domingo, 27 de julio de 2014

Los tentáculos de la ANC



 
Con que convenzáis a uno me vale». En estos términos se dirigió la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, a los inmigrantes que la pasada semana acudieron a un acto de la plataforma para difundir su mensaje independentista entre los extranjeros residentes en Cataluña. Sabedora de que cada voto es vital para conformar una mayoría soberanista, la líder de la ANC reclamó a los presentes un esfuerzo para captar apoyos a la causa en los meses previos a la convocatoria de la consulta.

La entidad secesionista ha diseñado una vasta red de reclutamiento formada por «grupos de presión» encargados de atraer a las tesis independentistas a indecisos y de sumar activistas en los ámbitos sociales y profesionales más influyentes.

La ANC cuenta con 44 sectoriales, entre las que destacan la de docentes, mossos y policías locales, juristas, sanitarios, deportistas, gays, cristianos.... Su objetivo es meridiano: «Hacer llegar el mensaje de la necesidad imperiosa de un Estado propio a colectivos profesionales, gremiales de pertenencia o clase, e ir extendiendo la mancha de aceite que debe llevar al país a su liberación». 

A este fin se suma el de empezar a diseñar «estructuras de Estado», como la polémica propuesta de la sectorial de Defensa de crear una fuerza naval con 2.000 efectivos o un ejército de reservistas con un servicio militar voluntario. Estas sugerencias han destacado por su altisonancia, pero el resto de lobbies de la ANC tienen más peso si cabe.
 
Inmigrantes

Saoko Kingolo, coordinador de la sectorial de inmigración -que aglutina a un centenar de miembros-, detalla a este diario cómo, por ejemplo, la Cataluña independiente debería reducir de 10 a cinco los años necesarios para conseguir la nacionalidad o impulsar el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros. «Invitamos a la gente a que se implique en nuestra causa con datos», cuenta este congoleño que lleva 26 años afincado en Cataluña. Kingolo explica que acuden a lugares de reunión como oratorios o mezquitas para difundir su mensaje y tratan de contactar con los líderes de las diversas comunidades «para llegar a las bases». 

La intención del Govern es que los extranjeros puedan votar en el referéndum, pero falta concretar cuánto tiempo de arraigo se les exigirá.
 
Policías

Lo mismo intenta la agrupación de Mossos d'Esquadra, que ya aglutina a 260 agentes y propone que la policía autonómica tenga plenas competencias sobre puertos, aeropuertos, fronteras y expedición de los documentos de identidad de los catalanes. «Escogimos ser mossos porque ésta es la auténtica policía nacional de Cataluña. Estamos unidos para defender y servir a nuestro país para conseguir el Estado propio». De esta manera se define la sectorial, cuyo presidente, Albert Donaire, declaró recientemente: «Si nos piden que tenemos que salvaguardar la seguridad para la consulta, nosotros haremos caso del conseller de Interior». La sectorial deja claro en su argumentario que, en caso de intervención de la Generalitat por parte del Estado, «estará al lado del Govern».
 
Profesores

El ámbito escolar es otro de los puntales para la ANC. Su agrupación de docencia cuenta con unos 900 profesores, con la inmersión lingüística como el eje de su mensaje y que ha apoyado la desobediencia a la cuota de un 25% de castellano. «Queremos llegar a todos los centros de Cataluña para convencer de que con la independencia la educación saldrá ganando», dijo recientemente en televisión su coordinadora, Àngels Folch. «Pero hasta que seamos independientes, tenemos que sortear la situación», apuntó, refiriéndose al incumplimiento de las sentencias sobre el bilingüismo.
 
Juristas 

La sectorial de juristas ejerce uno de los papeles más relevantes. No sólo se dedica a la recolección de apoyos en su gremio, sino que ha diseñado la campaña con la que la ANC pretende impulsar la secesión unilateral si procede. Firma un voto por la independencia es una recogida de rúbricas para pedir al Parlament que convoque una consulta «vinculante» y que, «en caso de que el Estado la impida o no reconozca sus resultados», la Cámara catalana «declare la independencia de Cataluña de acuerdo con el derecho internacional como muy tarde el 11 de septiembre de 2014». 

Habitual colaborador de este grupo de la ANC en los actos para difundir las bases legales que permitirían la independencia es Santi Vidal, juez redactor de la futurible Constitución catalana.

Deportistas

Una de las últimas sectoriales en constituirse es la de deportistas. Bajo la promesa de que las selecciones catalanas podrán participar en competiciones oficiales, la agrupación persigue el apoyo de deportistas reconocidos para usar su imagen como reclamo. El ex jugador de balonmano Enric Masip es su única cara conocida en nómina.
 
Homosexuales

También los homosexuales tienen su espacio en la ANC para difundir dos ideas: que sus derechos estarán más reconocidos en una Cataluña independiente porque «la sociedad catalana es en general mucho más progresista que la española» y que el aumento de recursos derivado del fin del déficit fiscal permitirá destinar más fondos a «luchar contra el VIH» o a «normalizar nuevos modelos de familia».

3 comentarios:

  1. Montes Francisco

    Menudo chanchullo con la cubana y los lameculos del exhonorable

    ResponderEliminar
  2. Alberto Olivera Muxí

    Otra vividora cobrando del pueblo

    ResponderEliminar
  3. Miguel Fernández

    Le queda bien el gesto con el brazo.

    ResponderEliminar