jueves, 9 de octubre de 2014

El nuevo chapapote



Están ocurriendo tantas cosas a la vez en este país, que hay que estar muy templado para no acabar estallando. Es muy difícil fijar el foco en uno solo de los graves problemas que nos aquejan. Lo peor es como se dan las nefastas noticias por los dirigentes y son percibidas por los ciudadanos, mientras la izquierda radical y ciertos medios de comunicación se han abonado a engordar el pánico con la premisa de “Cuanto peor, mejor”. Esto por varias razones me recuerda las movilizaciones de la izquierda radical cuando el chapapote. Entonces pretendian cargarse al gobierno, ahora también.
Mientras la mitad de los ciudadanos están aterrados ante la llegada de la nueva peste del Ébola, a la cual me consta se están haciendo todos los esfuerzos para controlarla, ciertos sectores de la sanidad están empeñados en dinamitar cualquier esfuerzo que pueda afectar a sus reivindicaciones laborales. Y en la calle unos que dicen defender a los animales por encima de la salud de los humanos sean niños de África o los adultos de Europa, un grupo de imbéciles empeñados a echarle la culpa al gobierno de todo lo que pasa, se liaron a palos con los funcionarios  en su trabajo de apartar un perro de la vía de transmisión de la enfermedad a toda la población.
En Caja Madrid mientras un grupo de inútiles caraduras de la casta sindical y política se ha estado enriqueciendo durante años a costa de tener que tener que llegar a tener que recapitalizar la entidad y la ruina de muchos de sus depositantes. En Andalucía hay una pandilla político-sindical organizada desde la Junta dedicada desde hace años a amontonar dinero para “asar una vaca”  a costa de los parados. Y los van a seguir votando.
En Cataluña se está dejando a los asilos de ancianos y hospitales sin fondos para subsistir y así poder afrontar los enormes gastos de propaganda para llevar a cabo hasta el final una consulta trampa que no va servir para nada. Mientras ayer, la fanática Ada Colau que quiere ser la nueva alcaldesa de Barcelona, escribió en su twiter: "¿Exterminio encubierto?", pero no por lo de los asilos catalanes, sino por lo del ébola de Madrid. Incluido el can.
Se ha dicho que Bismarck consideraba a España el país más fuerte del mundo porque lleva siglos intentando destruirse a sí misma y aún no lo ha conseguido. También debemos de ser el mas rico ya que con tantos ladrones robando a la vez, aún seguimos con vida.

4 comentarios:

  1. Pedro Revenga ...

    Bismarck consideraba a España el país más fuerte del mundo porque lleva siglos intentando destruirse a sí misma y aún no lo ha conseguido. También debemos de ser el mas rico con tantos ladrones robando a la vez.... (Xavier Carrió Jamilá lo has clavado)

    ResponderEliminar
  2. LARRA

    Se entiende han quemado 8.000.000 de euros y nos quedamos sin paga y sin servicios sociales

    ResponderEliminar
  3. Julio Quevedo Alonso

    Arturito Mas a Oriol Junqueras:
    "Estos de Madrid se han metiodo el Ébola con tal de quitarnos a los catalanes el protagonismo del que venimos gozando desde hace 39 años". "Llevamos dos días sin abrir telediarios y esta noticia sería de cabecera y ahora es la sexta. Esto es raro Oriol".

    ResponderEliminar
  4. MadeinMadrid

    Estos saqueadores de dinero público son los responsables de que el país esté como está, de los recortes en sanidad, por ejemplo, del desmantelamiento de hospitales como el Carlos III....Son responsables directos de muchas situaciones dramáticas que se están dando en nuestro país. Nos han robado nuestro dinero, dinero que podríamos haber empleado en educación, sanidad, servicios sociales... Las actuaciones delictivas de estos ladrones son tan graves que no entiendo porqué no están todavía en la cárcel. Queremos que devuelvan el dinero y vayan a la cárcel ya!!!! Quién protege a Blesa?????

    ResponderEliminar