lunes, 16 de enero de 2012

Las puñetas del juez superstar

 Hoy martes a Baltasar Garzón lo hemos visto sentado en el banquillo del Supremo afónico con toga y puñetas, no se si para dar pena o para intimidar a sus juzgadores y salir en TV de esta guisa. Ya por la tarde los jueces  le han mandado quitarse el disfraz. Garzón ha intentado retrasar el juicio usando y abusando del derecho a recusar a 11 jueces para poner ruedas a la justicia a ver si así se veía antes la que tiene pendiente por la persecución de los crímenes del franquismo. No sé si lo va a conseguir. No le interesa de ninguna manera que empiece su serie de juicios por éste que tiene todos los visos de salir condenado por inhabilitación en este primer envite, la acusación ha pedido 17 años.
Garzón autorizó que se pusieran micrófonos en el locutorio donde los encausados en la trama de corrupción dirigida por Correa hablarían con sus abogados. Nuestro ordenamiento jurídico permite tales escuchas sólo en casos de terrorismo, lo cual, a mi modesto entender, es inconstitucional porque la Carta Magna no admite excepciones al derecho a defenderse, pero, desde luego, no los autoriza en ningún otro supuesto. Nadie discute que tales conversaciones puedan ser intervenidas por el juez si existen indicios de que de lo que se va hablar allí no es de la defensa del acusado sino de la comisión de otros delitos. Pero tales indicios nunca fueron alegados ni consta que existieran.
De las tres acusaciones de prevaricación a las que tiene que hacer frente el magistrado, ésta la más obvia, la más patente. Seguramente por eso ha sido la primera en finalizar su instrucción, por ser la menos compleja. Y quizá por la obviedad de la acusación acabe en una condena de inhabilitación. La intervención de las conversaciones de los abogados con sus defendidos es un atentado flagrante al sacrosanto derecho de defensa. La intervención de las conversaciones de los abogados con sus defendidos es un atentado flagrante al sacrosanto derecho de defensa. De absolverse la conducta del juez en este caso, tal derecho se vería gravemente mermado.
Hemos podido ver a la puerta del Supremo a sus amigos de la ceja con Pilar Bardem o Llamazares a la cabeza, montar el numerito de costumbre ante las puertas del Supremo. Lo peor es que a esta bochornosa presión dirigida contra el Alto Tribunal se ha sumado nada menos que la candidata a liderar el principal partido de la oposición, Carme Chacón, quien ha afirmado que "Garzón se sienta en el banquillo por haber perseguido la corrupción". Algo falla cuando alguien que quiere ser Presidente/a de este pais va diciendo por ahi estas falsedades.

10 comentarios:

  1. Wyckoff

    A ver si empieza a haber justicia en España. Este individuo sicario al servicio del PSOE a prostituido la justicia hasta la saciedad

    ResponderEliminar
  2. ya era hora de que pongan en su sitio al sectario..revanchista este..por cierto..eso de que los cejateros y demas chusmilla de la izquierda rancia se pondran a rebuznar y dar cozes delante del supremo..eso ni se duda..la pregunta es ..hara algo la delegacion del gobierno?..que yo sepa esta totalmente prohibido por ley manifestarse delante del Supremo y el Constitucional.. y mas cuando la intencion es influir en una sentencia o juicio.. buenos dias

    ResponderEliminar
  3. ZPÉREZ DIMISIÓN

    La prevaricación, o prevaricato, es un delito que consiste en que una autoridad, juez u otro funcionario público dicte una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial, a sabiendas que dicha resolución es injusta.1 Es comparable al incumplimiento de los deberes de funcionario público.2 Dicha actuación es una manifestación de un abuso de autoridad. Está sancionada por el Derecho penal, que busca la protección tanto del ciudadano como de la propia Administración. Para que este delito sea punible, debe ser cometido por un funcionario o juez en el ejercicio de sus competencias.
    Garzón Prevaricator

    ResponderEliminar
  4. UNA GATOADICTA

    todas estas actuaciones por las que se le juzga, muchas de ellas amparadas por el psoe. yo lo que deseo es que después de este vayan todos detrás los que verdaderamente se lo han llevado crudo.

    ResponderEliminar
  5. Ignacio Escolar

    Lectura recomendada para entender ese supuesto caso de las escuchas a los abogados de la Gürtel que le ha costado al juez de la Audiencia Nacional la tercera querella admitida a trámite en el Tribunal Supremo: el recurso de súplica de la Fiscalía al Tribunal Supremo respaldando al juez Garzón (doc).

