sábado, 9 de marzo de 2013

La falacia del derecho a decidir



Los separatistas catalanes consideran que el argumento del “derecho a decidir” resulta poco menos que imbatible y que su formulación pone a la defensiva a todos los que se oponen a él. Ir contra el “derecho a decidir” es ir contra la democracia, dicen y el argumento ha calado en muchos. Sin ir más lejos en CIU, IC y PSC y en cierta parte de la izquierda del resto de España. El argumento-consigna es sin duda poderoso. Sobre todo porque se trata de una enorme mentira y de una verdadera falacia. Tan evidente en el fondo como emboscada en las formas.

El derecho a decidir de los catalanes supone no solo atribuirse un derecho inexistente sino expropiárselo este derecho a los demás, a quienes si lo poseen. El derecho a decidir esgrimido no es ni más ni menos que un hurto, un robo del derecho de todos los españoles. Un derecho sancionado por todos, votado por todos y expresado con diáfana claridad en la Constitución, ley de leyes y receptáculo del conjunto de libertades, derechos y deberes de la ciudadanía: la soberanía reside en el pueblo español en su conjunto.

Esa soberanía para serlo no puede ni ser troceada ni suplantada. Que es lo que ahora se pretende y se formula con cierta lógica desde el punto de vista del nacionalismo secesionista pero desde la mayor contradicción con sus propios principios por parte del socialismo cada vez más genuflexo y sumiso ante esos postulados reaccionarios y antiigualitarios. Porque ese derecho a decidir de una parte, 

Cataluña, es ante todo y sobre todo la suplantación del derecho a decidir de todos los españoles sobre toda y cada una de las partes de España. Supone, simplemente, un robo de un derecho que tenemos todos los españoles y que ellos pretenden sustraernos, apropiándose de él.

Con una agravante incluso. La pretensión iría y va aún más lejos. Y se refleja de manera esclarecedora en la relación que el PSC mantiene con el PSOE. Que no es otra que la del privilegio, el abuso y la desigualdad de trato. Resulta que el PSOE no tiene ni voz, ni autoridad ni presencia en las decisiones que el PSC tome en Cataluña, pero el PSC tiene, y ya se ha demostrado cuanta, derecho a presencia, influencia y decisión en el PSOE. Pues algo muy similar es lo que se ha pretendido siempre por parte del nacionalismo catalán. Yo influyo en el Estado cuanto puedo y quiero pero España aquí en Cataluña ni rechistar siquiera. Hasta los indpendentistas más rabiosos quisieran seguir con ese estatus y eso era lo intragable del Estatut anticonstitucional que presentaron.

En resumen y por lo claro, su famoso derecho a decidir no es ni más ni menos que robarnos a nosotros, a todos, un derecho y pretender que el todo no pueda decidir sobre la parte sino la parte sobre el todo.

8 comentarios:

  1. perhaps

    Ahora comprendo por qué a los socialistas les va tan mal. Para que no se queme la mesa quemo la casa. Con esa "mentalidad" tan extraña lo raro es que algo les funcione.

    ResponderEliminar
  2. Obimaxi

    Totalmente de acuerdo,y sobre todo una UPyD fuerte en toda España, o al menos en todas las regiones que todavía no han sido adoctrinadas por ese nacionalismo excluyente regional.

    ResponderEliminar
  3. Luis Rivero Cantero

    yo veo bien que los socialistas esten de acuerdo en la separacion de españa, asi se van con cataluña y nos dejan tranquilos a lo españoles.

    ResponderEliminar
  4. Francisco Ramírez Rodríguez

    Cada dia mas tontos. !que nivel de politicos! encima de separatistas, medio analfabetos y vagos por decreto.

    ResponderEliminar
  5. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Por esa regla de tres . El que vive en una casa tiene derecho a expropiarla ,aunque no sea el dueño . Hace un referendun en su casa y como el vive en la casa ,es de él ,. ( DERECHO A DECIDIR ) Democracia casera .

    ResponderEliminar
  6. Alberto Olivera Muxí

    Derecho a decidir de quien ,¿ de unos mangantes ?

    ResponderEliminar
  7. Joaquin Pastor ·

    Vaya por Dios, parece ser que a la caverna no le interesa la discrepancia de ideas ( y de ahí el haber censurado-suprimido una anterior intervención mia); pues bien hasta que lo borre de nuevo recordarle que la falacia la comete usted y que los catalanes no engañan y van por la verdad por delante y asi y a muchos nos parece muy bien, pueden decidir su futuro y para ello son libres de realizar su referendum.
    En cuanto alicantino que soy, parece ser que su estancia en mi tierra le ha hecho olvidar sus raices.

    ResponderEliminar
  8. Eva Garcia Perez

    A estas alturas quien se crea que decide y que su opinión o decisión tiene algún valor para la plutocracia mundial es que está muy despistado. Vivimos una oligarquía aplastante, una dictadura que ahora llamamos mercado. De todas formas, seguid soñando, todavía no nos cobran por ello, también se puede pensar... de momento no está prohibido.

    ResponderEliminar