sábado, 18 de febrero de 2012

EMPRESAS PUBLICAS… ¿Recortar, Podar o Talar?

Soraya Sáenz de Santamaría ha intentado sorprendernos con su decreto limitando el sueldo de los directivos de empresas públicas y reducir el número de consejeros. Así, según ha anunciado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, los directivos de las grandes empresas públicas cobrarán, como máximo, un sueldo básico de 105.000 euros al año; de 80.000 euros en caso de las de tamaño medio; y de 55.000 en el caso de las pequeñas. Dice que de este modo, la reducción media de estos sueldos públicos oscilará entre el 25% y el 30%,
Vamos a ver… ¿A quien quieren engañar?
Me parece bien y justo pero el Gobierno debería tener un plan mas concreto de reducción de gasto del Estado, incluyendo ayuntamientos y CC.AA. La reducción que necesitamos es demasiado grande como para que pueda funcionar recortando de aquí y de allá desordenadamente. Hay que cortar varias ramas enteras y podar el resto hasta que queden desnudas. Este comentario me parece totalmente adecuado. Es ejemplarizante ver estas reducciones o congelaciones de sueldos, como un aporte al esfuerzo común pero son las grandes partidas las que deben atacarse y darán sus frutos. Igualmente no debe quedarse en algo puntual y temporal, sino en firme y a largo plazo. Habria que mandar a su p... casa a todo aquel sindicalista y político que este agazapado en empresas publicas o cajas que han tenido que ser reflotadas con dinero público. Sus emolumentos simplemente por no hacer nada, son vergonzantes.
Sí, muy bien, pero ¿cuántas empresas públicas, de las más de 4.000 que hay SE CIERRAN o SE VENDEN?¿Cuántos de los 8.000 ayuntamientos desaparecen? ¿Y de los 80.000 cargos públicos? Ya está bien de pellizquitos de monja!!
El problema es mucho mayor y mucho más complejo que lo que nos ha presentado… Primero hay que ver que es la labor o que hacen cada una de las mas de 4.000 empresas publicas de pendientes de todo tipo de administraciones. Ahí vamos a encontrarnos probablemente que mas de la mitad de estas empresas no cumplen ninguna necesidad y que solamente han sido creadas para alojar las deudas que sus respectivas administraciones ya no podían soportar y quieren jubilar en su seno a políticos y sindicalistas expulsados de los distintos organismos cuando cumplida su misión estos señores deberían reingresar en la empresa privada o irse a su casa. ESTAS EMPRESAS HABRIA QUE CERRARLAS TODAS URGENTEMENTE.  
Luego están aquellas empresas públicas que si son necesarias y cubren una función pero que dan pérdidas o podrían funcionar desde la iniciativa privada. ESTAS EMPRESAS HABRIA QUE VENDERLAS O EN EL CASO DE NO PODER REALIZARSE LA VENTA, SI APLICAR LOS BAREMOS INDICADOS POR LA SRA. SAEZ DE SANTAMARIA SIEMPRE QUE SUS DIRIGENTES SEAN PROFESIONALES DEL RAMO.
A las que quedan y si son necesarias y rentables, dejar que funcionen de manera autónoma y sean ellos mismos desde los mercados y que sean sus consejos de administración quienes fijen las retribuciones de sus directivos que por descontado SOLO PUEDEN SER PROFESIONALES QUIENES ESTEN AL FRENTE DE LAS MISMAS.
Todo esto es de tal magnitud que solamente haciendo un buen trabajo para la regeneración en todas y cada una de las administraciones y empresas públicas asociadas ya que si se hace un buen trabajo en este sentido, probablemente no hará falta tomar mas medidas en otras materias para conseguir equilibrar el enorme disparate de déficit público de este país.

6 comentarios:

  1. Federico Garrigos Fernandez

    Vale CAPAR. Un saludo Don Xavier.

    ResponderEliminar
  2. Alberto Olivera Muxí

    lo mejor es cortar de raiz tantos elementos inutiles .Sacaremos mas barato que esten en el paro que subvencionando y perdiendo dinero y colocando enchufados

    ResponderEliminar
  3. Javier Pérez Quintanilla

    Hay que cerrar muchas "empresas públicas".

    ResponderEliminar
  4. hay que acabar con las empresas publica..que solo viven del mangoneo y las subvenciones..hay que privatizarlas todas..solo la gestion privada es capaz de velar por sus propios intereses y los de sus trabajadores..aparte del ahorro..ya que no dependen del dinero publico..sino del privado..es asi de simple..

    ResponderEliminar
  5. Julián San Martín

    Efectivamente, ya vale de pellizquitos de monja

    ResponderEliminar