domingo, 19 de junio de 2011

Deudas astronómicas

Deudas astronómicas
L.D.
Los políticos han provocado que España haya incurrido en uno de los mayores deterioros presupuestarios del mundo desarrollado (OCDE) durante la crisis financiera internacional, tan sólo superado por Islandia e Irlanda. El Gobierno sigue insistiendo en que la deuda pública española sigue siendo inferior a la de otros socios europeos, pero oculta el espectacular (por inédito) descuadre de las cuentas públicas nacionales.
La deuda total del sector público (Estado, CCAA y Ayuntamientos) se ha disparado en 299.336 millones de euros desde 2007, lo que supone un aumento del 78,6% durante la crisis. El nivel de deuda ha pasado del 36,1% del PIB en 2007 hasta el 63,6% en el primer trimestre de 2011, según los datos publicados este viernes por el Banco de España. Ello implica una factura extra de 21.000 euros para cada contribuyente neto.
Los datos muestran que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords históricos, a pesar del compromiso de estabilidad presupuestaria adquirido en los últimos años. Pero la crisis ha agravado hasta el extremo esta situación. La deuda regional supera ya los 121.420 millones de euros, la cifra más alta de toda la serie histórica.
Por organismos, la deuda del Estado asciende ya a 521.007 millones (48,7% del PIB), la de las CCAA supera los 121.400 millones (11,4%), mientras que la de los ayuntamientos se sitúa en 37.352 millones (3,5%).
Desde 2007, la deuda estatal sube en 230.000 millones (78,7%). Sin embargo, son los gobiernos autonómicos los que han registrado un mayor descuadre en este ámbito, tras disparar su deuda en 61.600 millones, lo que implica un 103% más (el doble). El endeudamiento municipal sube en 7.960 millones (un aumento del 27%).
De seguir esta evolución, es muy probable que la deuda pública que dejará en herencia Zapatero supere los 24.000 euros previstos oficialmente por el Gobierno. Y es que, el Ejecutivo estima que la deuda se sitúe en el 68,7% del PIB en 2011 (apenas unos 50.000 millones más de aquí a finales de año). Sin embargo, los datos muestran una evolución muy superior: la deuda ha crecido en cerca de 100.000 millones entre marzo de 2010 y marzo de 2011.
Los datos muestran que desde el año 1995, el endeudamiento de las regiones no ha parado de crecer, batiendo en cada ejercicio récords históricos, a pesar del compromiso de estabilidad presupuestaria adquirido en los últimos años. Pero la crisis ha agravado hasta el extremo esta situación. La deuda regional supera ya los 121.420 millones de euros, la cifra más alta de toda la serie histórica.
El Estado autonómico, que la casta política, con el Rey a la cabeza, sigue defendiendo como la mayor conquista de nuestra democracia, ha servido para exacerbar los delirios separatistas de las regiones con presencia de partidos nacionalistas, para provocar enfrentamientos entre regiones limítrofes, para fraccionar un mercado ya de por sí pequeño convirtiéndolo en una maraña de regulaciones que ahuyenta al inversor extranjero y para multiplicar por varios factores el gasto público que hemos de soportar los contribuyentes actuales y las dos generaciones siguientes como mínimo. Si este es el éxito del que todos debemos felicitarnos, qué considerará la casta gobernante un fracaso colectivo.
Convertidas en corralitos al servicio de los políticos periféricos más desvergonzados, ni siquiera tienen suficiente con los recursos que se les entrega anualmente gracias al esfuerzo de todos los españoles. No les basta. Por eso necesitan pedir prestado en nuestro nombre una cantidad monstruosa de dinero al exterior, que en estos momentos ya supone casi el 12 por ciento de la riqueza nacional. Nos vacían el bolsillo, piden prestado a cargo de todos los españoles un dineral para colocar a los hermanos tontitos y al resto de la izquierda y no sólo no están contentos sino que acusan a los que financiamos sus francachelas de oprimirlos una barbaridad.
No hay autonomía que se salve del desastre financiero, pues todas en mayor o menor medida son máquinas de consumir la riqueza privada que tanto esfuerzo nos cuesta producir a los ciudadanos, convertidos en víctimas de un sistema territorial inasumible. Hay que acabar con todas ellas y enviar a los políticos autonómicos al paro, no sólo por dignidad nacional, que ya sería motivo de peso, sino por una mera cuestión de supervivencia. La de nuestros hijos.
La ministra de Economía ha rechazado las dos principales propuestas que le ha hecho el Banco de España para poner coto a nuestro descontrolado déficit público en unos momentos en los que la prima de riesgo de la deuda española roza el máximo de los 290 puntos. Salgado no quiere saber nada de una nueva subida del IVA, lo cual está muy bien; pero tampoco quiere establecer un techo de gasto a las comunidades autónomas, lo cual está rematadamente mal.
Y en esas estamos. A la irresponsabilidad de unos, pero pagada por todos, se le llama "autonomía financiera"; mientras, a los ciudadanos se nos ordena hasta en lo que tenemos que ahorrar.

