martes, 5 de junio de 2012

Rescate CE… ¿Para bancos con problemas?



Buenas noticias al fin, o al menos parcialmente, teniendo en cuenta el nerviosismo de la pasada semana, casi alcanzando la histeria colectiva. La prima de riesgo cayó ayer lunes hasta los 519 puntos básicos, en comparación con los 536 puntos del viernes. Todo ello, después de que el comisario europeo para Asuntos Económicos se declarara favorable a permitir a las entidades financieras solicitar ayuda directamente del fondo de rescate.

¿Cómo será este martes? Desde luego, el lunes acabó al fin con el nerviosismo de la pasada semana. Las bolsas acogieron con optimismo la posibilidad de que los bancos españoles puedan recapitalizarse mediante el recurso directo al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), fondo europeo para países en dificultades financieras que entrará en vigor el próximo 1 d e julio. De esta forma, el Ibex cerró con un alza del 2,88%, y la prima de riesgo bajó hasta los 519.

Horas antes, llegaba la clave. El vicepresidente y comisario de Asuntos Económicos de la Comisión Europea, Olli Rehn, se refería a la importancia de "considerar la alternativa" de que el fondo europeo de rescate sirva para ayudar directamente a la banca sin que el dinero tenga que pasar antes por los Estados. Al mismo tiempo, el ministro de Economía de Francia, Pierre Moscovici, que mantuvo un encuentro con Rehn en Bruselas, también se mostró partidario de esta misma idea, pronunciándose "a favor de esa unión bancaria", un asunto que calificó de "tema fundamental", en la confianza, añadió, de que "esté en la mesa del Consejo Europeo", que se celebrará los próximos 28 y 29 de junio.

Ahora la Unión Europea discute que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -que entrará en vigor el próximo 1 de julio- inyecte dinero directamente a la banca sin pasar por los Estados, pero como señaló recientemente Miguel Martín en un artículo publicado en el diario Expansión, “es necesario distinguir entre entidades que pueden afrontar la crisis y las que no son viables”.


Precisamente, de todo esto habló ya en octubre de 2011 el expresidente del Gobierno José María Aznar en un artículo publicado en The Wall Street Journal titulado "Europa debe compartir la carga de salvar a sus bancos". En ese artículo, Aznar sugería a los líderes europeos que vieran "que la crisis griega es la ocasión perfecta para recibir la contribución del resto de socios para recapitalizar a sus bancos"

La propuesta es acertada por varios motivos. Si el rescate de la banca española se tiene que hacer mediante la emisión de deuda pública se plantea el problema de que las subastas para financiar las operaciones de recapitalización de las entidades crediticias de nuestro país se queden desiertas o la demanda no se cubra en su totalidad. Si se diera esta circunstancia, sería un verdadero desastre para la economía española porque la desconfianza hacia la misma se dispararía aún más y, probablemente, la colocaría en una situación de insolvencia. Ese es un riesgo que, de ningún modo, se puede correr. Además, suponiendo que las subastas de deuda se cubriesen en su totalidad, lo serían, muy probablemente, con tipos de interés muy altos.

Todo ello aumentaría el peso del capítulo de deuda pública en los presupuestos del Estado, presionando el déficit al alza cuando lo que hay que hacer es reducirlo cuanto antes. Y también encarecería las emisiones de deuda que tiene que llevar a cabo el Estado para financiar el desequilibrio tanto de sus cuentas públicas como de las de las autonomías y ayuntamientos. Las consecuencias presupuestarias, por tanto, volverían a ser las mismas que las de la utilización de la deuda pública para recapitalizar a los bancos y cajas de ahorros españoles que lo necesiten. En consecuencia, ésta no es, ni de lejos, la mejor opción.

Mucho más sensato resultaría, como proponen Francia y la Comisión Europea, que estas operaciones se llevaran a cabo con cargo a los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad porque ello evitaría los problemas presupuestarios y de deuda antes comentados. Además, serían los bancos y cajas de ahorros, y no el Estado, quienes tuvieran que devolver esas ayudas y pagar los intereses que generaran las mismas, en vez de tener que hacerlo el contribuyente. Entonces, ¿por qué el Gobierno rechaza esta opción de forma tajante? Pues, en primer lugar, porque el Ejecutivo piensa más en los costes políticos que ello le acarrearía que en hacer todo lo posible para sacar adelante a la economía española.

