sábado, 3 de marzo de 2012

Sindicatos S.A.

Al conocer el caso del sindicalista-banquero que gana 181.000 euros anuales de Bankia para asistir a sus consejos de administración y los dona al sindicato UGT nos hemos enterado que existen muchos otros casos parecidos de sindicalistas que cobran cantidades aún mayores y sabiendo que estas centrales sindicales de CCOO o UGT están compitiendo con la empresa privada en el mundo de los negocios como la construcción, viajes, seguros, enseñanza etc. me rápidamente ha asaltado esta pregunta ¿Conocemos realmente todas sus fuentes de financiación? ¿Estas empresas están sometidas como todas las demás al régimen de fiscalización y tributación de resto de las empresas?

Existe un gran desconocimiento acerca de las finanzas de los dos grandes sindicatos de izquierdas, básicamente por dos razones: 1) sus fuentes de financiación son tan numerosas, que un equipo de peritos contratados por los propios sindicatos necesitaría no menos de seis meses al año para identificar todos los cauces del trinque; 2) sus cuentas no están sometidas al escrutinio de los organismos fiscalizadores del estado, en contra de lo que afirman sus líderes, que tampoco parecen muy por la labor de aportar luz al respecto: total, mientras el dinero público fluya con abundancia, la supervisión no sería más que una costosa excentricidad.
Los dos grandes sindicatos disfrutan del usufructo de los edificios que les fueron cedidos por el estado cuando se desarbolaron los sindicatos verticales del Franquismo; edificios que, según la ley ad hoc aprobada en su momento, formaban parte del patrimonio sindical incautado durante la guerra civil y la inmediata posguerra. De nada sirvió a algunos sindicatos hoy minoritarios, pero entonces boyantes, como la CNT, aducir que Comisiones Obreras se había fundado en los años sesenta y que, por tanto, no podía haber sido objeto de incautaciones patrimoniales treinta años antes.
A pesar de la evidente injusticia, la paz social y el relevante papel de las dos centrales mayoritarias de la izquierda como "interlocutores sociales" facilitaron que se les adjudicara un número impreciso de inmuebles, generalmente situados en las zonas más nobles de las capitales de provincias, por los que no pagan un solo euro de alquiler. Por no pagar, no pagan ni el IBI, que para eso Aznar se encargó de elaborar otra ley que les declaraba exentos del susodicho.
Con estas peculiares condiciones, el sindicalismo es una actividad empresarial que sólo recoge beneficios sin apenas coste, porque ¿en qué gastan el dinero los sindicatos? Una empresa al uso, además de pagar a los trabajadores, ha de comprar materias primas, transformarlas, establecer canales de distribución y vender sus productos. Con lo que le queda, ha de pagar el impuesto de sociedades y el resto de tasas fiscales y sociales exigidas por el estado.
Un sindicato realiza su actividad en unos locales que no le cuestan un euro, recibe subvenciones para llevarlas a cabo... y se queda con el resultado empresarial sin liquidar ninguno de los impuestos que todo contribuyente ha de satisfacer si no quiere pasar las de Caín. Por no pagar, no pagan ni los impuestos que deberían por los dividendos e intereses que les reportan sus inversiones en los mercados financieros.
El único coste conocido que tienen es el de sus trabajadores, situación de privilegio que no disfruta empresa alguna en un país civilizado.
No hay industria más boyante en nuestro país que el sindicalismo de clase (alta). Con unos ingresos fijos más que abultados, costes de producción prácticamente inexistentes y exenciones fiscales de todo tipo, si cotizaran en bolsa, UGT y CCOO formarían parte del IBEX 35. ¡Vaya que sí formarían! 
La pregunta que nos hacemos llegados a este punto cae por su peso. ¿Cómo es posible que, teniendo tantísimos ingresos y unos gastos ciertamente escasos, y estando como están exentos de tributación, UGT y CCOO estén despidiendo trabajadores y haciendo eres a mansalva? A ver si tienen un ratito Méndez y Toxo y nos lo aclaran. Sólo por curiosidad.

12 comentarios:

  1. Cuto Calleja

    Exactamente igual que con partidos políticos y patronal... y a eso añadiendo a la iglesia, a la economía sumergida y a que las grandes fortunas se refugian en SICAV y/o paraísos fiscales.... quien queda para pagar impuestos?

    ResponderEliminar
  2. ZPesehombre

    Desde ahora a Cándido Méndez lo llamaré "Mocho".- Por aquello del timo del Toxo-Mocho.

    ResponderEliminar
  3. AQUIESTAMOS

    Los sindicalistas o sindica-listos no representan absolutamente a nadie. Su ejemplo es lo mas vergonzoso de la sociedad. Estan salpicados los dos representantes maximos de irregularidades y despilfarro. ¿porque no justifica de donde han salido los 100.000 euros gastados en relojes el camarada de la UGT?. O los pisos de proteccion oficial juntos del camarada de CCOO. Donde esta el socialñismo o el comunim,o capitalista de ellos. en sus propios bolsillos y en su falta total de verguenza y dignidad.
    Asi es que calladitos estaria mas que mejor como dicen los de Tous.

