domingo, 17 de noviembre de 2013

La huelga de limpieza en Madrid

Por fin, fumata blanca. Pasadas las tres de esta madrugada, las tres empresas adjudicatarias del servicio de limpieza viaria de Madrid y los sindicatos llegaron a un acuerdo que pone fin a un conflicto laboral que ha durado 12 días y que ha llenado las calles de la ciudad de basura. La huelga indefinida se convocó tras el Expediente de Regulación de Empleo presentado por tres de las cuatro empresas concesionarias que implicaba el despido de 1.134 trabajadores y rebajas salariales.
Los nueve días de huelga de limpieza que ha padecido Madrid han convertido a la ciudad en gigantesco vertedero y se han traducido en graves molestias para los ciudadanos y una imagen internacional impropia de la capital de un país avanzado. Los ciudadanos se han visto así atrapados entre la conducta chantajista de los sindicatos y la incompetencia del Ayuntamiento, cuyo equipo de gobierno sólo ha comenzado a reaccionar cuando la situación era ya insostenible defendiendo, además, que lo que estaba ocurriendo no era un problema achacable a su gestión.
Las numerosas detenciones e identificaciones practicadas por la policía dan cuenta del carácter chantajista de las organizaciones convocantes, que no han dudado en tomar a los contribuyentes madrileños como rehenes de un conflicto que en nada les atañe.
Como siempre que se suscita un conflicto laboral en nuestro país, los sindicatos han protagonizado todo tipo de incidentes violentos, boicoteando los servicios mínimos legalmente establecidos y agravando deliberadamente las consecuencias de un paro laboral de estas características. Las numerosas detenciones e identificaciones practicadas por la policía dan cuenta del carácter chantajista de las organizaciones convocantes, que no han dudado en tomar a los contribuyentes madrileños como rehenes de un conflicto que en nada les atañe.
El acuerdo supone el mantenimiento del empleo de todos los trabajadores, 45 días de suspensión de empleo al año por empleado durante cuatro años y bajas voluntarias incentivadas con indemnizaciones de 28 días con un tope de 22 mensualidades. También se ha acordado la posibilidad de acogerse a excedencias de 10 años con una indemnización del 75% del salario bruto anual o de cinco años por los que percibirían entre el 30 y el 50%.
El Ayuntamiento de Madrid ha pecado de una grave inacción en un asunto que le pertenece de manera exclusiva, en tanto que detentador de las competencias de los servicios públicos de limpieza vial. La rebaja temeraria del precio de licitación del contrato ya anunciaba el surgimiento de problemas de esta índole, puesto que las empresas concesionarias no iban a poder asumir el coste del servicio sin reducir la masa salarial de unas plantillas diseñadas durante los tiempos de bonanza y hoy en día claramente sobredimensionadas. A esa circunstancia se suma la incapacidad de Ana Botella para priorizar el gasto público municipal, con dispendios notables como la aventura olímpica o el elevado número de empleados "de confianza" que mantiene la capital en medio de una crisis económica agravada por los niveles inasumibles de deuda pública, fruto de la megalomanía del alcalde anterior que el actual equipo de gobierno ha decidido no cortar de raíz.
Los ciudadanos se han visto así de nuevo atrapados entre la conducta chantajista de los sindicatos y la incompetencia del Ayuntamiento, cuyo equipo de gobierno sólo ha comenzado a reaccionar cuando la situación era ya insostenible defendiendo, además, que lo que estaba ocurriendo no era un problema achacable a su gestión. Mientras tanto, los contribuyentes madrileños se ven obligados a pagar puntualmente un servicio que durante un tercio de este mes de noviembre no sólo no han recibido, sino que se ha convertido en una carga que, ellos sí, no tendrían por qué estar asumiendo.

6 comentarios:

  1. Jesus-r Gutierrez

    Al final los trabajadores han perdido una semana de salario para que las posiciones queden donde estaban
    Los despidos serán a plazos pero despidos pues al final de las contratas las empresas llegaran con la plantilla que pretendían
    Han perdido mejoras salariales, han perdido derechos conseguidos durante años de lucha y los sindicatos muy satisfechos
    Una vez más ha quedado demostrada la ineficacia de estos sindicatos que no son otra cosa que la coartada que la patronal utiliza para acallar protestas y dar carácter legal a los atropellos que con la escusa de la crisis están llevando a cabo
    Lo conseguido en más de 30 años de luchas obreras se está perdiendo en menos de 6 años
    Mi más sentido pésame a los trabajadores de limpieza, también a los de parques y jardines que han pasado a formar parte de un nuevo colectivo estafados por esas mafias que en España algunos les dan el nombre de sindicatos, mas de una semana de lucha perdida para una rendición vergonzosa

    ResponderEliminar
  2. Lorenzo Estebanez

    Las empresas concesionarias de la limpieza son las mismas que según los papeles de Barcenas acudían a Genova con maletines de dinero.
    Pudiera ser que cuando la señora Botella deje la política, acabe de consejera en una de esas empresas.

    ResponderEliminar
  3. Jesus-r Gutiérrez

    No tengo yo muy claro quien ha puesto Madrid así de mierda
    Los que yo he visto volcando cubos y esparciendo basura tenían pintas de no haber trabajado en otra cosa que en sabotajes y alteración del orden, los conocidos como perro flautas
    Está claro que alguien les ha pagado para ello, solo falta averiguar quién ha sido. ¿Sindicatos o patronal para reventar la huelga?

    ResponderEliminar
  4. Angel Cuesta Arza

    Yo lo que no entiendo es como se puede pasar de plantear despedir a más de 1000 trabajadores y rebajas salariales del 43% para ser viables y acabar en este acuerdo que no tiene nada que ver y que encima vamos a pagar todos los españoles.

    Esto es una TOMADURA de pelo. Así nos va en este país. Parece que vivivmos en un bazar en Turquía donde el que no regatea, no se come una mier....

    ResponderEliminar
  5. Rascayud

    Bueno, para aquellos que desde su posición económica holgada se dedican a denigrar a los sindicatos contándonos una y otra vez la anécdota de las " mariscadas, aquí tienen una prueba de para qué sirven los sindicatos. Claro está, que desearían que éstos desaparecieran para tener las manos libres en su intención de esclavizar a los trabajadores.

    ResponderEliminar
  6. Miguel Fernández

    En Madrid la cosa huele muy mal, más que la basura. No sería de extrañar que, a costa de los empleados, se esté "externalizando" servicios y se acabe por descubrir a gentes del PP a sueldo de las empresas adjudicatarias. El "arreglo" de este país no pasa tampoco por el PP
    http://www.intereconomia.com/.../imputados-ex-consejeros...

    ResponderEliminar