martes, 14 de febrero de 2012

El saqueo de Andalucía (12) - La batalla de Sevilla

A escasamente 40 días de las elecciones el Partido Socialista Andaluz se fractura por momentos. La campaña interna organizada para elegir a los delegados que representarían a las diferentes federaciones socialistas, permitió cuestionar la unidad interna del socialismo español, especialmente en el cónclave andaluz.
La imagen no puede ser mas elocuente, uno de los dirigentes provinciales que apoyó de manera explícita la candidatura de Rubalcaba fue José Antonio Viera. Esta decisión, que se alejaba de la postulada por la dirección andaluza, hizo que se vertieran sobre su figura multitud de críticas. La cúpula de la federación le apartó de las negociaciones en la noche congresual  para formar parte de la Ejecutiva. El máximo exponente del socialismo en la ciudad hispalense lo interpretó como una traición y José Antonio Viera dimitió  como secretario general del PSOE de Sevilla.
Viera tomó esta decisión al entender que su autonomía “como líder del PSOE sevillano” ha sido “vulnerada de forma muy grave” durante el proceso de elaboración de la candidatura socialista sevillana a las próximas elecciones autonómicas del 25 de marzo.
La dimisión del ya exsecretario general de los socialistas sevillanos se produjo en la misma jornada en la que el Comité provincial votó la lista de la formación por Sevilla, liderada por José Antonio Griñán, actual presidente de la Junta de Andalucía. De número dos lo acompañará Susana Díaz, secretaria de Organización del PSOE andaluz y enfrentada con Viera a raíz del apoyo de éste a Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general del partido. Por su parte, Díaz apoyó a Carmen Chacón.
El 38 Congreso del PSOE que aupó a Rubalcaba supuso un punto de inflexión. La fallida apuesta de la dirección regional socialista por Carme Chacón abrió una herida latente y la elaboración de las listas para las elecciones autonómicas ha dividido en dos bandos a la federación socialista de España más numerosa y a la que Griñán nunca ha controlado.
Tras anunciar públicamente su dimisión, Viera abandonó el recinto donde se estaba celebrando el Comité provincial, que continuó entre las protestas y abucheos de los partidarios de Viera. Finalmente se votó la lista sevillana, que contó con el apoyo de 72 de los 79 asistentes, de un total de 144 miembros. ¿Votación válida? El sector cercano a Viera está seguro de que la votación de ayer es inválida, puesto que la renuncia del secretario general conllevaría la disolución de los órganos del partido.
Las elecciones andaluzas se celebrarán en escasamente 40 días y el socialismo andaluz se enfrenta al peor escenario posible. La guerra interna que se lleva gestando desde que Manuel Chaves abandonara la dirección andaluza, dificulta el esfuerzo de Rubalcaba por intentar obtener un resultado óptimo el próximo veinticinco de marzo. La lucha de los socialistas andaluces por mantener aunque sea para obtener una pequeña cuota de poder en la oposición se está haciendo insostenible.

2 comentarios:

  1. Mari Paz

    Cuando un barco se hunde. . . ya sabeis quienes son las primeras que salen de naja. Ahora ya se esta produciendo lo que se esperaba: Entre ellos/as mismos/as se sacaran los ojos y a ver si de camino acaban con la UGT que, vaya otro cancer p'a los españoles. Los comunistas cayeron pero se dejaron aquí a Comisiones p'a que siguiera medrando, a ver si hay suerte y se van todos, Junta incluida, al. . . . desempleo.

    ResponderEliminar