sábado, 16 de marzo de 2013

Asaltar el cajero


Lo sucedido en Tenerife el pasado día 8 no ha sido un timo, sino un intento de robo con todas las letras, Resulta que  La Caixa se ha quedado con Banca Cívica, es decir, con todas y cada una de las cajas que la componían. Para poder engullirlas, sus informáticos tienen que trabajar como negros para integrar los sistemas de las cajas con el de CaixaBank. Enviar tarjetas nuevas, cambiar la numeración de las cuentas, cambiar el software que usan tanto los empleados como los cajeros para que sea el mismo para todos... Créanme que no es moco de pavo, y sin duda no es el trabajo más glamuroso que pueda buscarse un profesional de la cosa.

Cuando le llegó el turno a Caja Canarias, se avisó a todos los clientes de que durante un fin de semana no quedarían reflejados los movimientos en sus cuentas, pero que lo harían en cuanto terminaran la integración en los sistemas de La Caixa, lo que tuvo lugar el mismo sábado. Sin embargo, parece que alguien no se enteró y al sacar dinero vio que no cambiaba el saldo de su cuenta, así que pensó que el banco le estaba regalando el dinero por algún error. Lo difundió por las redes sociales y numerosos tinerfeños estuvieron haciendo cola para sacar cientos de euros gratis de los cajeros, muchos de los cuales se quedaron sin efectivo, lo que llevaba a la gente que hacía cola ante los susodichos a buscar otros. Por televisión hemos podido comprobar las largas colas que se formaron ante el inesperado maná.

Lo siento, pero todos estos chicos, amas de casa o jubilados que saltaron de la cama para asaltar cajeros no me dan ninguna pena. El banco ni siquiera les ha timado, pues avisó de lo que iba a suceder. Esta gente acudió en masa a los cajeros con la intención de robar. Y no metafóricamente. Si hubieran entrado en una sucursal y le hubieran distraído un billete al cajero, el de carne y hueso, sin que éste se diera cuenta, el hecho tendría exactamente la misma calificación moral. La única diferencia es que en el primer caso cuentan con la simpatía de mucha gente y la comprensión de las autoridades; en el segundo, acabarían sin duda delante de un juez.

Los timos funcionan bajo una premisa muy sencilla: aprovecharse de alguien que cree estar aprovechándose del timador. Desde la estampita a las elaboradas estafas de películas como El golpe o Nueve reinas, todos se basan en la falta de honradez de la víctima. Pero, naturalmente, para que exista timo debe existir alguien con voluntad de timar y que actúe en consecuencia. De ahí que lo sucedido en Tenerife el pasado día 8 no sea un timo, sino un intento de robo con todas las letras.

Naturalmente, el lunes llegó, se actualizaron los movimientos y habrá que restituir lo robado asi que llegó el llanto y el rechinar de dientes.

Luego nos quejamos de que la casta esto o la casta lo otro. De que si los políticos nos roban. De que si son lo peor de una sociedad modélica. Pero no, no somos modélicos. Si creemos que podemos robar sin que nos pillen, lo hacemos. Exactamente igual que nuestros políticos. Forma parte de nuestra cultura, de la que nacen también nuestras queridas élites, Tenemos difícil remedio.

7 comentarios:

  1. meinwonderland

    ¡Qué película tan buena aquella en que Tony Leblanc fingía ser bobo haciendo el timo de la estampita!. Eran tan sinvergüenzas el timador como el timado. Poco ha cambiado aquello.

    ResponderEliminar
  2. 3mas

    Lo mismo ha sucedido, en la mayoría de los casos, con la comercialización de las acciones preferentes, los clientes únicamente escuchaban el elevado tipo de rentabilidad, todo lo demás secundario, sin sospechar minimamente que riesgos contraian; en este caso es suficiente un bulo para que los clientes, picaros de cortas entendederas con vocación de rufian, se apresuren a conseguir el dinero que no les pertenece.

    ResponderEliminar
  3. Moto Cueli

    Pues La Caixa capaz de meterles el fin de semana un recibo, i como saldrá sin efectivo la cuenta o calderilla, encima les cobrarán recargo...

    ResponderEliminar
  4. Pursang

    Llevo años preguntándome cómo es posible que la gente siga votando a toda esta panda de sinvergüenzas que nos gobiernan desde hace décadas. Ya tengo la respuesta.

    ResponderEliminar
  5. toymuharta

    La gente es absolutamente ilusa, un banco catalán regalando dinero??? Antes mueren. Pero vamos, esto hubiese pasado en cualquier otro punto de España que se hubiese extendido el bulo. Típica mezcla de palurdismo y avaricia.

    ResponderEliminar
  6. José Lledó

    Quien roba a un ladrón, tiene 100 años de perdón. De momento gracias a la corrupta y miserable casta política, los bancos y cajas han robado al pueblo español 60.000.000.000 de euros, y si hablamos de la Caixa, ya nadie se acuerda de la estafa de las primas únicas que engancharon a media España y luego se fueron de rositas. Por eso me desagrada este artículo, defendiendo a la banca y a sus amigos y cómplices los políticos.

    ResponderEliminar