miércoles, 22 de octubre de 2014

En la cuenta atrás del 9-N

El diputado autonómico de la CUP, David Fernández, en la comisión de investigación en la que 'amenazó' a Rodrigo Rato con una sandalia, en noviembre de 2013.
La política catalana ha entrado en una fase de descontrol total e improvisación absoluta. La desesperación de Artur Mas aumenta día a día al no conseguir el apoyo de los que hasta ahora han sido sus aliados y que ahora por razones distintas le están dando la espalda y le están forzando el salta al vacio, ahora todo gira si el presidente va a convocar las elecciones  anticipadas antes o después del paripé de la consulta del 9-N. Su última medida ha sido la de reclamar a los directores de los institutos de enseñanza catalanes tres docentes por centro para que colaboren de manera "voluntaria" en la organización de este referéndum "alternativo" y que pretenden celebrar precisamente en estos institutos.
Las CUP o la Batasuna catalana, se han ofrecido a verificar el 9-N, a organizar los “piquetes informativos”, la agitación propagandística, el comité de control, seguimiento y validación de la "consulta alternativa". Las CUP son okupas, antisistema, asamblearias y, además, el referente proetarra en Cataluña, la delegación de la Batasuna de Otegi en Cataluña. David Fernàndez, el diputado de la sandalia en ristre y el rostro más conocido de las dichas CUP, ejercía de chófer de Otegi e introductor de embajadores de cuanto visitante proetarra se dejaba caer por Cataluña. Era el contacto, el "delegado en Barcelona", "el catalán", que es como se le conoce en los círculos "abertzales". Mientras la ANC recorre las calles visita domicilios interrogando a sus moradores sobre su intención de voto y marca los comercios “colaboradores” con un cartel amarillo con el fin de dar una nueva vuelta de tuerca a la coacción.
Nadie se toma ya en serio a nadie en Cataluña. Cualquier parecido de la Generalidad con una Administración pública es pura coincidencia. No hay Gobierno, no hay presupuestos, no hay proyectos. Todo está supeditado a una farsa, a la incompetencia, soberbia y estupidez de unos dirigentes políticos que no sólo pierden los papeles en público, sino hasta los nervios y el control de sus secreciones.
Lo que sí es última hora es la constatación pornográfica del poder de la calle, la ictericia callejera, el amarillo chillón, el desahogo y la desfachatez con la que se asume que la agenda social, política y económica de millones de personas la deciden, la marcan y la dictan en público dos señoras a las que no ha elegido absolutamente nadie, que no se han presentado a ningunas elecciones y cuya legitimidad sólo podría basarse en su condición de animadoras principales del equipo amarillo. Pero ni eso.
Con todo a su favor, incluidos los medios del Estado que pretende romper, lo que sí está al alcance de Mas es llenar las calles de Cataluña de gente dispuesta a participar en coloridas performances cuyas consecuencias prácticas, de momento, son las mismas que para el presidente de la Generalidad tiene haberlo destrozado todo: cero o ninguna. El 9-N ya es un éxito, ya ha sido un triunfo, ya ha puesto patas arriba la vida de miles de personas y ya es una "pantalla superada", expresión en boga para referirse al proceso político catalán que refleja descarnadamente que para ellos sólo es un juego.

5 comentarios:

  1. Paul Pons Varo ·

    A alguien le suena esto de algo? Alguien tiene ahora alguna duda de lo que pretenden estos delicuentes y dictadores catalanes? Y ante esto, que hace la UE ? Pues permitir, no me pregunten porqué, una dictadura en pleno suelo europeo. No se quién es más delicuente, si el que lo es, o el que lo permite...

    ResponderEliminar
  2. Legionario Español

    Muy buena iniciativa: Así, cuando vea ese distintivo en la puerta del comercio, sabré que NO debo comprar ahí.

    Los pancatalanistas camisas pardas, en su obccecación nazionalsocialista, están arruinando las provincias catalanas. Primero, provocando el éxodo masivo de empresas hacia otros lugares de España. Segundo, las empresas que pudieran tener la idea de afincarse, cambian de idea. Y, tercero, ahora le toca el turno a los comercios "huevones" que les siguen el juego a los camisas pardas.

    Vamos, como el rey Midas, ¡pero al revés!...

    ResponderEliminar
  3. Claudia Alonso Abad

    Hasta el día de hoy NUNCA JAMÁS había comparado 'el Proceso' nacionalista con el nazionalsocialismo alemán ni había hecho alusiones escribiendo nacionalistas con z ni nada por el estilo porque me parecen temas incomparables por sus contextos respectivos pero me temo que con esto el NUNCA JAMÁS dejará de ser NUNCA JAMÁS porque así comenzó todo en Alemania según me contaba el abuelo de mi mejor amigo y padrino de uno de mis hijos en su Alemania natal de la que tuvo que huir tiempo después no por ser judío sino por enfrentarse al régimen totalitario, nacionalista, racista, xenófobo y demencial de Hitler. Primero se comenzaron a señalar a los 'amigos' del nuevo orden, luego se comenzó a señalar a los 'enemigos' del nuevo orden - con la estrella de diversos colores en la solapa según las características de su poseedor - y luego ya sabemos todos cómo siguió y sobre todo cómo terminó aquello. ¿Y después los tertulianos de 8TV tienen la desfachatez de escandalizarse por el tipo de Sabadell que llenó su balcón de banderas y emblemas nazis? ¡Menuda caradura!

    ResponderEliminar
  4. Ricardo Pau

    …que es como decir que los que no están señalados son enemigos…. hail Mas!!

    ResponderEliminar
  5. Iñaki Leoz

    La culpa es de Rajoy que financia esta mierda.

    ResponderEliminar