7 comentarios:

  1. ANANEWYO

    La solución es de lo más simple: fuera autonómias, fuera el Senado, fuera la mitad de ayuntamientos y diputaciones, los excedentes de la casta política a pico y pala, es decir a trabajar.

    ¿Donde estan los españoles que deberían reaccionar ante tanto abuso?.
    Preparando las vacaciones de verano, después el puente del Pilar, seguidamente las fiestas navideñas y fín de año. etc.etc.. Aún se vive demasiado bien para preocuparnos por lo que esta pasando, lo malo es que cuando se quiera reaccionar, quizás ya sea misión imposible.

    ResponderEliminar
  2. AJ

    Y para pagar todo este entuerto congelan las pensiones y bajan el sueldo a los funcionarios mil-euristas. Y luego dicen que Franco era el malo.

    ResponderEliminar
  3. Angelica Fernandez

    Lo que no me explico, es, que un "pueblo soberano", pueda consentir a este gobierno socialista, que dilapiden el dinero de nuestros impuestos, beneficiándose ellos, imponiéndose unos sueldazos superlativos, con el afán de enriquecerse ellos... y sus realeas, a quienes regalaron a manos llenas y sin considerar que ese dinero no les pertenece. Cada vez que entran los socialistas en el gobierno, dejan España al garete, pero en cambio ellos y sus amiguetes de turno, se enriquecen a manos llenas. Yo quisiera saber ¿QUIÉN VA A JUZGAR A ESTOS SUJETOS, Y CUÁNDO? Ya estamos hasta la coronilla de pagar a unos ineptos trincones, y malversadores, que nos están mandando a la puñetera mierda a los españoles de bien y al país. Por delitos menores que éstos, tienen a muchas personas encerradas en la cárcel. Quisiera saber.....¿ DONDE ESTÁ LA JUSTICIA QUE NO TOMA CARTAS EN EL ASUNTO? ¡¡QUE VENGA DIOS Y LO VEA!!

    ResponderEliminar
  4. Marisol Lopez-brea

    Y encima por un trabajo hecho por advenedizos,e ignorantes sin cualificar,roza lo paranormal.

    ResponderEliminar
  5. Angelica Fernandez

    Para lo que sí están cualificados, es para trincar y agitar a los ciudadanos con la manida Memoria Histórica. Tiran del comodín de Franco, contra la oposición, cuando no tienen argumentos para responder a todas sus "MATURRANGAS"

    ResponderEliminar
  6. Marisol Lopez-brea

    Y del Valle de los caidos,así no se habla de lo caidos que estamos todos los españoles.Deberían ser juzgados,si no a que llamamos justicia...

    ResponderEliminar
  7. Angelica Fernandez

    Hola Marisol. A estos rojeras, no se les puede coger, ni con pinzas. Solo destilan odio y afán del poder, por el poder, y por poder trincar al País, hasta los tuétanos. La justicia, brilla en España por su ausencia. ¿No te parece, que si en España hubiera Justicia, estos, ya estarían en las cárceles?.

    ResponderEliminar