    ResponderEliminar
  4. Mamerto

    Y si eso es asi (que lo es), porque solo les quitan el 20 porciento de subvenciones, porque no les quitan todas y que vivan de las cuotas de los afiliados. Todos conocemos a alguno de esos sindicalistos rebajados de trabajar y enriquecidos por el "cargo". Y no hace falta ser toxo ni mocho, cualquier mienbro del comite de empresa saca tajada. Hay sitios en que viviendas bien situadas que pertenecian al ministerio del ejercito y en origen se destinaban a trabajadores se fueron cediendo a estos sindicalistos (entre otros) pasando a ser propietarios por la modica cantidad de siete millones de las antiguass pesetas pagadas comodamente y vendidas despues por la sustacisa cantidad de 100 millones de las mismas pesetas pero ya traducidas a eurillos. si esto lo pueden hacer simples miembros del comite de empresa que no podran hacer toxo y mocho.

    ResponderEliminar
  5. Pablo_Iglesias

    ¿Alguien se ha parado a pensar cuantas pesetas son 1000 millones de euros que es lo que han recibido cada uno de los sindicatos durante los 7 años de gobierno del marxista traidor ZParo?
    .
    Pues son 166.400 millones de pesetas aproximadamente.
    .
    Aparte de eso entre la mafia sindical y la confederación empresarial han cobrado en estos 7 años otros 1225 millones de euros, a razón de 175 millones anuales. Que son aproximadamente 204.000 millones de pesetas.
    .
    Aparte de eso han cobrado las mafias sindicales (UGT y CC.OO) el 1% de cada trabajador que ha tenido la desgracia de sufrir un ERE.
    .
    ¿Y Quien les ha pagado esa pasta? Pues todos los españoles con nuestros impuestos, parados y no parados, jubilados y no jubilados, con los pensiones congeladas o sueldos rebajados.
    .
    Esas cosas pasaban mientras sumábamos 6.000 parados diarios hasta llegar a los 5,4 millones de parados, mientras bajaban el sueldo a los funcionarios un 5% y congelaban las pensiones.

    ResponderEliminar
  6. Pablo_Iglesias

    ¿Me puede explicar alguien como han canalizado los sindicatos los 5,4 millones de parados? ¿Y la congelación de las pensiones? ¿y la bajada del 5% de los sueldos de los funcionarios? ¿Y las vacaciones de lujo en cruceros y hoteles de Tocho mientras ocurría todo esto? ¿Y los más de 6 Rolex de Cándido Méndez mientras ocurría todo esto? ¿Y las mariscadas monstruosas del presidente de UGT de Andalucía mientras ocurría todo esto? ¿Y los 300.000 liberados que cobran sin trabajar? ¿Y la promesa de "dar cariño" al gobierno del marxista PSOE mientras cobraba subvenciones?
    .
    En Alemania los sindicatos NO COBRAN ABSOLUTAMENTE NI UN SOLO EURO EN SUBVENCIONES, se mantienen única y exclusivamente de las cuotas de sus afiliados. ¿Por qué no pasa ésto en España?
    .
    Si En España no cobrasen subvenciones los sindicatos no tendrían más remedio que trabajar para los trabajadores y no para los partidos.
    .
    Pero existen 2 problemas:
    .
    1) Que si se le quitan las subvenciones a las mafias sindicales (UGT y CC.OO) se hunden, ya que no tienen como afiliados ni al 15% de los trabajadores. Los trabajadores ya estamos hartos de que nos engañen.
    .
    2) Que las mafias sindicales (UGT y CC.OO) son el brazo político violento de los marxistas PSOE y IU en la calle y trabajan para sus respectivos partidos y no para los trabajadores.

    ResponderEliminar
  7. Ricardo Cruz

    Sindicatos=Psocialistos

    Y devuelvan el dineral que no es suyo a los españoles, antes de tanta manifestación!!!!

    ResponderEliminar
  8. Juana Garcia Martinez

    los normales osea nosotros

    ResponderEliminar
  9. Mayerbe

    Hoy he escuchado en la radio a un sindicalista que no permitirán que el PP les arrebate lo que han conseguido con Zapatero. Además de 6.000.000 de parados, no conozco haber conseguido algo más. Ni tienen ganas de trabajar ni dejar de estar colgados al bolsillo de los españoles que trabajan.

    ResponderEliminar
  10. Jose Antonio Ruiz

    puñado de sinverguenzas

    ResponderEliminar
  11. viriato17

    Hay que denunciar en internet el que lo sepa, de donde sacan tanto dinero estos trileros sindicalistas, denunciando a las instituciones públicas y privadas que lo hacen.

    ResponderEliminar
  12. Ricardo Cruz

    Que devuelvan todo YA!!! España entera lo demanda

    ResponderEliminar