miércoles, 25 de enero de 2012

¿Pacto Laboral?

Ahora, después de más de dos años de estar mareando la perdiz han firmado el "pacto laboral", CCOO, UGT, CEOE y Cepyme dicen haber alcanzado un principio de acuerdo en materia salarial, aún no definitivo, que contempla subidas máximas del 0,5% para 2012 y del 0,6% para 2013 y 2014, aunque en este último año se condiciona la subida a la evolución del PIB en el ejercicio anterior. Todo ello cuando las empresas están teniendo pérdidas y despidiendo a miles de trabajadores.

Los sindicatos han afirmado directamente que el pacto alcanzado con la patronal hace innecesario que el Ejecutivo actúe y que hay elementos suficientes con el actual marco laboral como para reconducir la situación. Todo lo que sea con tal de no perder sus canonjías. Los demás temas como la negociación colectiva, contratos o formación siguen el aire y le tocará al gobierno legislar sobre ellos. Rajoy se muestra satisfecho por este acuerdo, pero es solo un anzuelo puesto al ejecutivo.
Quieren mantener a toda costa sus privilegios por seguir ostentando una representación que no tienen dado el bajísimo nivel de afiliación sindical y este acuerdo contra natura intentarán venderlo al PP para que no haga lo procedente. Ellos se conforman con la reducción del 20% de sus subvenciones directas del Estado, que en realidad es “pecata minuta”, comparado con los  mas de 400 millones de euros al año que se van a los programas de formación ocupacional ahora mismo patrocinados por sindicatos y patronal y que apenas sirven para nada y de los que se llevan entre el 15 y el 20% para su financiación de los que ellos no piensan renunciar.
En España cualquiera se puede matricular en uno en ciclos de FP, con la edad que tenga, y también está la UNED de manera casi gratuita. Las personas adultas, por muy malos estudiantes que hayan sido de niños, son libres de hacer caso a su sentido común, y prepararse para los nuevos sectores p roductivos que demanda el mercado. Lo que ocurre es que existe una bolsa gigantesca de recursos sin control presupuestario en manos de autonomías, ayuntamientos o sindicatos que todos se pelean por ella y nadie quiere soltar ya que cada uno la dedica a lo que les conviene sin necesidad de tener que rendir cuentas de su gestión.

6 comentarios:

  1. Fina Ors

    Xavier es de vergüenza, pero es que esto huele mas mal que mal, son por lo menos socialistas no se puede decantar un sindicato por ningún partido político, nos ha costado entender que los sindicatos están mas vendidos que los jueces, han traicionado a los trabajadores para llenarse los bolsillos.

    ResponderEliminar
  2. Aristole

    Negociación colectiva: dícese del espectaculo que montan empresarios, sindicatos y gobierno para hacernos creer a todos que estan haciendo algo útil para crear empleo.

    ResponderEliminar
  3. Otero

    Ya sabemos todos que los sindicatos y la patronal son el verdadero Oráculo y que en breve la montaña parirá un ratón.
    Lo malo de los sindicatos en España es que son amarillos, son los funcionarios sin oposición que viven a costa de nuestro dinero en vez de sus cuotas en pago a su sabiduría.
    Mientras no nos ilustran con su sabiduría, podía aprovechar el Gobierno si no quiere ser el promotor del color del oro sindical para dejar de pagarles. ¡Menudo chollo tienen con sus cursos y cursillos!

    ¡Manda huevos con los liberados del curro!

    ResponderEliminar
  4. shawny

    Los Sindicatos que NO han hecho nada durante el mandato del PSOE ¿de qué se jactan ahora?. Es una vergüenza. Lo que hay que hacer es quitarles la subvenciones y que se financien con las cuotas de sus afiliados. 5 millones largos de parados y ellos viviendo del cuento con sus liberados.

    ResponderEliminar
  5. Martin Sánchez

    La fe de los españoles en sus gobernantes está hundida en un buen socavón. El oleaje que ha destrozado los paseos marítimos de San Sebastián es un pequeño charco si se compara con el tsunami que está amenazando los cimientos de España. Nos llevan al descalabro. Descoyuntados, ya estamos.

    ResponderEliminar
  6. Martin Sánchez

    Fátima Báñez se enfrenta a un vendaval de problemas de relación y de diálogo. Porque 5,4 millones de parados, más los que se avizoran, es una carga personal, económica, social y política insoportable. Es una prioridad el insuflar un mínimo... de aliento a todos ellos y a los que se ven con el agua al cuello. Que cuenta con el apoyo de los pesebristas profesionales de las directivas ugetista y comisionadora, pues qué bien. Que le niegan el pan y la sal, pues qué mal pero que hacia atrás ni para coger impulso. Siete años de golferías políticas es demasiado retroceso para más de lo mismo.

    ResponderEliminar