martes, 20 de marzo de 2012

Reincidencia


Los sucesivos delitos cometidos por los mismos individuos, que una vez son detenidos son puestos en libertad condicional por el juez y que inmediatamente comete otro delito que no conlleva prisión provisional ha llegado al caso del atracador kosovar que ha asaltado a  65 joyerías cuyos hechos están aún pendientes de juicio sin que por lo menos se le haya devuelto a su país de origen y sigue por las calles maquinando el próximo atraco.

Es normal que, ante estos casos de inseguridad ciudadana, la gente reclame mayor número de policías en las calles. Sin embargo, una aproximación más minuciosa al problema, te lleva a lleva a la conclusión de que, en realidad, este no radica tanto en un insuficiente número de agentes de seguridad, sino en una pésima legislación que no contempla la reincidencia como un agravante de los delitos que obliga a los jueces a dejar a estos individuos inmediatamente en libertad.
El caso de Rafael Fernández García, alias "El Rafita", uno de los asesinos de Sandra Palo, es un claro ejemplo de ello. Este delincuente no sólo se ha visto beneficiado por una Ley del Menor que prácticamente consagra la impunidad de cualquier delito, por grave que sea, siempre que su autor no sea mayor de edad, sino también de una legislación general tan laxa que, más que a castigar al delincuente, parecería destinada a causar trastornos y trabajo a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.
El Rafita ya tenía, de hecho, antecedentes por herir con una escopeta de perdigones a varios viandantes, antes de secuestrar, violar y asesinar a Sandra Palo. Tras estar sólo cuatro años recluido en un centro de internamiento, la "criaturita" se ha dedicado a cometer nuevos delitos "menores" tanto como a acumular un cada vez mayor número de detenciones. En los últimos tiempos se le ha detenido 11 veces y estaba en busca y captura desde septiembre hasta que ahora lo han vuelto a detener no sin antes herir a la policía en el momento de su captura. Pocas horas, después un juez volvía a ponerlo en libertad con cargos.
Ante casos como este y ante la multitud de delitos que en España se perpetran por personas que, supuestamente, deberían estar en prisión, ¿para qué queremos más policías? Una mayor presencia policial lo único que elevaría es la probabilidad de ser detenido tras cometer un delito; pero esa detención no significará nada si, acto seguido, al delincuente se le pone en libertad. España ya es uno de los países con mayor número de policías y agentes de seguridad por número de habitantes y también es uno de los países en los que más delitos se cometen por delincuentes con antecedentes penales y causas pendientes de juicio.
Es normal que, ante estos casos de inseguridad ciudadana, la gente reclame mayor número de policías en las calles. Sin embargo, una aproximación más minuciosa al problema, te lleva a lleva a la conclusión de que, en realidad, este no radica tanto en un insuficiente número de agentes de seguridad, sino en una pésima legislación que no contempla la reincidencia como un agravante de los delitos que obliga a los jueces a dejar a estos individuos inmediatamente en libertad.
Gallardón ha anunciado que reformarán las leyes sobre los casos de reincidencia pero es necesario se pongan en marcha cuanto antes. Ya está tardando, sin esa reforma en el terreno legislativo y judicial, lo único que conseguirá cada vez hagan falta más policías sin conseguir reducir el número de delitos. Estos delincuentes totalmente resabiados seguirán campando por nuestras calles mientras los jueces convierten estas detenciones, en actos administrativos y fajos de papeles que simplemente engordan unas estadísticas.

4 comentarios:

  1. Santiago Nuevo

    La Justicia y las leyes en España,dejan mucho,pero mucho que desear......

    ResponderEliminar
  2. Aurora Sanchez Galan

    es cierto lo deberian cambiar el código penal.

    ResponderEliminar
  3. Juan García Urrea

    la solución no está en que haya más policías, la solución está en que haya menos delincuentes. Si ese atracador kosovar que ha cometido 65 asaltos a diferentes joyerías y sigue estando libre y pendiente de juicio, la primera vez que le detuvieron le hubieran encerrado o expulsado del pais, nos habríamos ahorrado 64 atracos. Y ahora, que cada cual saque sus propias conclusiones.

    ResponderEliminar
  4. Juana Garcia Martinez

    en españa resulta rentable delinquir .

    ResponderEliminar