viernes, 30 de diciembre de 2016

La destitución de la inspectora jefa de la ONIF

Resultado de imagen de margarita garcia valdecasas fotos

El Gobierno hará oficial este viernes la destitución de la inspectora jefa de la Oficina Nacional de Investigación de Fraude (ONIF), Margarita García-Valdecasas, cuyo nombre se ha visto salpicado por la investigación a su marido, Alejandro Pérez-Calzada, por un presunto delito de blanqueo de capitales y que fue la encargada de presentar las acusaciones contra Rodrigo Rato.

Margarita García-Valdecasas se ha visto salpicada por una investigación por un presunto delito de blanqueo de capitales de su marido, Alejandro Pérez-Calzada. Fue apercibida por el juez por un delito de "desobediencia" debido a los continuos retrasos en los informes contra Rodrigo Rato.

De hecho, su actuación mas sonada fue actuar contra Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno, expresidente de Bankia y exdirector del Fondo Monetario Internacional. García-Valdecasas acudió a la Fiscalía Anticorrupción para solicitar la apertura de una investigación a Rato por su patrimonio personal. Aunque su petición fue rechazada, la ONIF acudió a la Fiscalía de Madrid requiriendo el registro de su domicilio y provocando la investigación por su matrimonio en un Juzgado de la capital.

En el marco de la investigación, el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, citó a García-Valdecasas como la responsable del informe que había iniciado las pesquisas contra Rato. No obstante, la inspectora jefa de la ONIF aseguró no haber ratificado el informe y señaló a los dos autores del mismo.

Sea lo que fuere, su departamento, la unidad de élite de la Agencia Tributaria que actúa contra las grandes fortunas sospechosas de defraudar, dirigió la entrada y registro en el domicilio de Rato, y fue su equipo de Aduanas -que trabaja para la Agencia- quien comunicó al ministro en la época de José María Aznar que estaba detenido durante las horas del registro. Algunos dicen que García Valdecasas únicamente es un títere del Gobierno, concretamente del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, su superior jerárquico.

Aquellos que conocen y trabajan con la inspectora jefa de la ONIF coinciden en su fuerte carácter. Sin embargo, mientras unos la califican de prepotente en el trato con sus subordinados y demás funcionarios con los que se tiene que cruzar para llevar a cabo su trabajo, otros entienden que su forma de actuar se debe a que le resulta indiferente lo que piensen de ella. Los que la defienden insisten que actúa y trabaja según su parecer y no se deja amedrentar.

Marga, como se hace llamar e incluso como firma, llegó al frente de la ONIF en 2013, designada por Santiago Menéndez al poco de llegar éste a la dirección de la Agencia Tributaria tras una remodelación de Montoro, que decidió destituir a los altos cargos de la AEAT tras un error en unos datos remitidos al juez de Palma José Castro sobre la infanta Cristina de Borbón.

Un tinglado familiar

El marido de García-Valdecasas, Alejandro Pérez-Calzada, ha sido señalado por un presunto de delito de blanqueo de capitales dirigida por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata y la Fiscalía Anticorrupción. El pasado 29 de junio la Guardia Civil irrumpió en el domicilio familiar en busca de documentación relacionada con cuentas en el HSBC de Ginebra.

Cabe recordar que García Valdecasas es la jefa de la Unidad de Hacienda que analizó toda la documentación aportada por Hervé Falciani, en una trama en la que finalmente acabó imputado su marido.

Según El Confidencial, Pérez-Calzada tenía montado un chiringuito que presuntamente operaba de la siguiente manera: los interesados enviaban cantidades de dinero desde Suiza a cuentas controladas por él mismo en Andorra. A partir de ahí, el marido de Margarita García-Valdecasas sacaba el dinero y lo traía a España para entregárselo en mano a sus dueños y percibía una supuesta comisión. Las transacciones se habrían realizado en efectivo para evitar dejar ningún rastro que la oficina que dirige su mujer pudiese detectar.

5 comentarios:

  1. José Redondo

    Es que investigaba mucho??

    ResponderEliminar
  2. Jose Luis Carrasco Zafra

    que la destituyan y la echen y si cometio algun delito a la carcel ella y el marido y a ver si se lleva por delante a su mentor.

    ResponderEliminar
  3. Carlos Rivera Huidobro

    Corrupción instaurada de forma crónica en el Estado de España 🇪🇸

    ResponderEliminar
  4. María Luisa Bello Gutierrez

    CHORIZA DE MIERDA CORRUPTA ASQUEROSA

    ResponderEliminar
  5. Luis Rosario Parrizas

    Quién vigila al vigilante, quién inspecciona al inspector, quién juzga al juez...
    Sin independencia, la pescadilla que se muerde la cola o el cuento de nunca acabar.

    ResponderEliminar