miércoles, 29 de febrero de 2012

11-M Un pedazo de vagón

Libertad Digital ha dado cuenta del hallazgo en un cobertizo de la empresa Tafesa de los restos de uno de los focos de explosión del 11-M, es decir, de uno de los vagones donde SI que estalló un artefacto aquel jueves maldito. Por el tiempo transcurrido y por la ausencia de una cadena de custodia, esos restos tampoco tienen ya valor probatorio. Se trata de una parte del vagó que estalló en Santa Eugenia y fue partido y reutilizado en parte conservándose la parte en que estalló la bomba como se puede observar en las fotos.
El perito Antonio Iglesias cree que se pueden obtener "datos" del explosivo con estos restos de vagón y sí podrían tener validez "porque se podrían obtener datos del examen visual de los restos de los trenes, porque cada explosivo rompe de un modo", añadió Antonio Iglesias. "El titadyne rompe de un modo, el explosivo militar rompe de otro...",
Puesto que se conocía de la existencia de esos restos desde al menos el año 2005, ¿cómo es posible que nadie ordenara su incautación inmediata y su traslado a dependencias oficiales, donde pudieran ser custodiados y utilizados en las investigaciones? ¿Cómo es posible que no se incorporara al sumario ningún informe sobre la existencia de esos restos ni que se informara de ellos al tribunal del 11M? ¿Cómo es posible que no se recurriera a estos restos para llevar a cabo las investigaciones en lugar de basarlas en los míseros 23 fragmentos en los que se basó la pericial de explosivos? ¿Cómo es posible que tampoco esto quieran saberlo ni que lo sepamos nuestras élites mediáticas, políticas y judiciales?

Cada día van saliendo nuevos datos que nos llevan a pensar que la sentencia sobre este atentado fue construida sobre una serie de pruebas falsas y la ocultación de las principales pruebas que conocían un gran numero de personas y no fueron incorporadas en el juicio por el que solo están penando dos personas que probablemente ni fueron sus autores. Cuando se produjeron cuatro explosiones simultáneas se han puesto en evidencia que el juicio del 11 M fue una farsa del principio al fin, probablemente para ocultar su verdadera autoría  y en algún momento se va a conocer la verdad de manera irremisible…

4 comentarios:

  1. Lluvioso

    No sé. Visto lo visto uno llega a la conclusión que la investigación del 11-M podría haber obtenido mejores resultados si se hubiese encargado del tema a una echadora de cartas.

    ResponderEliminar
  2. salvador belda

    Después de casi ocho años resulta evidente fuera de cualquier margen de error que los atentados del 11-M fueron perpetrados por elementos del propio Estado español.
    La aparición de este vagón ocultado, que en su momento pudo haber sido vital para la investigación, constituye una prueba inexcusable de la participación de las fuerzas de seguridad y poder judicial que conocían su existencia y nunca llegó a incorporarse al sumario.
    Tiene que existir el mecanismo para que la sociedad civil española pueda denunciar este acto terrorista de estado ante un tribunal internacional ya que como está ocurriendo no existe en España el mecanismo capaz de impartir la justicia que nuestra sociedad exige y necesita.
    Quizas pueda considerarse como víctimas la sociedad civil europea en su conjunto.
    El 11M fue una masacre de españoles, que curiosamente ha terminado haciendo del pp y psoe la misma porquería politica el ppsoe.

    ResponderEliminar
  3. Suptoiret TheEternal

    el asesinato de 192 obreros que iban al trabajo ya quedo amortizado para la izquierda el 15 de marzo de 2004. eso no le importa a nadie

    ResponderEliminar


  4. Manténgase conectado de forma no parada gracia nuestros paquetes ofrecen créditos entre
    individuos disponible día y noche tiene una tasa de interés del 2%
    A partir de 191 euros de correo electrónico solo. contacto: mickaelduboquet@gmail.com

    ResponderEliminar