miércoles, 8 de junio de 2011

Pais Vasco, retorno al pasado.


Pais Vasco, retorno al pasado.
La obstinación de Rodríguez Zapatero junto a la extralimitación del Tribunal Constitucional para permitir que Bildu esté en las instituciones, comienza a tener sus primeras consecuencias visibles en el País Vasco. La victoria de los chicos de Bildu en muchos ayuntamientos y la diputación de Guipúzcoa nos ha devuelto a un escenario tan tremendo como hace veinte años. Ahora ETA no mata, es que no tiene necesidad. Con su acceso a la documentación oficial se ha puesto en manos de ETA las armas para chantajear a todo aquel que se interponga en su camino. Y si la cosa se les pone difícil, con acercarse a los zulos y utilizar de nuevo su arsenal lo tienen resuelto.
Ahora sabemos por la documentación incautada a ETA que la organización terrorista dio orden expresa a los miembros de su nueva marca electoral para que disimulasen su vinculación con la banda cuanto fuese necesario con tal de burlar la Ley de Partidos, lo cierto es que, gracias a la repugnante y condescendiente sentencia de los magistrados del Tribunal Constitucional Pascual Sala, Pablo Pérez Tremps, Adela Asúa, Elisa Pérez Vera, Eugenio Gay y Luis Ortega, los proetarras han podido volver a presentarse a las elecciones sin tan siquiera tener que condenar uno solo de los casi mil asesinatos perpetrados por la organización terrorista.

La Policia y Guardia Civil junto con la gendarmeria francesa insisten que ETA está aprovechando este periodo de tregua para rearmarse y reorganizarse en vistas a un nuevo recrudecimiento de su lucha armada. A todo ello hay que sumar la vergonzosa "rehabilitación" y el abierto respaldo a Bildu de los miembros recién liberados de la ilegalizada Batasuna o de miembros no arrepentidos de su "brazo armado" a su salida de prisión, que el candidato Rubalcaba ha puesto empeño en ponerlos en circulación para que puedan seguir amenazando y obligando a cada ciudadano “que no es de los nuestros” a seguir mirando debajo de su coche todos los días cuando va a su trabajo .
En Elorrio donde los miembros de Bildu han obtenido seis concejales por otros seis del PNV se les ha vuelto a ver "el pelo de la dehesa etarra" con un amenazante panfleto repartido por los buzones de la población, señalando quie va a decidir el empate, el único concejal del PP Carlos García como objetivo, cuando éste ha manifestado públicamente que no iba a apoyar a los filoetarras para la alcaldía. Esto nos da una idea de lo que va a ocurrir dentro de poco en el Pais Vasco en el que ETA no matará mientras no haya quien se enfrente a ellos. Si esto ocurre lo tienen fácil, volverán al zulo.

7 comentarios:

  1. Josemaria de Andres

    ¿Es que no se sabía?

    ResponderEliminar
  2. Cache Navia

    Esto lo sabiamos todos los españoles de bien, los otros le deben muchos favores. Los del pnv porque esos son sus cochorros, los del psoez no digamos...todos lo sabemos o al menos lo sospechamos....incluido los accidentes...y los del tc. porque no tienen dignidad, son unos cobardes.

    ResponderEliminar
  3. Alberto Olivera Muxí

    Solo dire lo que todo el mundo sabe. Que el constitucional , me parece que de magistrado solo es el Pascual los demas no se que pintan . i que ZP es tonto ( o se lo hace) nos ha metido aBildu y a arruinado el pais

    ResponderEliminar
  4. María Jesús Ramón Riera

    una verguenza enorme me da, que dignidad tendrán zp y los magistrados del tc ninguna

    ResponderEliminar
  5. Agapito Maestre

    En Elorrio, un concejal del PP ya ha sido amenazado por Bildu-ETA; tampoco se han salvado algunos medios de comunicación, entre los que estaba Libertad Digital, de ser señalados como víctimas de nuevos atentados por la coalición Bildu. Todo esto, naturalmente, era lo previsto; en cierto sentido, era sabido desde el momento que el Tribunal Constitucional legalizó a esta banda para que participara en el proceso electoral del 22-M.
    La brutalidad que ha traído Bildu-ETA a las instituciones no sólo es compartida por diversos actores políticos, sino que es fruto de una falacia argumentativa que, curiosamente, han defendido los que sufren las consecuencias de su legalización. Hay que integrar a los violentos, decían los del PNV. El resultado de esa integración está a la vista: los cargos electos del PNV no quieren que se enteren los de Bildu del estado de sus cuentas bancarias. Temen que ETA-Bildu entre en acción violenta el día menos pensado. Pero, con la llegada de la brutalidad, obviamente ha llegado la hora de criticar a los brutos. Sí, sí, es el momento oportuno de mostrarle a Patxi López, autor de unas declaraciones malvadas acerca de la tranquilidad que se respiraba en el País Vasco, después de haber sido legalizada la coalición electoral Bildu por el Tribunal Constitucional, su brutalidad.
    Los filo-etarras no mataron a nadie durante la campaña electoral. Tampoco amedrentaron a ningún paisano y menos aún se les ocurrió amenazar con que seguirían matando. No necesitaban nada de eso para imponer su violencia. Ellos no tenían que imitar las conductas brutales de la antigüedad para mostrar su violencia. Bastaba decir su nombre para que todos supiéramos que representaban a ETA: la banda criminal que ha matado, extorsionado y, por supuesto, seguirán haciéndolo, sin ningún otro límite que él impuesto por ellos mismos. El mismo día que el Tribunal Constitucional legitimó la entrada de ETA-Bildu en las instituciones democráticas, insisto, desapareció el concepto clave del Estado moderno, a saber, el único que tiene el monopolio legítimo de la violencia es el Estado.
    Ahora cualquiera, como muestra Bildu en Elorrio, puede hacer uso de la violencia para imponer sus criterios. Eso es lo que hace la banda terroristas ETA a través de Bildu. La cosa es clara. Hay, sin embargo, un pretexto terrible, utilizado por el Tribunal Constitucional y por otros muchos estultos, menos conocido, pero que era y es el "argumento" principal para legalizar a ETA. Me refiero a esa falacia argumental que considera que la mejor manera de acabar con el terror y la violencia de ETA es integrándola en el espacio público-político. El buenismo que desprende esa falacia es tan perverso como ridículo. La gente que así "razona" es brutal, porque, aparte de no ver la principal fuerza del Estado moderno, introduce la violencia y el terror en aquellos lugares donde reinaba la paz. La legalización de Bildu-ETA no sólo no integra a los violentos, sino que, por el contrario, mancha de terror, locura y brutalidad los espacios que el Estado había limpiado anteriormente.
    He ahí el resultado de las "buenas" intenciones de Zapatero: la instalación de la brutalidad, la violencia y el terror en el espacio público-político. Un paso atrás en nuestra pervertida democracia.

    ResponderEliminar
  6. María Jesús Ramón Riera

    y este concejal del pp que es un valiente y que podemos hacer pero algo si tendriamos eso ya no es aguantable

    ResponderEliminar
  7. siona

    La única buena noticia que nos han venido de las elecciones del País Vasco,pero esosí,una maravillosa noticia.
    ¡Enhorabuena valiente!

    ResponderEliminar