martes, 28 de febrero de 2012

Garzón - Errores a sabiendas

El ya ex juez Baltasar Garzón ha sido absuelto del segundo de sus juicios, el de la investigación de los crímenes del franquismo, por el Tribunal Supremo. La decisión del Supremo de absolver a Garzón de prevaricación se ha tomado por seis votos a uno. El voto particular lo ha emitido el magistrado José Manuel Maza. La prevaricación es un tipo con dos elementos, el objetivo, que haya una resolución injusta, y el subjetivo, que se haya adoptado “a sabiendas”. La sentencia se centra sólo en examinar si concurre el elemento objetivo, es decir, en ver si lo acordado por Garzón fue una resolución injusta.
El alto tribunal pone fin así al último proceso que tenía pendiente contra el exjuez de la Audiencia Nacional, a quien recientemente condenó a 11 años de inhabilitación por autorizar la intervención de las escuchas de la 'trama Gürtel'. El Supremo también archivó por prescripción la causa por los cobros de la Universidad de Nueva York. Al parecer el Tribunal Supremo a pesar de las evidencias no ha querido hacer mas sangre y crear mas polémicas con esta sentencia teniendo a este ex juez  ya suspendido de por vida.  Condenado por prevaricar y expulsado de la carrera judicial con deshonor, el otrora juez estrella ha vuelto a cubrirse de gloria con sus comportamientos estrafalarios y antijurídicos.
Aunque en esta sentencia no  ha impedido que el Tribunal Supremo exponga sus atrabiliarios métodos como instructor. Su actuación en el caso fue un monumento a la negligencia, viene a decir la sentencia conocida este lunes, pero careció del "dolo" necesario para considerarla delictiva. Dicho en román paladino, el fallo del Tribunal Supremo se resume en que el señor Garzón no fue un prevaricador simplemente un inútil. Se saltó el Tratado Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Ley de Amnistía de 1977, la norma sobre la prescripción de delitos y prácticamente todos los preceptos del proceso penal, y lo hizo con el propósito de abrir una causa general al franquismo, algo para lo que ningún juez está legitimado. Pero, en su descargo, el Tribunal sostiene que todo lo hizo de buena fe, sin una consciencia de sus errores. Vamos, que era una nulidad como juez, pero una bellísima persona. Con absoluciones así, ¿quién necesita condenas?. A ver que es lo que dicen ahora sus fans que no han parado hasta ahora de vociferar frente al Tribunal.
También el archivo de la denuncia por pedir dinero a banqueros y empresarios para sus conferencias en Nueva York libró al señor Garzón de una condena por la prescripción del delito de cohecho, pero no evitó que el Tribunal acreditase que su conducta había sido impropia de un juez. Condenado por prevaricar y expulsado de la carrera judicial con deshonor, el otrora juez estrella ha vuelto a cubrirse de gloria con sus comportamientos estrafalarios y antijurídicos. Sea como fuere, Baltasar Garzón ya no puede instruir más casos. La Justicia en España es un poco más profesional e independiente sin él.  Gracias a esta nueva sentencia, sabemos que, sin el señor Garzón, la justicia también será un poco más competente.

11 comentarios:

  1. flagusti

    La diferencia descansa en la diferente relación entre el artículo 51 LOGP y las normas y principios constitucionales violados en la primera sentencia. Como es sobradamente conocido los principios constitucionales y las normas constitucionales no tienen el mismo estatus normativo, en caso de colisión entre norma constitucional y principio constitucional o entre principios constitucionales el juez pondera, es un juicio de ponderación no hay subsunción.
    En la primera sentencia el bien jurídico protegido por el artículo 51 de la LOGP y las normas y principios constitucionales tutelan un bien jurídico: la libertad y confidencialidad de las relaciones cliente/abogado, al que TS da prioridad, y pondera como más relevante constitucionalmente: la tutela en las relaciones abogado cliente. Mientras que en la segunda al realizar esa ponderación no habla de resolución injusta sino erronea. La diferencia conceptual entre uno y otro término es esencial y lo es porque el juicio de ponderación y el principio de proporcionalidad aplicados en una y otra sentencia llevan a la ponderación diferente en función de los bienes e intereses jurídicos en juego en cada uno de los casos. En la sentencia conocida hoy se considera que el bien jurídico protegido no ha sido lesionado hasta el punto de constituir una conducta punible.

    ResponderEliminar
  2. baltasar gracian

    Tengo para mí que el Supremo absuelve porque no hay perjudicado alguno por el delito.

    Sí ya sé que el delito de prevaricación no es de resultado, pero me parece prudente considerar por principio como muy probable que ningún juez va a condenar a otro si al menos no tiene muy claro que la resolución prevaricadora ha operado más allá del mero terreno interpretativo.

    En el caso de las escuchas, estaban los abogados que las habían padecido y el riesgo más que potencial de que una absolución se interpretara como patente de corso por los jueces de instrucción, lo que lejos de afectar sólo al derecho de defensa, alteraría incluso el propio esquema legal en que debe desenvolverse la investigación judicial.