    Los querellantes -entre ellos, el propio Correa- denuncian dos tipos de conversaciones grabadas entre los acusados y sus defensores: los pinchazos telefónicos y las grabaciones cuando hablaron con ellos en la cárcel; unas pruebas que consideran inválidas y con las que pretenden anular toda la investigación por la puerta de atrás del defecto de forma. Esto explica la Fiscalía sobre las escuchas telefónicas:

    El secreto profesional que protege a las relaciones de los abogados con sus clientes, puede, en circunstancias excepcionales, ser interferido por decisiones judiciales que acuerden la intervención telefónica de los aparatos instalados en sus despachos profesionales. Es evidente que la medida reviste una incuestionable gravedad y tiene que ser ponderada cuidadosamente por el órgano judicial que la acuerda, debiendo limitarse a aquellos supuestos en los que existe una constancia, suficientemente contrastada, de que el abogado ha podido desbordar sus obligaciones y responsabilidades profesionales integrándose en la actividad delictiva, como uno de sus elementos componentes.

    En el caso que nos ocupa, no se ha producido la intervención telefónica de ningún teléfono de profesionales de la abogacía. Lo que ha sucedido es que, a través de la interceptación de varios teléfonos de sospechosos, se graban conversaciones realizadas al parecer con letrados encargados de su asesoramiento legal. En esta circunstancia el secreto profesional no puede actuar con la misma energía y firmeza que se produce, cuando es el cliente el que acude al despacho del abogado y en ese momento, tiene lugar la interceptación de la conversación, sin causa o fundamento que la justifique. El letrado que utiliza su teléfono para comunicarse con sus clientes que lo tienen intervenido, no puede pretender un trato privilegiado que extienda el secreto a estos extremos. La valoración del contenido de las conversaciones deberá ser utilizado cautelosamente por el órgano juzgador, pero en ningún caso se puede declarar la nulidad de su contenido.

    Por lo expuesto, todos los motivos que se refieren a la nulidad de las escuchas telefónicas deben ser desestimados.

    ResponderEliminar
  6. Alberto Olivera Muxí

    Yo he visto parte del juicio y garzon sacaba mucos datos de folios ,fechas , epigrafes ,fechas , perooooo ha constado al abogado si era permitido las escuchas en casos que no fuern de terrorismo NOOOOO todo para liar al tribunal que no ...se va aleer otra vez los autos se le ha preguntado por tres veces de diferentes maneras , pero como es gato viejo se escapaba por los rincnes .No creo que lo sentencien a nada .Es una opinion

    ResponderEliminar
  7. Belén López

    Pues yo espero que si, que sea la primera sentencia que reciba de todas las causas que tiene pendiente y que de una vez, la justicia pueda demostrar independencia y eso mismo, justicia que para eso está

    ResponderEliminar
  8. SUSTINE

    En el mundo civilizado el derecho a guardar silencio del imputado o mero denunciado está tan asumido que hay que soportar que el mismo conlleve hasta la inmolación de la víctima, como fue el terrible caso de aquel belga que no quiso confesar donde tenía a las niñas secuestradas.
    Asumido de forma absoluta ese principio, quebrantar la conversación privada del reo con su letrado es burlar el derecho a guardar silencio. Esa compulsión moral, aunque no física contra el imputado no dista tanto de entender que para que el reo confiese haya que darle cuatro hos..
    Que un juez no tenga asumido eso es de troglodismo o poca formación.
    La verdad material no se puede conseguir a toda costa, con atajos y vulneración de las formas, porque el Derecho también son formas.
    Garzón imbuido de un principio de justiciero universal no ha asumido bien los protocolos de su trabajo, olvidó lo que la AMNISTÍA le impedía hacer, que era remover judicialmente la Historia. Y se ve que también ha olvidado las formas cuando como se dice intentaba ablandar a los encartados con la prisión preventiva y otras medidas o rigores procesales.
    Ayer apareció como un torero con su cuadrilla, pues me quedó grabada la imagen taurina cuando los colegas de la AN le cogían el abrigo cuando el maestro iba a entrar al ruedo del Tribunal Supremo, donde le despojaron su indebido traje de luces y le pusieron de corto.
    Bueno ante todo que siga el espectáculo. Gracias Baltasar por darnos tardes de gloria.

    ResponderEliminar
  9. Sando

    Es bochornoso que, uno de los candidatos a regenerar el PSOE se alinee con Garzón, lo cual da muchas de por dónde va a regenerarse ese partido que, desde su nacimiento, solo tiene noches oscuras.
    Patético los verdaderos fascistas, estalinistas y leninistas que se han acercado al TS para insultar a todo un pais.
    !Qué pensarán de nosotros los paises de nuestro entorno¡.
    Da miedo tener a estos energúmenos en la calle. No han superado aún el golpe de estado del 34 ni la guerra civil qe provocaron del 36. Siguen siendo igual y los mismos.

    ResponderEliminar
  10. Mado Bruiz

    El jucio del que ses quieren vengar

    ResponderEliminar