miércoles, 27 de junio de 2012

Ahora, el IVA


Los datos que salieron ayer sobre el déficit hasta mayo que ya se ha comido prácticamente lo presupuestado para todo el año ha creado la alarma totalmente justificada de que este gobierno es incapaz de contenerlo. Hasta mayo ha sido el 3,4%, una décima menos de lo previsto para todo el año  cuando ya nuestra casta política estaba haciendo las maletas para largarse tranquilos de vacaciones hasta septiembre. Tal como están las cosas, no creo que lo consigan. Los mercados van a encargarse de recordarles que no han empezado a hacer sus deberes más urgentes. 

Ahora desde el Gobierno nos vuelven a amenazar con la subida urgente de los tipos del Impuesto sobre el Valor Añadido, tantas veces anunciada por Rajoy, y que parece que va a ser una realidad el próximo viernes. Todo ello a pesar de la anterior subida del IVA por Zapatero  ha provocado que se recaude un 10% menos. Otro dato que sorprende es que a pesar de las rebajas en los sueldos de los funcionarios, esta partida ha crecido de nuevo en un 1,2%. 


Con la subida del IVA, junto a las subidas de la luz, de los medicamentos y de los artículos de primera necesidad van a dejar al ciudadano sin salidas para que ellos puedan irse tranquilos de vacaciones y todo ello sin recortar ninguno de los gastos de las administraciones. Dicen que no quieren crear alarmas innecesarias ya que con solo seis meses de gobierno no les ha dado tiempo a ver cuales son las administraciones duplicadas y despifarradoras.

Nos tocará pagar más aún a los políticos para que sus agencias de colocación sigan funcionando y las decenas de miles de cargos nombrados por el partido continúen llevando las habichuelas al hogar. Aquí se fríe a impuestos a todo el mundo pero no se reforma el despelote territorial porque las autonomías son sagradas, que lo dice la Constitución.

Existe un enorme margen para eliminar partidas de gasto que no es que estén duplicadas, sino que a causa de nuestro disparatado sistema autonómico están multiplicadas por diecisiete. Las competencias troncales como la sanidad, la educación y la justicia han de ser gestionadas de manera común en todo el territorio nacional, no sólo por una mera cuestión de igualdad de todos los españoles que las autonomías pervierten con su ejercicio alocado, sino ahora también porque España no puede cumplir con las exigencias de los organismos internacionales simplemente subiendo la presión fiscal como ha venido haciendo hasta este momento. El tiempo es el ejemplo más evidente de recurso escaso, además de no renovable. Ello significa que el día, la hora que se pierda, nunca más tendremos la oportunidad de aprovecharla; se ha perdido para siempre.

"No se puede recortar ni un euro más", es la mentira que repiten hasta la saciedad los portavoces del PP con el que los socialistas están de acuerdo, lo que debería darnos una pista muy precisa de la estafa a la que estamos siendo sometidos. Lo que no dicen es que si redujeran seriamente los gastos en lugar de subir los impuestos el recorte afectaría seriamente a los paniaguados de la Casta, y aliviaría a la población que ya está sufriendo toda clase de penalidades para sobrevivir.

El Gobierno tiene un plan, dicen sus portavoces y repite la prensa adicta. Desde luego que lo tiene y además meridianamente claro, preservar las gabelas de los políticos profesionales a costa de asfixiar a los ciudadanos y las empresas por más familias que se vayan al arroyo. La Casta es así de cruel.

2 comentarios:

  1. Clara Eugenia Eugenia

    no tengo dinero para comprar......me da igual que suban el IVA...y estoy pensando que en la alimentación gastaré, lo justito....no pienso ir a tomar ni un café.....y la luz y el gas, se van a resentir...tengo mantas en el trastero.......si quieren guerra de precios, la tendrán!!.....pienso que cuando todo va mal, es mejor vender a muchísimos por poco, que vender a unos pocos por mucho.(la producción y la materia prima se van a resentir todo

    ResponderEliminar
  2. 1MA

    La economía productiva no puede estar tan anquilosada cuando España es el país que más cuota de mercado exterior ha ganado en esta crisis, junto con Alemania.

    El problema es que hay 6 millones de parados que no consumen en el mercado doméstico. Y con subidas de impuestos, entre zetaparo y rajoy, le han terminado de matar.

    ResponderEliminar