    En este caso, salvo a Pío Moa, que no me consta se haya personado, las resoluciones no afectaron a nadie directa o indirectamente. Y es esa falta de damnificados junto con el inexistente riesgo de expansión de la doctrina mantenida por Garzón que la sentencia conjura, lo que abre el verdadero resquicio que permite la absolución.

    Otra cosa son las consecuencias que se vayan a derivar de la difuminación del tipo de prevaricación que introduce el Supremo para posibilitar esa absolución y contra el que con clarividencia previene el magistrado discrepante Sr. Maza.

    ResponderEliminar
  3. Ino Feijóo Zolle

    Aunque me disguste, es justa la decision del Supremo. Los errores juzgados, errores pasados, no han perjudicado aún a nadie, solo encrespado el ambiente, aunque este se encrespa facilmente tanto por unos vagos degraciados pagados prestos a ...chillar insultando o por unos pervertidos que jalean su propia perversion o el error biológico. La realidad es que Garzón ya está fuera de órbita judicial, en la esperanza que el varapalo que en su sentencia señala el Supremo, demuestra que no es digno de confianza, dejémoslo asi , "por sus notables errores, basados en una -posible- supervalorizacion de si mismo". O sea que ya es muy discutible toda su incierta objetividad, necesaria para un buen instructor de causas o Juzgador. Adios para siempre a él, y básica lección para la Sabiduría Jurídica.

    ResponderEliminar
  4. raposo

    Desde el principio han hecho un "barato". Como era muy evidente y por múltiples causas tenían que condenarlo por alguna de ellas, pero sobre todo en la causa con mayor tinte político lo iban a absolver. Podemos estar contentos con que lo hayan retirado por las escuchas.

    Estaba todo previsto.

    Pero no deja de ser vergonzoso que la justicia española se guíe por motivaciones políticas en lugar de simple y llanamente aplicar la ley.

    ResponderEliminar
  5. zzzz

    "¿Es que la intención de dar satisfacción a los denunciantes puede justificar la persecución de unos delitos prescritos y con sus presuntos autores ya fallecidos, como hecho más que notorio en especial respecto de algunos de ellos como en el caso del General Franco, contra el que también se incoa desde un principio la causa?"

    Si lo de Garzón no es prevaricar es que nada lo es.

    ResponderEliminar
  6. Ino Feijóo Zolle

    Trasladar conviene el tema al nivel real, que es el de las explicaciones ciertas y adecuadas al nivel intepretativo del pueblo, (La cuestion queda enmascarada por la "jerga" juridica por lo que no le llega bien entendible como deberia serlo...). Cuando una falta, error, distraccion etc, no genera daños a terceros, no significa que no exista castigo.Cuando voluntariamente se ha decidido una actuación. la intencionalidad del daño puede no existir, pero lo si existe es el riesgo de producir años y este riesgo tomado por persona que deberia estar habituada a considerarlo, debe tener su parte proporcional de pena (que es el aviso para terceros, que cayendo en la misma poca consideración, pueda producir entonces, algunas consecuencias ya de cierta consideracion. Es pues una cuestion de mucha importancia que el Supremo no ha querido considerar. Cosa lamentable y nada regular.

    ResponderEliminar
  7. Miguel Baeza

    Ese es el precio que ha tenido que pagar por su afan de protagonismo y sed de venganza, lo que posiblemente no esperaba era que le costara tan caro.

    ResponderEliminar
  8. Manuel Gonzalez

    Creo que en el tema de Garzón hay que distinguir cada demanda de prevaricación aceptada por el supremo. En este último se plantea que los tribunales y jueces españoles no pueden otorgar tutela judicial a los ciudadanos o familiares aceptado...s por delitos contra los derechos humanos sucedidos durante la dictadura. La cuestión es jurídicamente espinosa ya que este tipo de delitos no prescriben, y ninguna ley de anmistia puede eximir de la responsabilidad y la tutela efectiva de la víctimas. las victimas siempre tienen razón las de ETA y las del franquismo.

    ResponderEliminar
  9. Miguel Baeza

    Se supone, que entonces también deben de tener razón las vicmas del genocida de Carrillo, o porque, como es Carrillo, está vivo y tiene la lengua presta, ¿no tiene responsabilidad?, tan culpable como pudiese haber sido Franco lo fue Carrillo, ya que todo ocurrió durante la misma guerra, a no ser que en España hubiese habido más de una guerra y yo solo conozca a una.

    ResponderEliminar
  10. Manuel Gonzalez

    Creo que en el tema de Garzón hay que distinguir cada demanda de prevaricación aceptada por el supremo. En este último se plantea que los tribunales y jueces españoles no pueden otorgar tutela judicial a los ciudadanos o familiares aceptado...s por delitos contra los derechos humanos sucedidos durante la dictadura. La cuestión es jurídicamente espinosa ya que este tipo de delitos no prescriben, y ninguna ley de anmistia puede eximir de la responsabilidad y la tutela efectiva de la víctimas. las victimas siempre tienen razón las de ETA y las del franquismo.

    ResponderEliminar
  11. Miguel Baeza

    Ese es el precio que ha tenido que pagar por su afan de protagonismo y sed de venganza, lo que posiblemente no esperaba era que le costara tan caro.

    ResponderEliminar