viernes, 3 de febrero de 2012

La línea roja de Artur Mas


La visita del President de la Generalitat a la Moncloa ha sido particularmente interesante, mas por lo que no han tratado, que por los acuerdos a que pueden haber llegado. Las líneas rojas marcadas por Artur Mas han condicionado el temario. Son como aquella pareja que no se soporta incapaces de dar un paso mas allá que puede representar la pérdida del chale, el coche o los niños y los privilegios de la vida en común. Ellos no han hablado del catalán ni del Estatut, ni del Pacto Fiscal, ni de las embajadas, ni de sanidad, ni de Spanair...
Ni Mas ni Rajoy pueden permitirse cualquier desliz que pueda generar la catástrofe, ellos se han limitado a consolarse por los recortes que les toca hacer y darse entre amenazas algunos consejos. Todo ello a pesar que quien está en este momento en la cuerda floja es Artur Mas,
Tras varias horas de reunión con el líder nacionalista, el presidente del Gobierno no se atreve a tratar sobre la prohibición del español como lengua vehicular escolar en Cataluña. Los tribunales han dictaminado que el modelo actual es ilegal, y el propio PP garantizaba en su programa electoral el derecho a recibir enseñanza en castellano en toda España
La respuesta la ha dado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría que sin referirse directamente a las palabras de Artur Mas, en la rueda de prensa de este viernes ha comentado "El Gobierno considera que lo que debe promoverse en todas las comunidades autónomas que tienen una lengua oficial propia es ese bilingüismo integrador y equilibrado que se practica en la calle", ha insistido la vicepresidenta.
Porque el nacionalismo catalán lo tiene muy claro: ellos son la ley, y no hay tribunal ni sentencia que pueda interponerse en sus proyectos identitarios y de construcción nacional. Así de claro lo ha dejado este miércoles el presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), cuando ha advertido de que si, tal como ha anunciado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, al Gobierno se le ocurriese garantizar el derecho de los alumnos a recibir la educación en español en los colegios públicos de Cataluña, se estaría entrando “en terrenos muy resbaladizos”. O sea que ya tenemos polémica.

5 comentarios:

  1. Martiño Rosado Correa

    Los Kakalanes y sus prepotencia , ya que no nos piden aranceles por consumir sus productos , que antes eran nuestros

    ResponderEliminar
  2. Moncho Surrá

    Follón lingüístico: hoy no toca !!

    ResponderEliminar
  3. Martiño Rosado Correa

    Penoso panorama dan asco , , , http://www.alertadigital.com/2012/02/03/los-centros-de-salud-en-barcelona-informan-en-arabe-y-en-urdu-pero-no-en-espanol/Los centros de Salud en Barcelona informan a los pacientes en árabe y en urdu pero no en español

    ResponderEliminar
  4. Muchos en Cataluña estamos ya hartos de que los sucesivos gobiernos de España nos traicionen.Son ya demasiados años aguantando las imposiciones nacionalistas,que van a peor.Cada vez tengo más claro la necesidad de una tercera vía que de verdad esté comprometida con la defensa de la igualdad de derechos entre españoles.

    ResponderEliminar
  5. Luisa Coronel Guerrero

    menudo pajaro este es español solo para pedir.yo no le daba ni agua.

    ResponderEliminar