. Barcala

    Dónde y quienes deben aprobar ésta ley. En las Cortes y los señores diputados?...es como dejar a un caco que se ponga él mismo la condena. Absurdo.

    ResponderEliminar
  7. Sara García Caballero

    Si, si. y si. SI deberia ser delito. En mi epoca de funcionaria, teníamos que dar cuenta de la última peseta de cada partida, y trimestralmente. ¿Por qué ahora no?

    ResponderEliminar
  8. Pepa Vivas Ramos

    Debería ser,desde luego que sí.

    ResponderEliminar
  9. Angela Ruiz Gonzalez

    TENIAN KE ESTAR EN PRISION ENTREGAR LO KE AN DESPIFARRADO Y A LA CARCEL

    ResponderEliminar
  10. Cristina Blaya Cañavate

    hay tanto k hacer en este pais, no soy economista pero cualquiera que viera y se implique un poco sobre los hechos, podria decir que habrian algunas soluciones pero todos quieren beneficiarse, logicamente en un plazo corto pk si todo sigue ...igual, no quedara absolutamente nada y sera un caos, no es mejor intentar solucionar el pais bajando las horas a 35 horas semanales en lugar de 40 horas para que haya mas empleo y por lo tanto mas retenciones y poder con el tiempo lograr una pension digna porque sino las pensiones van a desaparecer del todo y segundo no seria mas facil llegar a un acuerdo con los actuales propietarios que estan a punto de perder sus viviendas y refinanciar la deuda en lugar de desvincularse del todo para luego poner estos pisos en subasta a bajo precio???? eso es increible.... si pudiesen resolver un poco estos problemas que cada dia son mayores , el pais podria subsistir sino dudo mucho que logremos salir adelante, y todos absolutamente todos ricos y pobres se encontraran sin camino aparente... el caos total....para todos nosotros.... y es una vision objetiva sin duda...

    ResponderEliminar
  11. Casto Pascasio Escolá He leido el artículo, y por descontado, una cara de la moneda es como lo explicas, pero como yo lo veo, es que por "PRESUNTOSOS", lo alcaldes se han dedicado , a mejorar lo del pueblo de al lado. Esto no es óbice para que las obras, se las ...han dado a los de siempre. Cuando hablas de políticos no corruptos, supongo que te refieres a uno o dos que deben quedar por ahí. Como mucho estoy dispuestos a admitir, que a lo mejor el alcalde es mas/menos honrado. En este caso se ocupa de la obra uno de más abajo que no lo es tanto. Cualquier cuerpo diferente a la masa total, automaticmente es rechazado. En cuanto a lo que proponen respecto a la LEY sobre el límite del gasto, yo lo veo, primero , que hace borron y cuenta nueva de lo pasado y segundo es dar cobertura legal, para seguir haciendo lo mismo, el redactado es lo suficientemente ambiguo, como para que ello sea posible. Que quieres que te diga, estos no pegan puntada sin hilo. Además, los dos grandes se ponen de acuerdo rapidamente, si de lo que se trata es de hacer ruido, para dar la sensación de que el carro vá. Acaso, podemos decir que esta Ley, va en dirección a la necesaria regeneración democrática. QUE CAMBIEN LA LEY ELECTORAL, LA DE FINANCIACIÓN DE PARTIDOS, LA ELECCIÓN DEL CONSEJO DEL PODER JUDICIAL, TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, ETC. ETC. y entonces lo veré de otra manera. EN FIN, YO LO VEO ASÍ.

    ResponderEliminar
  12. Cache Navia

    Sigo con las buenas costumbres...que clarito eres, pero te has olvidado decir que con cada obra que hacen las comisiones engordan sus bolsillos.,por eso tantas y tantas obras inutiles, tantas y tantas subvenciones.....están fuera de la ley, por tanto que cada politico pague con su bolsillo todo lo que nos "han robado"

    ResponderEliminar
  13. Pilar Zamora Ruiz

    Debería serlo y castigar duramente a los que despilfarran el dinero de todos.

    ResponderEliminar