viernes, 25 de julio de 2014

La rabieta de los jueces de la Audiencia Nacional


El pleno del Tribunal Supremo, quince togas con sus correspondientes treinta puñetas, por unanimidad, ha puesto fin a la rabieta de los jueces de la Audiencia Nacional ordenando la nueva encarcelación de 49 narcos de todas las nacionalidades que habían sido excarcelados últimamente basándose en la limitación de la justicia universal. 

El Supremo señala que en el caso de los marineros egipcios ( y en todos los que están afectados por los mismos hechos) la jurisdicción viene otorgada por la Convención de Viena de 1988 y por los acuerdos del mar de Montego Bay de 1982. 

La Fiscalía Antidroga recurrió contra la excarcelación de 13 narcotraficantes egipcios y de otro grupo de ocho sirios y ahora el Supremo, en una decisión que afectará no solamente a esos casos concretos sino a otros que han llevado a la Audiencia Nacional a liberar indebidamente a cerca de 50 narcotraficantes, le ha dado la razón. Lo complicado va a ser localizarlos por todo el mundo, ya que con toda seguridad habrán tenido tiempo para ponerse a buen recaudo.
 
El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó el 27 de febrero de 2014, con los votos favorables del Partido Popular y la oposición del resto de grupos políticos, la proposición de modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial que limitaba los casos de la llamada jurisdicción universal en los que pueden intervenir los jueces españoles.
 
Así los jueces de la Audiencia Nacional habían empezado a liberar como un acto de rebeldía hacia quienes les habían quitado su juguete preferido, a narcos detenidos fuera de los límites territoriales españoles o en alta mar. El Tribunal Supremo ha actuado con la contundencia con la que lo habría hecho un buen padre de familia. No sólo eso, sino que al hacerlo ha puesto en evidencia a estos jueces a quienes la reforma que osó limitar su jurisdicción universal, que hasta ese momento se extendía a todo el orbe, les provocó un berrinche propio de niños malcriados y gritones.
 
Podríamos piadosamente decir que olvidaron que para juzgar a esos narcotraficantes no necesitaban la jurisdicción universal que antes les atribuía la ley, pues les hubiera bastado aplicar los convenios internacionales de los que España es parte y que, como ellos no pueden ignorar, así que el  Alto Tribunal ha establecido que los jueces españoles son competentes en los casos de abordaje de tráfico de drogas en el ámbito marino, ya que la ley reconoce la jurisdicción para apresar barcos en alta mar que lleven droga , siempre que los tratados internacionales otorguen competencia para el apresamiento.
 
No es, por desgracia, el único escándalo judicial protagonizado por los magistrados de la AN. Bien cercana en el tiempo está la excarcelación masiva de etarras con el pretexto de un fallo europeo sobre la interpretación de la llamada Doctrina Parot, en virtud del cual fueron puestos en libertad decenas de asesinos terroristas, entre ellos algunos de los más sanguinarios de la historia de la banda. Ahora le ha tocado el turno a los narcos, el otro gran pilar que fundamentó durante la Transición la creación de un tribunal especial de estas características.


8 comentarios:

  1. Javier Sánchez

    A ver si llega el día en que la Audiencia Nacional desaparece, y, lo que hace relativo al terrorismo y delitos que abarcan a todo el territorio nacional, pasan a ser vistos en una sala del Supremo.

    ResponderEliminar
  2. Fernando Moreno

    ¿Y no habría forma de que sus señorías pagaran de su bolsillo al menos una parte del coste de re-detención de los criminales que sus señorías pusieron en libertad? ¿Y no habría forma de que sus señorías fueran procesados por colaboración con organización criminal?

    ResponderEliminar
  3. Magin Gutierrez Alonso

    Estos magistrados debeerian estar en lacarcel, por delinquir, todos prevaricando impunemente. Sus sentencias son con arreglo su ideologia, no con areglo al codigo penal o la L.e.Cr.

    ResponderEliminar
  4. Arcelina G. Martin

    Y ahora donde están? Porque no creo que estén en sus casas esperando a que la Policía los mande de nuevo a la cárcel. Hay que ser inútiles y "mandados".

    ResponderEliminar
  5. Manuel Moral Lopez

    A tomar cafe a los juzgaos d los pueblos q estais to el dia por la calle genova y alrededores
    En los bares d los pueblos es mas barato y pa lo q haceis cerramos la audiencia q ya teneis sede en ferraz cerdos

    ResponderEliminar
  6. Isabel Alda Blazquez

    A la mierda todos los jueces y políticos!!!!! No tenemos ni justicia ni gobierno ¿qué nos queda?

    ResponderEliminar
  7. Antonio Ríos Mestre

    Deberían dimititr en bloque, el error es imperdonable

    ResponderEliminar