Carmen Castilla, secretaria general de UGT Andalucía, asumió el cargo poniéndose “a las órdenes” de Francisco Fernández Sevilla, su antecesor y uno de los principales investigados en el caso de las facturas falsas de este sindicato. Castilla, en una conversación telefónica interceptada por la UCO (Unidad Central Operativa de la Guardia Civil) a las 15.54 horas del 9 de enero de 2014, asume que Manuel Pastrana numero1 de la organización sindical en Andalucia durante 15 años y Fernández Sevilla, quien dimitió en noviembre de 2013 “en un lío”. “Ya os vale”, declara. “La verdad es que sí, yo siento ser corresponsable”, respondió Fernández Sevilla “entre risas”.

La dirigente de UGT-A reconoce sin problemas que ha aprendido de Fernández Sevilla y Pastrana. “Pues oye, muchas gracias, de verdad. Que me habéis enseñado mucho en esos meses y yo sé que puedo contar con vosotros. Yo estuve waseando [sería wasapeando, enviándose mensajes por Whatsapp] con él. Que me ha dicho que cuente…, pero es que yo os necesito”. Fernández Sevilla no sólo asume ese rol de colaborador en la etapa de Castilla, sino que le puede “echar una mano”. Y, es más, habla en boca de Pastrana: “Tú puedes contar con Manolo también, conmigo… igual porque lo que necesites… y podemos echar una mano”.


Carmen Castilla enseguida da un giro a la conversación y expone a Fernández Sevilla que los medios de comunicación la habían comparado con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. “¡Tiene cojones!... con lo fea, con lo fea que es!”. Su interlocutor no duda en hacerle la pelota: “Tú le ganas en todo”, contestó el exsecretario general del sindicato ugetista. Castilla, de nula química con Díaz, ha llegado a declarar a este diario que Juan Manuel Moreno, presidente del PP andaluz, era “una persona bastante dialogante” y podría ser “un buen presidente de la Junta de Andalucía”.

“Muy bien, muy bien. La gente del metal me ha dicho que querían hacerse una foto conmigo… me he quedado un poco muerta, bueno pa’lante”, respondió Castilla. Fernández Castilla asumió un inequívoco rol paternal con la secretaria general. “Pues ahora tienes que tener tranquilidad y bueno… mano izquierda también un poquito, mano derecha también, pero bueno sobre todo escuchar a la gente y a hacer lo que te dicte tu conciencia”.

Castilla empieza a recular 

La secretaria general, tras asumir que UGT viviría “momentos judiciales complicados” resaltó que Pastrana era “muy buena persona” y que le había transmitido “ánimo y tranquilidad”. Añadió: “Me parece un buen sindicalista, una buena persona que le ha dedicado mucho tiempo al sindicato. Y que no se merece el trato que se le da actualmente por los medios, que ya lo han encausado, procesado y condenado”.

El pasado viernes, tras empezar a revelarse las primeras informaciones del sumario, Castilla ya empezó a recular. Aseguró que si se demostrara que sus antecesores Manuel Pastrana y Francisco Fernández Sevilla, así como otros miembros de la anterior ejecutiva, eran “culpables” deberían responder “ante la justicia". También anunció medidas internas de las que aún no se conoce nada.




En el análisis de la actuación de Fernández Sevilla en este caso, la Guardia Civil también interceptó una conversación relevante. Fechada el 7 de enero de 2014, a las 18.26 horas, el dirigente sindical contactó con una mujer próxima a él que le informaba –no identificada por el Instituto Armado– que estaba “muy desanimada” ante la reunión del 9 de enero de donde saldría el nuevo secretario general de UGT Andalucía.


El poder de la FSP

En este diálogo ambos interlocutores se refirieron a diversas informaciones que publicó El Confidencial, donde se informaba, según se recoge el sumario del caso, que: “… la FSP [Federación de Servicios Públicos] que es la asociación mayoritaria, que también está en todo el entramado este… y que lo que pretendemos es que se mantenga ahí para seguir tapando todo lo malo que hay… eso dicho por José Antonio Campos”.

En realidad, hay un error de transcripción de la Guardia Civil. Se trata del sindicalista Juan Antonio Campos, que denunció que gran parte de todo lo destapado perjudicaba “directamente no sólo a los responsables de la Ejecutiva, sino a la FSP; por eso quieren el continuismo, lo necesitan”. Campos añadió: “Sin una gestora que tome el mando, esto será otra vez más de lo mismo, lo importante es que tengamos un nuevo congreso”, apunta a este diario el sindicalista, que aglutinaba una de las corrientes críticas en el blog "Ugetistas por la regeneración" Las directivas tratan el sindicato como si fuesen propietarios/as de una empresa, justificando el despido del personal, pero salvando a quienes son amigos/as”, escribió Campos en la última entrada del blog escrita el 19 de febrero de 2014.