martes, 27 de marzo de 2012

Burbuja universitaria

Según datos oficiales del Ministerio de Educación hay 78 universidades en España: 50 públicas y 28 privadas. La proliferación de establecimientos para la enseñanza superior en los últimos años ha sido más que notable. En 1975, el número total era de 28. En 1985 se había pasado a 35. A partir de 1985 comienza el proceso de descentralización de la educación y se empiezan a transferir competencias en esta materia a las comunidades autónomas. Treinta y seis años más tarde, con una tendencia decreciente de alumnos en los últimos tiempos, la cifra de universidades se duplica.

En 2010 contábamos con 236 campus o sedes universitarias, de ellos 154 de universidades públicas y 69 de privadas. El chascarrillo entre los entendidos es que no hay ciudad española de más de 50.000 habitantes que no tenga «su» campus y «su» museo.
Para hacerse una idea del despropósito en el que nos hallamos, un caso paradigmático lo ofrece periodismo. En julio de 2011 se licenciaron 3.000 periodistas, con lo que la nómina de graduados en esta ciencia se situaba en los 75.000. Esto acontece en un momento en que las empresas informativas o están desapareciendo o reduciendo drásticamente la plantilla. Se podría llegar a la conclusión de que lo sensato sería cerrar facultades de ciencias de la información. Pero, muy al contrario, son las que más se reproducen: se puede estudiar periodismo en nuestro país en 41 centros públicos y privados, que concentran a la friolera de 19.000 alumnos. La cifra sube si se incluyen los estudios de comunicación audiovisual y publicidad: ¿A qué se debe? A que hay una demanda ficticia y es una facultad «barata» que requiere personal docente poco especializado.
Otro caso prototípico del desbarajuste se puede ilustrar echando mano de la Comunidad Valenciana. La Universidad de Elche (erigida en 1996) dista de la de Alicante (data de 1979) 20 kilómetros. Metamos en liza a la centenaria Universidad de Murcia, a 57 kilómetros de Elche. En Cataluña existen doce universidades, las cuales ofrecen, todas ellas, la titulación de Psicología. Cada promoción se gradúan y licencian en torno a cincuenta personas por universidad. ¿Alguien puede explicar como se pueden generar quinientos puestos de trabajo vinculados al mundo de la Psicología, año tras año?
En los últimos ocho años se ha duplicado los costes de la educación universitaria para el Gobierno Central, y también para las Autonomías. Por una parte de la concesión de becas de manera indiscriminada si exigir al alumno una correspondencia en su aprovechamiento y por la otra parte por la hipertrofia del sistema universitario, Donde cada ciudad mediana el que cada capital de comarca tuviera por irrenunciable prioridad albergar docenas de facultades sin continuidad en empleos posteriores.
Además no hay más remedio que ir rebajando el nivel año a año para que puedan adaptarse las nuevas oleadas de estudiantes. Las explicaciones del ministro Wert apuntan a un futuro recorte a todo este disparate. Y solo podrá acceder al ciclo superior aquellos que realmente puedan devolver a la sociedad el enorme coste de sus estudios y habrá que eliminar aquellos estudios ubicados en las universidades que no tengan un mínimo de demanda no habiendo mas remedio que concentrar en menos cetros estas especialidades. Parece que por fin empieza a llegar algo de sensatez en el sistema.
Es lugar común por todos admitido que la educación ha devenido principal fuente de riqueza de las naciones, la premisa primera de toda prosperidad presente y futura. Una leyenda urbana, ésa, que encuentra su corolario en el pretendido incremento de la productividad de los trabajadores que iría asociada a ella.
Ocurre, sin embargo, que no hay evidencia empírica alguna de tal cosa. Que un superior nivel educativo genere mayor crecimiento económico apenas supone eso, una mera creencia, nada más. A Argentina, nación con una altísima tasa de universitarios, no le ha ido mejor que a Suiza, país que presenta el índice más bajo de personas con formación superior de la OCDE. Y es sabido que la pericia matemática de los norteamericanos resulta harto inferior a la de los naturales de Kazajistán, Armenia, Serbia y otras “potencias” por el estilo. He ahí la gran paradoja: multitud de empleos en las economías punteras requieren personas cada vez menos preparadas. Ah, los mitos. Contra lo que dicta el tópico, la tecnología contemporánea no reclama de los trabajadores muchos más conocimientos que antes. Repárese en que un dependiente de comercio ya ni tan siquiera necesita saber sumar, limitación impensable hace unos pocos años.

7 comentarios:

  1. Delia Saavedra Brichis

    Completamente de acuerdo con su comentario. Pero se les olvida potenciar la Formación Profesional, tan mal vista hace unos años y que ahora está bajo mínimos de plazas y de especialidades.

