sábado, 9 de enero de 2016

Carles Puigdemont ¿El testaferro de Mas?




Junts Pel Sí y la CUP han alcanzado, in extremis un acuerdo, para investir nuevo Presidente de la Generalitat. Artur Mas desiste en presentrse como candidato a la presidencia de la Generalitat y nombra a quien va ser su sucesor. El elegido es Carles Puigdemont, el sicario mas radical de Artur Mas, actual Alcalde de Girona y presidente de la AMI, la asociación de municipios independentistas que, una gran mayoría de Ayuntamientos catalanes financia con el dinero de todos. 


Mas vive sus últimas horas como presidente de la Generalidad, pero no renuncia a nada, no se retira de la política y trata de urdir un papel protagonista en una legislatura más que convulsa. La CUP se lo ha cargado, pero él se consuela con la prevista renovación del grupo parlamentario de los antisistema y "antipatriotas". Ese fue el mensaje de fondo de la razón de su renuncia, según el propio Mas, que reiteró el argumento en varias ocasiones para dar "un paso al lado". y dice claramente que: "Los resultados que las elecciones no les han concedido, han tenido que rehacerlo con estas negociaciones".


El acuerdo que se ha firmado compromete que la CUP no votará en ningún caso a favor de propuestas de los grupos no partidarios del soberanismo del derecho a decidir. Y estaré vigilante de que eso se cumpla. Además, dos diputados de la CUP se incorporarán y entrarán dentro de la dinámica de Junts pel Sí".  Este es, con toda probabilidad, el fin de la CUP y también de CDC que prefieren seguir adelante y morir matando.

A cambio de la cabeza de Artur Mas, la CUP se habría comprometido a relevar a sus diputados más connotados a favor y en contra del antedicho, así como a facilitar la investidura, la estabilidad parlamentaria y la aprobación de los presupuestos, cediendo a Junts pel Si a dos de sus diputados.. Así consta en el documento firmado por la formación antisistema.

¿Hombre de paja?

Carles Puigdemont, de 53 años y natural de Amer (Gerona) esperiodista, licenciado en filología catalana, exredactor jefe de El Punt, ahora El Punt Avui, y fundador y director de la Agència Catalana de Notícies, una especie de agencia informativa oficial de la Generalidad que se creó durante la época de los tripartitos, así como del medioCatalonia Today. Puigdemont es alcalde de Gerona desde 2011 y puso fin a una hegemonía socialista de 32 años en la ciudad.

Fuera de Girona, ciudad de la que es alcalde, Carles Puigdemont es un perfecto desconocido, uno de los arietes del proceso separatista. A la vez que militante de CDC, Puigdemont ha sido activista de cuanta organización separatista haya existido desde la Crida a la Solidaritat, tanto en contra del idioma español, a favor de la organización Terra Lliure o al servicio de la ANC. 

A la CUP le gusta Puigdemont porque representa la unidad municipalista de CDC, ERC y la CUP, porque no es dudoso de falta de ardor independentista y porque ha protagonizado casos tan esperpénticos como de declarar "persona non grata" a la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, y afirmar que "los invasores serán expulsados de Cataluña" en febrero de 2013. 

Se interpreta que Puigdemont es el "testaferro" de Artur Mas, un títere del casi expresidente de la Generalidad, un hombre de paja del delfín de Pujol. Lo cierto es que su nombre ha aflorado en las últimas horas tras descartarse la vicepresidenta regional Neus Munté por "motivos personales". También se sabe que aspiraba a la sucesión de Mas en Convergencia.Su visceralidad cuadra con sus pretensiones. Sin embargo, la sombra de Mas es muy alargada y ya ha dejado claro que él no se retira de la política. Es decir, que aspira a refundar su maltrecho partido, lanza a Puigdemont a los leones y espera agazapado a su próxima oportunidad. 

12 comentarios:

  1. Nostrum De Nostrum

    La Generalidad en manos de un fanático, de un zombi estelado. Un tipejo que se permite llamar invasores a todo catalán que no se aviene a su credo nacionalista, y dice que hay que expulsarlos. Y Más, seguirá aforado (y aforrado) por supuesto.

