martes, 28 de febrero de 2012

Tiempos de austeridad

El Gobierno de Rajoy sabe que se le juzgará por las medidas que emprenda para salir del túnel de la crisis, pero de igual forma entiende que los españoles tienen que saber en qué situación encontró las arcas del Estado, y lo cierto es que aún no hemos llegado a hacernos cargo de la gravedad de la situación. Según los datos adelantados de ejecución presupuestaria, el déficit español se situó en el 8,5% del PIB en 2011, dos puntos por encima del 6% que vendió José Luis Rodríguez Zapatero a Bruselas. Que nadie se llame a engaño, en este país, como en Grecia o como en Portugal, no ha habido hasta el momento austeridad ninguna.
Estamos hablando de un agujero de 91.344 millones de euros  solo en el último ejercicio, que tiene muchos culpables, pero un solo responsable, según consta en los papeles del Ministerio de Hacienda. Ahí se deja claro que los datos aportados el lunes "demuestran que el PSOE ocultó a todos los españoles el dato real de déficit" antes de las elecciones generales.
El Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero que era el encargado de coordinar la política económica del conjunto de las administraciones, faltó a su responsabilidad constitucional de coordinar y controlar. Pero, aún más importante, el gabinete de Rodríguez Zapatero incumplió los acuerdos de financiación con las regiones. Una segunda prueba demoledora, ya que atrasó los adelantos a cuenta comprometidos con el objetivo de salvar el dato de déficit del Estado.
Faltan 50.000 mil millones para equilibrar el déficit para el 2012 y poder llegar al 4,4 % del déficit previsto por la UE. Tarea complicada. Porque una vez bajados los sueldos, pensiones y haber subido los impuestos aún queda mucho por hacer. Estamos hablando de la necesidad recortar otros 40.000 millones además de los que en principio estaban previstos si la UE no cede un poco. Hará falta un nuevo ajuste y no es justo cargar de nuevo directamente a la población del peso de los nuevos ajustes que habrá que hacer. ¿Por donde habrá que ajustar el presupuesto público? La respuesta podría estar en la Propuesta de Juan Ramón Rallo cuyo extenso detalle de partidas que nos dice que no sería necesaria una nueva subida de impuestos. Este estudio que para entender lo que está pasando lo publiqué en mi blog el pasado mes de enero porque lo vi muy interesante justo cuando ya se preveía que podríamos encontrarnos con una situación como ésta.
http://xcarrio.blogspot.com/2012/01/la-propuesta-de-juan-ramon-rallo.html
El ministro Cristobal Montoro dice que la culpa de este desfase no es de nadie, y está apuntando de nuevo a que todos somos culpables pero yo no estoy de acuerdo está claro que yo no me siento responsable en absoluto de este desastre. Aquí hay unos culpables que se lo han llevado crudo y que de momento se están yendo de rositas y para ellos debería caer el peso de la ley. Una cosa es que la crisis haya conducido a un desfase presupuestario y otra es el saqueo reiterado practicado hasta última hora por los políticos socialistas a sabiendas de que el dinero malgastado. Por supuesto a los dirigentes de todos los partidos culpables o responsables del incremento desmesurado de los presupuestos que en estos últimos años se hay tirado el dinero a mansalva, con obras faraónicas, contratando a sus amiguetes y saqueado las cajas públicas, a estos habría que dar un escarmiento, para que a partir de ahora quien quiera aprovecharse se lo piense. Y si este dinero se lo han llevado en beneficio propio, que lo devuelvan.
Esta crisis que sufrimos no es por escasez, sino por sobrepeso y para superarla solo cabe hacer dieta. Estamos confundiendo el estado de bienestar con un trastero de cosas inútiles. Aquí nos sobran aeropuertos, alta velocidad, piscinas, estatuas o polideportivos, que se construían en cada pueblo para la gloria de sus gobernantes, hace falta un control del gasto público, prescindiendo de quienes no sean necesarios para el funcionamiento de las administraciones, es imprescindible embridar a las comunidades autónomas y sujetar sus gastos metiéndoles en la cabeza que la política internacional la tiene que hacer exclusivamente el estado central y debe de haber una verdadera regeneración de la vida política y para esto sobran políticos de medio pelo, sindicalistas aprovechados y enchufados por la cara a la teta del estado. Este país ya no puede sostener el bienestar que unos cuantos caraduras se han querido agenciar.

6 comentarios:

  1. Fulgencio Martínez-Abarca Gómez

    Yo creo que es ya hora de meter la tijera, o el hacha, en el fabuloso mundo de las subvenciones a partidos, sindicatos, patronales...

    ResponderEliminar
  2. Jose Manuel Perez Valdés

    De austeridad? para NOSOTROS..para ellos nunca..

    ResponderEliminar
  3. Sion Vive

    Bruselas aprecibe al gobierno español por falsear los datos de déficit del 2011, me temo que no se sabrá por el gran público porque para algo se compraron los medios de comunicación, pero no es demasiado difícil de encontrar el dato si uno busca en inglés. Recordemos que esta chusma fascista justifica su incapacidad y la nula credibilidad que tienen en Europa con la mentira de que había un déficit oculto

    ResponderEliminar
  4. Cuto Calleja

    Supongo que Valencia, que acaba de ser calificada de "bono basura", también tendrá que apuntarse a "eso" de la "austeridad"... o no? *_*

    ResponderEliminar
  5. Jose Andres Jimenez

    Problemas serios engendra la errónea política de la austeridad. Necesitamos lo contrario.

    ResponderEliminar
  6. Pilar Zamora Ruiz

    No está de más racionalizar el gasto y cobntrolar el despilfarro , que hemos vivido años por encima de nuestras posibilidades como si los recursos fueran ilimitados.

    ResponderEliminar