domingo, 12 de octubre de 2014

Cinco días de infarto

Las noticias sobre el estado de Teresa Romero empiezan a ser esperanzadoras en cuanto a sus posibilidades de recuperación. Ha recuperado el conocimiento y su estado está mejorando dentro de la gravedad. Afortunadamente hasta ahora no  se han dado mas casos positivos en los 18 personas ingresadas por precaución en el Hospital Carlos III de Madrid.
Por el camino hemos asistido en vivo y en directo a lo que puede representar un tema tan serio y terrible como el ébola si no se aplican las los protocolos correctos de acuerdo con el sentido común habitual de los buenos profesionales de la sanidad.
La pasada semana fue la que España dejó de tener la mejor sanidad del mundo y mantuvo en vilo no solo para nuestro país sino a todo el mundo occidental. Han bastado solo 5 días de despropósitos para que en vivo y en directo contempláramos atónitos las más espeluznantes escenas de terror colectivo provocado y los mas esperpénticos por una sucesiva  serie de errores provocado por la falta de coordinación política del ministerio de Ana Mato desaparecida en combate la cual ha dado muestras de su incompetencia y la existencia de distintos niveles en nuestra sanidad, que ha mantenido en vilo a los ciudadanos hasta que el viernes Mariano Rajoy a través de Soraya Sáez de Santamaria decidió tomar el mando de una crisis que no debió de haberse producido.
A estas alturas hay que tomar buena nota de las carencias de nuestra sanidad ante una epidemia tan terrible y compleja como esta y no hace falta enumerar los enormes fallos de  coordinación producidos en todo este proceso que supongo van a ser tenidos en cuenta para otras situaciones parecidas.
Hay que hacer mención a todos aquellos que han querido pescar en rio revuelto y han llenado las redes sociales y determinados platós de televisión de bulos y desinformación. Ellos, políticos, sindicalistas y periodistas, no voy a enumerarlos no han tenido la responsabilidad suficiente, han intentado politizar este problema y han contribuido muy directamente en presentar la sanidad española ante el mundo como un esperpento cuando en realidad lo que estaban haciendo era intentar sacar provecho personal de la situación.

2 comentarios:

  1. Javier López

    Para jke estan los NBQ gilipoyas .rajoi e ig norante (mato)

    ResponderEliminar
  2. LA IMPACTANTE RELACIÓN ENTRE EL ÉBOLA Y EL VUELO MH-17 DERRIBADO SOBRE UCRANIA


    glenn thomas mh17

    Cada vez parecen encajar más piezas en este diabólico puzzle.

    Glenn Thomas, consultor de la OMS en Ginebra, experto en sida y, sobre todo, experto en el virus del Ébola, volaba a bordo del Boeing 777 de Malaysia Airlines (el vuelo MH-17), abatido sobre Ucrania este julio de 2014.

    Glenn Thomas era uno de los portavoces de la OMS y estuvo involucrado en una serie de investigaciones acerca de las operaciones de prueba con el virus del Ébola en el laboratorio de armas biológicas en el hospital de Kenema, Sierra Leona.

    Universidad de Tulane
    Universidad de Tulane
    Este laboratorio estaba asociado con la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans y colaboraba también con el Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de EEUU (US Army Medical Research Institute of Infectious Disease)

    USAMRIID_Logo

    Recordemos también que en dicho laboratorio trabajaba el doctor Shiekh Humar Khan, el máximo experto en Ébola de Sierra Leona y considerado un héroe nacional por su lucha contra la enfermedad y que murió el pasado 29 de julio tras ser infectado por el virus.

    Shiekh Humar Khan
    Shiekh Humar Khan
    Ahora que este laboratorio ha sido clausurado por orden del Gobierno de Sierra Leona, emergen detalles sobre los posibles intereses que se ocultan tras su gestión.

    Bill y Melinda Gates tienen conexiones con el laboratorio de armas biológicas ubicado en Kenema, y ahora, después de la apertura de una investigación informal, aparece también el nombre de George Soros, que a través de su Fundación, estaría financiando estos laboratorios de armas biológicas.

    Glenn Thomas
    Glenn Thomas
    Glenn Thomas era consciente de las evidencias que demostraban que el laboratorio había manipulado diagnosticos para que dieran positivo para el Ébola (en nombre de la Universidad de Tulane), con el fin de justificar la aplicación de un tratamiento médico obligatorio sobre la población. El objetivo final de esta maniobra sería aplicar una vacuna experimental contra el Ébola que, de hecho, infectaría con el virus a los pacientes.

    Glenn Thomas se había negado a participar en este encubrimiento y esa podría ser la razón por la que Glenn Thomas habría sido asesinado (Nota: suponemos que el derribo de dicho avión uniría diversos intereses en diferentes asuntos, algo así como una oportunidad para “matar varios pájaros de un tiro”)

    Los medios de comunicación oficiales nunca han informado sobre la presencia del laboratorio de armas biológicas en Kenema, y mucho menos de la disposición de cerrarlo con el fin de detener las pruebas con el Ébola por parte de la Universidad de Tulane.

    Geroge Soros
    Geroge Soros
    El multimillonario George Soros, a través de la Fundación Soros Open Society, ha invertido significativamente y durante muchos años en el ahora conocido como el “triángulo de la muerte del Ébola” formado por Sierra Leona, Liberia y Guinea.

    Por lo tanto, Soros sería uno de los principales interesados en acabar con la vida del portavoz de la OMS Glenn Thomas, con el fin de impedir que se propagara a través de los canales oficiales la noticia de que el brote de Ébola fue creado realmente en un laboratorio de armamento biológico.

    Esto coincidiría con las denuncias de la población local, que acusaron al centro médico de Kenema de expandir artificialmente el virus, hasta el punto de atacarlo durante el verano, hecho que condujo al Ministerio de Salud de Sierra Leona a cerrarlo el pasado 23 de julio.

    Quizás nunca lleguemos a conocer la verdad sobre el asunto, pero cada vez está más claro que todo lo referente al Ébola es uno de los asuntos más sucios y tenebrosos de los últimos tiempos…

    ResponderEliminar