    A esto queda reducida nuestra anhelada democracia (con minúscula) aquí y hoy tras cuarenta años de "perfeccionamiento". A hacer posible que por mor de un sistema electoral y unas leyes y mecanismos electorales que no hemos sido capaces de perfeccionar o de dotarnos de otros mejores, los designios sobre nuestras vidas y haciendas acaben en manos de ladrones, de minorías conchabadas y de personajes abyectos como este. R.I.P.

    ResponderEliminar
  2. Soledad Carpintero

    Pues seguramente porque este Mas tiene mucho que ocultar a igual que los Pujolones.

    ResponderEliminar
  3. Alejandro Gutierrez Millan

    Todo esto es muy triste, muy asqueroso...., pero no hemos sabido controlarlo. Y Pujol todavía sin encarcelar...

    ResponderEliminar
  4. Antonio Munoz

    Cabeza de hierro, cabeza dura.....cabezon....testaferro.......lo disimula...que de eso se trata de disimular.......la pela quizas...?

    ResponderEliminar
  5. Javier Martínez Gómez

    muchas urnas, muchas consultas, mucho escuchar al pueblo, pero la verdad es que le tienen un miedo terrible a que la gente se exprese en unas nuevas elecciones

    ResponderEliminar
  6. Bartomeu Ferrà Salas

    ..y vamos a ver sin el cheque de Montoro..si podrán sobrevivir los catalanes..

    ResponderEliminar
  7. Aparte de lo comentado hay que ampliar que Puigdemont es el presidente de bastantes MunicipiOs de Cataluña que su antecesor creo que esta siendo juzgado por fraude en las cuentas de dicha asociacion , ademas ha estado en varios periodicos de Catalunya recibiendo subvenciones de la Generalitat fue el promotor de fletar trenes desde Figueres para ir a las concentraciones por la independencia hizo tuits para hechar a los que dice invasores o no comulga con su ideologia y suma y sigue .Me parece que va directo a la ruina y caos de Catalunya

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Xavier Valderas

    Querido amigo Xavier, Puigdemont iba de tercero de la lista por Gerona, igual como Mas era el cuarto o quinto de la lista por Barcelona (si mal no recuerdo), lo cual esto se ha convertido en una democracia extraña a la hora de elegir presidente, que parece que lo eligen más los diputados a sus conveniencias que no el pueblo soberano indicando lista más votada del cabeza de lista de turno. Por cierto, no conocía la foto de Puigdemont en un encuentro familiar con el viejo "Padrino" catalán. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Jose Mota Moreno

    Nada positivo ni constructivo pueden esperar las sociedades catalana, española y europea de un futuro gobernante que afirma sin pudor ni recato que "los invasores serán expulsados de Cataluña, como lo fueron en Bélgica", frase que encierra todo el ideario del catalanismo. Esa ha sido la obsesión de los seguidores de los Pujol: asimilar a su cultura por medio de la salvaje inmersión lingüística a los de fuera y de paso a los de dentro castellanohablantes, y a los que no se integran amenazarles con esa consigna xenófoba de "¡fora xarnegos!".


    ResponderEliminar
  11. Lambert

    'Una Cataluña libre, independiente y socialmente justa' son palabras del sr Carles Puigdemont. Estoy seguro, repito seguro, que Cataluña puede ser libre e independiente. El sr Carles Puigdemont en 2011 con la crisis ardiendo, se subió el sueldo de alcalde un 18.7% hasta casi unos 29.000€ amén de las dietas. No estoy seguro, repito nada seguro, que con el Sr Carles Puigdemont Cataluña será socialmente justa.

    ResponderEliminar
  12. Carlos Márquez

    El perfil de Puigdemont es el de un ultranecionalista, con una formación que apenas le permitiría ganarse la vida fuera de la política. Todo lo ha sido gracias al partido. Hará lo que le digan.

    ResponderEliminar