viernes, 16 de marzo de 2012

Deudas autonómicas

El Servicio Estadístico del Banco de España ha dado a conocer este viernes la situación de la deuda pública a 31 de diciembre del año pasado, que en el caso de las comunidades autónomas aumentó un 17,2% en 2011, hasta registrar 140.083 millones de euros (el 13,1% del PIB). Tratándose de que el periodo contemplado pertenece a cuando la crisis estaba ya en su plenitud es significativo que la mayoría de estas comunidades tirara de deuda mientras desde otras administraciones ya se estaban haciendo esfuerzos para la contención del desmesurado despilfarro que están haciendo  unos organismos creados de forma artificial no para dar respuesta a las necesidades ciudadanas, sino para usurpar competencias ajenas y formar un paisaje político en el que las aspiraciones nacionalistas tuvieran cabida constitucional.

Porque el líder absoluto y relativo del endeudamiento fue nuevamente Cataluña, con 41.778 millones de euros, cantidad que representa el 29,8% del total de la deuda acumulada en el conjunto de las comunidades, con respetable distancia del segundo malgastador que es la Comunidad Valenciana que con 20.762 millones de euros vuelve a ocupar el segundo lugar por delante de Madrid, cuya deuda ascendió a 15.447 millones de euros. Entre las tres, acumulan el 55,6% del total del endeudamiento regional.
A continuación, figuran Andalucía (14.314 millones de euros), Galicia (7.009 millones), Castilla-La Mancha (6.587 millones), País Vasco (5.536 millones), Castilla y León (5.476 millones de euros), Baleares (4.432 millones), Canarias (3.718 millones), Aragón (3.403 millones) y Murcia (2.806 millones). Completan la lista Navarra (2.446 millones), Asturias (2.155 millones), Extremadura (2.021 millones), Cantabria (1.293 millones) y La Rioja (900 millones).
¿Para qué sirve una comunidad autónoma? Evidentemente, para nada; para nada bueno, me refiero. Sólo para depredar la riqueza de los ciudadanos y exacerbar las contiendas con el resto de autonomías y el gobierno central, al objeto de que la nutridísima clase política periférica pueda justificar su provincianismo cateto de boina, chapela, barretina y mariscada.
 El eje vertebrador de la política autonómica es el victimismo hacia un agravio ancestral, unas veces cometido por el Estado y otras por las provincias limítrofes, cuya solución histórica exige un esfuerzo económico cada vez mayor de los contribuyentes, los mismos a los que jamás se ha pedido opinión por esas supuestas traiciones de las que son objeto por parte de sus compatriotas.
 Con las transferencias en educación y sanidad, decisión de Aznar por supuesto sin consultar a los usuarios, la ruina del sistema era sólo cuestión de tiempo. Ese momento ha llegado y la solución que se nos propone es pagar todavía más por unos servicios de los que somos rehenes todos los ciudadanos, porque la clase política se cuida mucho de no permitirnos elegir acerca de la forma de educar a nuestros hijos, cuidar nuestra salud o garantizarnos el retiro.
 El mal llamado "copago" -porque no se va a pagar a medias con otro y además se trata técnicamente de una nueva tasa autonómica -, es la última afrenta de una casta política que ha hundido el sistema sanitario y aun así se niega a renunciar a sus prebendas devolviendo la competencia al gobierno para su gestión de forma centralizada. Falta dinero para financiar la sanidad pública, pero en lugar de ahorrar 20.000 millones de euros agrupando compras, costes y suministros, los políticos han decidido mejor dejar todo como está y sacar esos millones adicionales del triste bolsillo de los contribuyentes.
Siempre ha habido razones más que suficientes para execrar el sistema autonómico. En el mismo momento de su creación, pero especialmente ahora que nos ha llevado a la ruina al país entero. Desde 2008, año en que comenzaron a hacerse patentes los efectos de la crisis, las comunidades autónomas han duplicado el volumen de su deuda pasando de 72.000 a 140.000 millones, un baldón infame que esmalta esta construcción sociopolítica tan española, cuya principal utilidad ha sido el servir de colocación para miles de desocupados con carné de partido gobernante.

13 comentarios:

  1. Abuelo

    ¡Jope! ¿ En esto también somos los primeros?.

    ResponderEliminar
  2. cefer

    Lo cual demuestra que tanto recorte no sirve de nada, sino para empeorar las cosas. Y mientras tanto el president Artur Mas cobrando mucho más que cualquier otro autonómico: 144.000 euros anuales, con derecho a pensión desorbitada de 86000 euros, paga de expresident cuando lo sea de 115000 euros, etc, etc Así se podría seguir con los privilegios de todos los altos cargos, directores generales y políticos en general.

    ResponderEliminar
  3. San Cristóbal de la Laguna ...

