miércoles, 27 de enero de 2016

El reto de Colau a Iglesias hace peligrar su pacto con el PSOE


Eran pocos y parió la burra. En Cataluña ha aparecido un partido más de izquierdas, lo lidera Ada Colau, con la intención de darle un sentido mas transversal y aunar todas las fuezas de izquierda catalanas. Así lo ha anunciado la alcaldesa de Barcelona y líder de BComú, Ada Colau, que ha comparecido en rueda de prensa junto al cabeza de lista de En Comú Podem, Xavier Domènech, al diputado y miembro de la Mesa del Congreso, Marcelo Expósito, y a la dirigente de la ejecutiva de BComú, Susana Segovia.

Barcelona En Comú, que lidera Ada Colau, impulsa un debate interno "transversal" y abierto a los ciudadanos para crear un "nuevo espacio político" en Cataluña, que aúne a las izquierdas más allá de las siglas y del "partidismo" para representar el "cambio" iniciado en las municipales y consolidado el 20D y que girará en torno a la defensa de los derechos sociales, contra la corrupción y por el ejercicio del derecho a decidir.

La reacción de Podem con quien ha estado coaligado hasta ahora, en inferioridad de condiciones y con una dirección colegiada tras la dimisión de la secretaria general en Cataluña, Gemma Urbasart, y su equipo, no se ha hecho esperar. En los próximos días se iniciará un proceso de evaluación y debate que deberá culminar en la elección de un secretario general y una consejo ciudadano (ejecutiva). Solo una vez constituida su propia estructura, “se debatirá la política de alianzas y se valorarán los diferentes escenarios, decidiendo conjuntamente qué hoja de ruta asume como organización”.

Si la apuesta de la alcaldesa de Barcelona se mantiene en los términos expresados, la organización catalana de Podemos deberá elegir entre seguir siendo una fuerza soberana en el panorama político catalán o difuminar su identidad dentro del nuevo partido. El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, aboga por buscar un acuerdo para que Podem forme parte del nuevo partido, por lo que reclama tiempo. La estructura de Podemos en Cataluña no tendrá constituidos sus propios órganos antes de marzo, y cualquier acuerdo hay que "cocinarlo lentamente". Con todo, la premisa pasa porque el nuevo partido de izquierda, que según reconoce Errejón responde a una "demanda popular de construcción de una opción catalana", se fome "con Podem".

Ante esta situación y ante las posibles negociaciones de Pablo Iglesias con el PSOE de Pedro Sánchez, para el gobierno de España este hecho complica aun si cabe los números para sacar adelante el proyecto ya que a los 69 diputados que Iglesias dice tener bajo su control, deberían sustraer probablemente a muchos de los 12 diputados de la coalición catalana, mas los 9 valencianos de Compromis, que se ha presentado con las siglas de Podemos, que no piensan renunciar al “Derecho a decidir”. 

Si la apuesta de la alcaldesa de Barcelona se mantiene en los términos expresados, Podemos deberá elegir entre seguir siendo una fuerza soberana en Cataluña o difuminarse en otra marca. El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, aboga por buscar un acuerdo para que Podem forme parte del nuevo partido, por lo que reclama tiempo. La estructura de Podemos en Cataluña no tendrá constituidos sus propios órganos antes de marzo, y cualquier acuerdo hay que "cocinarlo lentamente". Con todo, la premisa pasa porque el nuevo partido de izquierda, que según reconoce Errejón responde a una "demanda popular de construcción de una opción catalana", se fome "con Podem".

"Su intención es quedarse con los cuadros de ICV y con la fuerza de Podemos en el cinturón metropolitano"

Desde la dirección colegiada del partido en Cataluña destacan su “generosidad a la hora de construir en común los diferentes proyectos en los que nos hemos embarcado", y reclaman que esta debe ser valorada para evitar una suerte de OPA hostil. Un escenario al que también se enfrentarían ICV y EUiA, ambas organizaciones con una amplia organización territorial y una larga trayectoria política a sus espaldas. "Se tendrán que ir produciendo pasos para que se conforme esa opción que todos deseamos", vaticinaba Errejón.