    ResponderEliminar
  2. Delia Saavedra Brichis

    No todos tienen que ser licenciados, hace falta muchos Técnicos Superiores.

    ResponderEliminar
  3. xny556

    La universidad española se ha convertido en una fabrica de descerebrados con titulo universitario.....solo hay una solucion...cheque escolar y que los que suspendan se paguen el 100% del coste del curso...no solo el 10% como se paga ahora......no podemos seguir subvencionando borricos que tardan 10 años en acabar la carrera.......

    ResponderEliminar
  4. xny556

    La universidad española se ha convertido en una fabrica de descerebrados con titulo universitario.....solo hay una solucion...cheque escolar y que los que suspendan se paguen el 100% del coste del curso...no solo el 10% como se paga ahora......no podemos seguir subvencionando borricos que tardan 10 años en acabar la carrera.......

    ResponderEliminar
  5. Carolo42

    UNIVERSIDADES,MUSEOS,PARQUES TECNOLOGICOS,PARQUES TEMATICOS,AEROPUERTOS,todo multiplicado por 17, que son los 17 desgobiernos que tenemos.

    ResponderEliminar
  6. Luz1980

    Totalmente de acuerdo con el artículo y los comentarios. De todas formas, no creo que el caso de Elche sea el peor. La provincia de Alicante tiene dos universidades para dos millones de habitantes. ¡Castilla y Leon tiene ocho universidades para dos millones y medio!

    ResponderEliminar
  7. erdato

    En estos últimos 20 años se han prodigado universidades, centros de formación, escuelas de negocio, fundaciones que dan formación, etc, tanto en el ámbito privado como en
    el público. Paralelamente a éstos se han creado instituciones, escuelas,comisiones, comités, etc que homologan estos estudios en la búsqueda de unos
    criterios mínimos que hagan validable cualquier estudio, curso ,carrera,
    diplomatura, máster, licenciatura, etc, que a cada una de estas instituciones
    se ocurra inventar.

    Para mayor inri
    de esta asunto, Bolonia viene a establecer el mínimo común divisor para todas las titulaciones oficiales en Europa, el mínimo ha sido, es y será 1, usase una mêrda!

    Ahora dan
    títulos como las rosquillas, no se fomenta el esfuerzo, el rendimiento escolar, la dureza de una carrera universitaria, el coste de un máster, que es una especialización de una materia profesional que se domina, no un título habilitante de la especialidad, porque ¿qué le va a aportar a una persona que no ha trabajado en su vida, sólo estudiado, una especialización en una materia? ¿cuántos máster tendrá que cursar(pagar o financiar) para poder dar con la tecla de aquel que demanda el mundo laboral? ¿ cuándo sabrá si lo elegido es acorde con sus capacitaciones, con sus inquietudes,...?

    Es absurdo este mundo universitario, el pseudo-universitario, y el privado, no hay tanto especialista en el mundo académico, ni profesional que sea capaz de dar tantos
    máster, cursos, grados, cursos de experto. Es mentira. Y esta mentira, que se agranda por las diferentes titulaciones que se habilitan por comunidades autónomas, han llevado, porque ya está aquí, a esta ruina del sistema educativo. ES TODO UNA MENTIRA, sufragada por nuestros impuestos, en la pública
    y por subvenciones en la privada.

    Habría que volver a la exigencia de homologación y oficialidad, pero no estatal, europea,.. y habría que hacer desaparecer o bien especializar universidades,qué es eso de que en cada universidad se de derecho, ingeniería, empresariales, económicas, MBA, máster de educación, cursos de medio ambiente, de periodismo, etc.

    Señores esta
    vulgaridad de universidades, y entes privados, no hace que todos tengamos un acceso a la educación, hace que todos seamos igualmente inservibles, porque a todos se nos puede exigir esa formación, y es imposible, no hay tiempo material, ni economía, ni mente que lo soporte,.., eso sí los CV quedan muy bonitos llenos de esos estudios, ..., que no sirven para nada para el estudiante, y si sirven para mucho para los que los imparten, que se están forrando.

    Habría que apostar por universidades especializadas, empresas que se involucrasen en las mismas bajo los condicionantes de servicio público, eliminar centros privados de formación, eliminar subvenciones de formación a entes deformados por su
    carácter meramente político, eliminar centros de estudios de bancos, fundaciones, gabinetes de abogados, etc.

    La formación tiene que ser reglada y regulada institucionalmente, no puede ser dada de forma
    discriminada por entes privados o públicos con ánimo de lucro, simplemente. Tú quieres dar un curso , un máster, vale, dentro del régimen universitario, patrocinado por la empresa pepito SL que va a dar prácticas remuneradas a los
    estudiantes, etc.

    La burbuja la crearon entre todos, todos la politizaron, y ahora va a hacer BUUUUUMMMMMMM!!

    ResponderEliminar