    Pocos saben que el PARLAMENT (135 parlamentarios) tiene un coste de 52,3 millones €. El coste de el Senado es 55,14 millones € para 266 senadores. El Parlament puede bajar más su coste.

    ResponderEliminar
  4. Pedro Pérez

    Con las autonomías Madrid ha subido y Barcelona bajado. Madrid crea muchas más empresas que Cataluña en total y per capita. En PIB total están parecidas y per capital Madrid supera de lejos a Cataluña. También en paro está mejor. Y todo bajo las autonomías. El motivo es que Barcelona está mal gestionada y que tiene gastos monstruosos como sus mil canales y emisoras catalanas, que cuestan una millonada cada año. Desde fuera cualquiera lo ve, pero desde dentro cuesta que se admita. También se airea poco la corrupción de allí como Millet y amigos (35 millones de euros y el Liceu a punto de suspender funciones). Luego dirán que a Millet le incitaron a robar desde Madrid o desde fuera de Barcelona. Perdonen, pero tienen que controlar a sus ladrones, que siempre echan la culpa de todo a los de fuera.

    ResponderEliminar
  5. Thorcarlos

    Creo que la huelga general,tendría que ser indefinida hasta que esto reviente ya por algun sitio,total entre los parados,los que no hacen nada,los autónomos que no trabajan,pero no constan como parados,los cabreados etc.,creo que hay suficientes motivos,lo malo es que vamos a hacer la huelga por que los sinvergüenzas corruptos y vividores de los sindicatos lo mandan.

    ResponderEliminar
  6. Simón Muñoz

    A tal punto ha llegado el despilfarro en las comunidades autónomas, que ésto será imposible pararlo. Además se han creado familias políticas y no hay quien los saque de la chupeta. Las comunidades autónomas son los propios negocios privados de los políticos y los puestos de trabajo de sus familiares y amigos...y no dejan entras sangre nueva.

    ResponderEliminar
  7. JPRN

    ¿41.000 millones? ¡Pero si eso es pecata minuta! Los madrileños (ciudad) debemos 7.000 milloncetes gracias a nuestro querido faraón Tutan-Gastardón

    ResponderEliminar
  8. Luis Garcia

    AQUI ESTA PARTE DEL DESPILFARRO DEL PSOE QUE AHORA TENEMOS QUE PAGAR CON SUBIDAS DE IMPUESTOS Y RECORTES DE TODO TIPO PORQUE NO DEJARON UN CENTIMO EN LAS ARCAS. SOLO PUFOS....POR AQUI SE ESFUMO EL ESTADO DEL BIENESTAR ESPAÑOL....

    ResponderEliminar
  9. es lo que hay

    Estos mismos señores que nos gobiernan ahora son los que abrieron el melòn de crear Sociedades Estatales .Por lo que conozco de buena tinta sobre el año 97 creo crearon paralelamente a las Confederaciones Hidrograficas sociedades por ejemplo Aguas del Tajo,Hidroguadiana ect...
    Todo para chupar y coloca a la gente de ellos. Cuando todas las Confederacines Hidrograficas eran autosuficientes para hacer proyectos de obras y mediante sus cuerpos de tecnicos vigilar las obras que ejecutasen las empresas adjudicatarias.Pues como no bastò con crear las empresas publicas y quitar el trabajo de obras hidraulicas a las Confederaciones impusieron las Asinteccias Tecnicas para las obras que dejaban hacer a las Confederaciones cuando vuelvo a repetir estas eran autosuficientes para hacer proyectos y ejecutarlas con la empresa adjudicataria.No hay que decir que las malditas asistencias tecnicas que cobran mucho y pagan poco a sus empleados se implantaron hasta para mover papeles .

    ResponderEliminar
  10. Santiago Nuevo

    Con este cancer,es imposible ,levantar cabeza,son una sangria continua

    ResponderEliminar
  11. Delia Saavedra Brichis

    Comparto totalmente su opinión. Las autonomías sólo se han convertido en un saco sin fondo donde todos han ido a meter la mano. Si ya se vió al principio que era duplicar competencias y aumentar el gasto, ahora mismo, en la situación de quiebra total de España, se tendrían que disolver. ¿Por qué tenemos que ser siempre los ciudadanso de a pie, los que tengamos que pagar los derroches y abusos de unos políticos impunes.

    ResponderEliminar
  12. Delia Saavedra Brichis

    Ahora y más que nunca la Constitución necesita una reforma, ya en su totalidad. Como mismo han cambiado derechos fundamentales recogidos en lvioladoa misma, en aras de la gran crisis que sufrimos, se deberían de eliminar las 17 autonomías, que sólo es un gasto innecesario duplicado.

    ResponderEliminar
  13. Alberto Olivera Muxí

    fuera autonomias y las administracions endeudadas , los ciudadanos no queremos pagar mas a los chorizos

    ResponderEliminar