miércoles, 4 de enero de 2012

Embajadas identitarias

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha anunciado en Valencia que pondrá al servicio de las comunidades autónomas toda la estructura del Ministerio de Asuntos Exteriores para dar cobertura a todas sus acciones en el exterior. El flamante jefe de la diplomacia española hizo estas declaraciones tras asistir en Valencia a la toma de posesión de los nuevos miembros del Gobierno valenciano. Se da la circunstancia de que Valencia, con 28 oficinas, es la segunda comunidad autónoma con un mayor número  de delegaciones en el extranjero. Se trataría, según ha explicado el ministro a los medios de comunicación, de que los funcionarios de las comunidades autónomas o los agregados comerciales destacados en el exterior pudieran integrarse y trabajar desde las embajadas españolas. Con ello podría conseguirse un ahorro considerable para las arcas de las distintas autonomías.
Cataluña fue la primera autonomía que montó una red de embajadas y ahora cuenta con medio centenar, pero luego le han seguido todas las demás comunidades autónomas que disponían a mediados de 2010 de alrededor de 200 oficinas repartidas por 37 países del extranjero con sus consiguientes gastos de alquileres y personal auxiliar necesario para su funcionamiento. Estas oficinas total que se dedican a la promoción comercial, turística o cultural por todo el mundo y cuyo coste puede ascender asciende a unos 150 millones de euros al año. Una buena partida para pensar en su ahorro aunque sea parcial. Cataluña es la comunidad que más delegaciones acumula, con 48 de esas 'embajadas', el doble que la Comunidad Valenciana y Andalucía, y cuatro veces más que Madrid.
A mediados de 2010, Cataluña era la comunidad que encabeza el ranking, ya que tenía 48 de esas unidades administrativas. Por detrás se situaban la Generalidad valenciana, con 23, y Andalucía, con 22. A más distancia estaban País Vasco y Asturias, con 13 oficinas cada una, informa Europa Press. El siguiente escalón lo ocupaban Murcia y Galicia (ambas con 12); la Comunidad de Madrid (11); Castilla y León, Aragón, Canarias y Navarra (con 5 oficinas cada una); Extremadura (4); La Rioja, Baleares, Castilla-La Mancha y Cantabria, que tenían dos cada una. Casi todas ellas tienen su sede en Bruselas. En Miami hay siete embajadas de distintas regiones españolas, además de cinco institutos o delegaciones dedicados a la representación española, lo que hace difícil saber adonde dirigirse para cualquier cuestión.  
La red comercial catalana con sus cinco «embajadas» y sus delegaciones de promoción turística y cultural (todas suman sobre el medio centenar) costaron a los contribuyentes catalanes 32,8 millones en 2011. Para 2012, el presupuesto es de 26,9 millones. Todas se encuentran en zonas exclusivas de las ciudades en las que se instalaron. La de Nueva York, por ejemplo, está en el Rockefeller Plaza (con un coste de 475.000 euros al año), un barrio acomodado de París acoge la «embajada» en Francia (416.000 al año), mientras que la de Londres está en un pintoresco edificio en Fleet Street. Los delegados, con rango de director general, cobran 87.500 euros al año. Estos cargos han sido nombrados hasta hace poco por razones familiares o de tipo político no por la profesionalidad de estos delegados. Tal ha sido el caso del hermano de Carod Rovira en Paris que ha sido recientemente destituido.
Artur Mas por su parte ya ha dicho que el no piensa utilizar estas facilidades dada la idiosincrasia de sus propias oficinas dedicadas especialmente al tema lingüístico o identitario aparte de las cuestiones turísticas y comerciales. El motivo de la negativa de Cataluña es que alrededor de estas “embajadas” han montado un sistema clientelar con becas de 900 euros al mes destinados a los “Erasmus” en las ciudades representadas, para sus gastos,  que luego son utilizados como agentes de propaganda en fechas determinados para demostrar el avance del independentismo catalán ante la opinión mundial. Esta claro que todo esto no tendría cabida en el interior de las embajadas españolas. Habrá que ver como Cataluña va a seguir financiando estos tinglados identitarios ante el clamor de sus ciudadanos por el cierre de hospitales y servicios básicos. La tajante negativa de Artur Mas a utilizar los medios de las embajadas va por estos derroteros.

7 comentarios:

  1. Miguel Fernández

    No hay dinero , si se trata de culpar a España de todos los males. Sí hay dinero, para el separatismo.

    ResponderEliminar
  2. azul1000

    ¿Por qué tenemos que pagar con nuestros impuestos esas oficinas para enchufar a los amiguetes y a los del partido? Por ejemplo ¿qué hace el hermano de Carod Rovira en la "embajada" de París?
    Si el "mándíbulas", alias Arturo Más, fuera honrado y decente quitaria estos chiringuitos de amiguetes y emplearía el dinero para la Sanidad, evitando así bajar el sueldo de los médicos y el cierre de quirófanos. También se evitaría el copago que sufrimos todos.
    Pero es demasiado pedir que sea decente el tal Arturo ya que es el del "4%" ó el "20%" según se acusaron en el Parlamento él y Maragall. ¡Vaya sinvergüenzas!

    ResponderEliminar
  3. prusadir

    No olvidaremos lo inolvidable. Ya esta bien de paños calientes, si no se cumple la Constitucion se les quitan las competencias y se acabo. Estamos hartos de soportar de tantas amenazas. ¿Para que sirven las autonomias? para llevarnos a la ruina, se han quintuplicado los servicios y los gastos son insostenibles, ya esta bien. SOLO HAY UN PAIS.... ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  4. Manuel Miguez Corbal

    DELICUENTES , RATAS, , CACOS , SINEVRGUENZAS, LADRONES , DESGRACIADOS, DESECHOS DE FULANOS , ME CAGO EN SU PUTA CALAVERA A TODOS Y FAMILIAS ESPAÑOLAS PASANDO HAMBRE , HIJOS DE PUTA

    ResponderEliminar
  5. Casto Pascasio Escolá

    DESDE LUEGO LAS QUE HUELAN A IDENTITARIAS, SOLAMENTE. TIENEN QUE DESAPARECER. NADA DE DUPLICIDADES.

    ResponderEliminar
  6. konors

    Normal, si se niega rotundamente a que los españoles en Cataluña puedan ser escolarizados en español que es una de sus dos lenguas maternas... ¿cómo no van a rechazar el cumplimiento de algo mucho menos importante?

    Por otra parte, es normal que lo rechacen,puesto que ya en muchas embajadas españolas los gobiernos de la Comunidad A. Vasca y la de la Generalitat ya estaban sobrerrepresantados y tienen delegados que atienden de modo preferente a los asuntos relacionados con dichas comunidades. ¿Qué les aportaría disponer de algo que ya están utilizando a cambio de renunciar al derroche nacionalista?

    En esta legislatura no será solamente la economía la piedra de toque de la eficacia del gobierno. También el desafío nazionalista(sic) va a condicionar necesariamente las politicas de Rajoy.

    ResponderEliminar
  7. Alberto Olivera Muxí

    A ver si es verdad y nos ahorramos una pasta y un monton de vagos

    ResponderEliminar