La izquierda tradicional, arrinconada

Apoyándose en el ejemplo de Barcelona en Comú, fuentes de la dirección colegiada de Podem no esconden su temor de que la intención de crear el nuevo partido sea "controlar la marca y controlar la confluencia". Los órganos de decisión del partido de la alcaldesa, explican, están formados por el "pinyol", su núcleo duro, a pesar de que la coalición fue impulsada por diferentes fuerzas de izquierda, entre ellas Podem.
El apoyo de Colau ha sido hasta la fecha la clave del éxito político de las alianzas en Cataluña. Su formación no se integró en la coalición con la que Podemos concurrió a las elecciones del 27-S, Cataluña Si Que Es Pot, y cuyos resultados fueron un fracaso al ser relegada al cuarto puesto con solo 11 actas, las mismas que el PP. Para el 20-D, en cambio, el equipo de la alcaldesa tomó las riendas y situó a la coalición como primera fuerza en Cataluña. Tanto Podemos como ICV y EUiA son conscientes de la necesidad del apoyo de Barcelona en Comú, aunque se han vuelto rehenes de éste hasta el punto de peligrar su futuro como organizaciones políticas.

La iniciativa arrincona a las fuerzas de izquierdas con implantación en Cataluña e incluso ha generado econtronazos entre ellas. Estas se han dejado ver ya en el seno de Catalunya Sí que Es Pot, donde Podem ha lanzado un ultimátum a ICV y EUiA para conseguir más "visibilidad mediática" mediante una reorganización de los tiempos de intervención con el actual portavoz de la coalición Joan Coscubiela (Iniciativa). En caso contrario se pondría en riesgo la continuidad de una coalición que desde Podemos ya daban como finiquitada ai se repetían los comicios catalanes. La izquierda catalana está en plena ebullición, tanto en lo organizativo (nuevas estructuras que buscan enterrar a las viejas) como en lo discursivo (creando un nuevo relato que busca integrar las viejas reivindicaciones de clase con las nacionales).

12 comentarios:

  1. Israel Suárez Rodríguez

    Estos se devoran entre ellos jajaja

    ResponderEliminar
  2. Jorge Montoro

    LA ZORRA Y EL MIERDA!!

    ResponderEliminar
  3. JL Gabaldon

    CUAL DE LOS DOS ME REPUGNA MÁS, DIFÍCIL, LOS SEPARATAS SON IGUALES DE INDESEABLES

    ResponderEliminar
  4. Xavier Valderas

    Como dice Anna Gabriel, seguro que la Colau también debe de ser una "malfollada" con esa cara. Porque.....¿quién va a querer follarse a esas tías, que de atractivas no le encuentro nada?. Emoticono smile

    ResponderEliminar
  5. Jose Maria Martinez Fernandez

    bueno yo,,,,,,,,,,,a mi edad y a oscuras , no me importaría

    ResponderEliminar
  6. Quinto Decimo Variabilis

    Por todos lo dioses!!! prefiro al hermoso Metrovio, que a su lado, es un pastelillo de miel y néctar.

    ResponderEliminar
  7. Xavier Valderas

    Alguna de ellas se reconoció como "malfollada",....¿pero es que todavía queda alguno que se quiera follar a esas?, si es así, mal gusto tendrán, y no creo que acaben satisfechos con el rabo ya colgante entre las piernas.Emoticono smile

    ResponderEliminar
  8. Xavier Valderas

    El país de las envidias, donde fulano si puede, roba a mengano, y de paso, además, se lo pone todo complicado si le ve ascender para pisarle los talones de la escala social.

    ResponderEliminar
  9. Sgjypunto Gjypunto

    estos dos están colgaos...

    ResponderEliminar
  10. Francisco Vega Romero

    No seáis ingenuos. Digan lo qeu digan, pactarán y nos tratarán de hundir. Espero que haya alguien valiente y sensato que nos saque del pozo en el que nos quieren meter. Yo voto si hay que votar y participo si hay que participar, pero no me dejaré pillar en casa como un conejito asutado.

    ResponderEliminar
  11. Angel Gil Garrido

    Cuidado con la gorda.

    ResponderEliminar