Y, en segundo término, porque la intervención del Mecanismo Europeo de Estabilidad podría conllevar que la solución para algunas entidades crediticias españolas fuera la quiebra o la venta a entidades extranjeras y el Gobierno no quiere ni lo uno ni lo otro, cuando sería lo mejor para poner fin a la crisis del sistema financiero español y, con ello, a la crisis de confianza en nuestra economía. Dicen los ingleses que el orgullo precede a la caída. Pues si por orgullo rechazamos que el Mecanismo Europeo de Estabilidad capitalice a la banca española, lo que puede venir después es la caída de nuestra economía. El Gobierno debería tenerlo en cuenta.

¿Y por qué no se les ocurrió antes?: Europa hoy transmite calma y confianza tras anunciar posibles apoyos a la banca.

7 comentarios:

  1. vederes

    Buen analisis de la situacion bancaria española.
    Sin embargo creo que tampoco seria etico para España recurrir a los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad para arreglar la quiebra de entidades financieras cuyos pasivos son en gran parte responsabilidad de la politica inmoralmente dispendiosa del señor ZP. Y considero no deberia España recurrir a esos fondos porque de incumplir estas entidades con su devolucion, el peso si bien no caeria directamente sobre los ciudadanos españple pesaria sobre la ciudadania europea en su conjunto. Lo que seria aun mas injusto porque un ciudadano aleman, por ej, no voto a quienes llevaron a España a este descalabro. Una mejor solucion seria la propuesta por J Rallo efectuar un rescate interno o bail in respaldando la deuda con las propias acciones de los bancos en problemas. Saludos

    ResponderEliminar
  2. 1MA

    En cuanto Ëspaña eche mano de esos fondos para el rescate de la banca se acabó la confianza que pueda quedar en la economía española.

    Bankia, he aquí el principal problema, puede y debe reducir la necesidad de financiación reduciendo el número de sucursales y vendiendo activos, aunque sea rebajando su precio de forma importante, sea vendiendo participaciones en determinadas empresas , o vendiendo su cartera de inmuebles al precio de mercado, que es desde luego bastante más bajo que el que aparece en los balances. Simplemente con que consiguiese seis o siete mil millones por esta vía, sumados a los cerca de 5000 del FROB, dejaría la cantidad a financiar a aproximadamente la mitad. Esa cantidad sería mucho más fácil de financiar.

    Lo mejor sería una remodelación del Gobierno , con un cambio en su política económica. Pero teniendo lo que tenemos, la tranquilidad es nuestra mejor arma. Ya hemos financiado más de la mitad de la deuda para este año, vienen los meses de verano, y aunque los datos del empleo son peores que otros años, el desempleo va a disminuir. Por tanto aguantar es la palabra.

    Una vez caídos en el rescate no saldremos de la crisis en diez años. No hay más que ver los ejemplos de otros países.

    Así que tranquilidad

    ResponderEliminar
  3. Xoshe»

    Temo esté a punto de perpetrarse uno de los mayores expolios, uno más, de los muchos sufridos por este sacrificado pueblo. Si se meten todos esos miles de millones en la Banca habrá que pelear para que la valoración de los inmuebles sea lo más ajustada posible. La batalla de las responsabilidades la doy por perdida. Nadie va a investigar los créditos fraudulentos ni obligar a nadie a devolver lo injustamente recibido. Pero la valoración correcta de los activos es crítica o terminaremos por financiar entre todos a base de paro, recortes de prestaciones sociales y demás, secarrales a mil millones de euros que el promotor ha puesto en paraisos fiscales.

    ResponderEliminar
  4. taiteki

    Pues claro que Aznar lo dijo, el ya sabia que era lo que iba a ocurrir. El invento la especulación del ladrillo y la burbuja inmobiliaria, sabia que era PAN PARA HOY HAMBRE PARA MAÑANA (el hambre solo para los españoles, los bancos son los intocables de la derecha)

    ResponderEliminar
  5. Santiago Nuevo

    El problema es que se mantiene la mentalidad caciquil y "patriotera": "mis bancos"...si,pero que otros los rescaten,y si piden mucho pues a sangrar a los de siempre..

    ResponderEliminar
  6. Joaquin Mora Mendoza

    La ética existe para los políticos??

    ResponderEliminar