viernes, 8 de enero de 2016

La violación islámica de Nochevieja y el silencio clamoroso de las feministas



El dia de Nochevieja se produjeron en Colonia y otras cinco localidades alemanas un ataque masivo y organizado de mas un millar de musulmanes a las mujeres alemanas, el día de Nochevieja ante la pasividad del gobierno alemán. La alcaldesa de Colonia ha venido a decir lo que se ha convertido en uno de los principales tópicos del machismo mítico, que si fueran un poco más modestamente vestidas no pasaría lo que ha pasado. Ese tipo de cosas por las que la prensa crucifica a algún osado obispo, pero sin necesidad de sacarlo de contexto y elevado a la máxima potencia.


El informe policial señala que la causa principal de las agresiones no eran el robo, sino la violencia sexual y el desprecio hacia las mujeres agredidas: “En los datos personales obtenidos, la mayoría de las personas solo podían identificarse como solicitantes de asilo en la Oficina Federal de Documentos de Identidad del departamento de Inmigración”. Y explican que entre otro de Afganistán, Irak o Turquia la mayoría de ellos pertenecían a los solicitantes sirios de las últimas oleadas.

Estos hechos han dejado en evidencia que entre los cientos de miles de refugiados procedentes del infierno de Siria se han introducido en Europa no solo terroristas infiltrados del Estado Islámico, también grupos organizados violadores de mujeres. Para ellos la mujer occidental que no se tapa con velos o persianas es menos que escoria gratuita al alcance de estos malnacidos.

Estos hechos han dejado al descubierto la candidez de la Sra.Merkel al aceptar en el territorio alemán estas oleadas inasumibles de este personal formado dentro de la cultura del islam que desprecia nuestra forma de vivir y ha dejado a la vista la realidad del feminismo reividicativo y subvencionado que asalta capillas católicas o monta cabalgatas en burla al sentimiento católico y es incapaz de manifestarse para protestar por estas violaciones masivas ante una mezquita. A estas alturas lo más interesante haya sido la reacción de las organizaciones feministas, vacilando entre un incómodo y atronador silencio y las disculpas más disparatadas.

Hace unos días, una campaña pública de la Guardia Civil para que la gente no bebiera en exceso en Nochevieja, que tuvo la imprudencia de sacar el sexo equivocado en la foto, fue tachada de machista con la habitual indignación por las feministas de guardia y compañeros de viaje. Dos días después se produce el mayor caso de asalto sexual masivo y podía oírse una mosca, hasta que en redes sociales se aventuraron las teorías más peregrinas, como que las noventa asaltadas y los incontables testigos se habían inventado las acusaciones por xenofobia. Es decir, que ayer se decretaba como dogma incontestable que las mujeres no mienten jamás cuando denuncian abusos y que las denuncias falsas son un mito, y hoy debemos creer que cientos de alemanas se han puesto de acuerdo en una noche para constituirse en excepción masiva.

11 comentarios:

  1. Dolores Perales Vivancos

    Desde luego donde hemos llegado para que no nos llamen racistas vamos a tener que tragar con cualquier cosa

    ResponderEliminar
  2. TOWANDA619

    Lo peor es que en sus países de procedencia actúan como gente normal y no toleran que un occidental ni siquiera mire a sus mujeres.Integración, racismo, asilo...chorradas. El Islam ha demostrado ser una cultura no evolucionista, anclada en el pasado, invasiva e intolerante. Envidian nuestro modo de vida que en realidad les gustaría tener pero que no lo consiguen, porque llevan enraizado en su cultura el fanatismo religioso y por eso nos matan.Ellos nunca evolucionarán y cuando algo no evoluciona, acaba muriendo. Lo malo es que desde occidente,los políticos se reprimen ante la idea que todos en el fondo piensan:expulsarlos a sus países de origen, Los musulmanes europeos que ya viven entre nosotros (creemos que integrados pero no es asi), resultan ser los mayores culpables de esta situación.¿Por qué? Por su permanente connivencia y asqueroso silencio.

    ResponderEliminar
  3. Lavinia

    Los lemas, los prejuicios, las líneas rojas y las idioteces nos tienen atados de pies y manos. O nos unimos y nos hacemos fuertes, o estamos acabados.

    ResponderEliminar
  4. Vicky Sanz Balbacid

    ESTAS SOLO CHILLAN CUANDO VAN CONTRA LA DERECHA.........SE LES VE LA PLUMA DE LEJOS.

    ResponderEliminar
  5. Aurelio José de Matheo

    El feminismo es un negocio y una estafa, como el género y la homosexualidad. Un saca-cuartos de los socialistas pijo-progres-renteros, de despacho, nacidos el mayo del 68

    ResponderEliminar
  6. Periodist

    Que casualidad que no eran un grupo de católicos o de budistas, siempre son los mismos. Y encima dejamos que nos invadan poco a poco. Que asco de políticos europeos

    ResponderEliminar
  7. un europeo que esta totalmente de a cuerdo con todos los comentarios escritos arriva. El buenismo europeo nos va a llevar al desastre. y aun quieren meter a turquia en la comunidad europea, eso nos llevara a que tengamos que convertirnos en musulmanes o que nos corten la cabeza o nos hechen de europa. y el que no lo vea es porque es ciego o no lo quiere ver.

    ResponderEliminar
  8. Jose Muñoz Parra

    Malas mierdas los ahoguen a todos los emigrantes que vienen a hacer daño

    ResponderEliminar

  9. Aurelio Murillo a través de Los rábanos por las hojas
    ·
    Durante años se nos ha llenado la boca de racismo, y ahora lo empezamos pagar.

    ResponderEliminar
  10. Jose Muñoz Parra

    A tomar por el culo todos estos islamistas y todos estos putos políticos.

    ResponderEliminar