domingo, 22 de enero de 2012

El recibo de la luz

Hay que aplaudir el proyecto de real decreto remitido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo a la Comisión Nacional de la Energía para que la factura de la luz volverá a ser bimestral y a basarse en la lectura real de los contadores con el objetivo de que el consumidor pague «solo por lo que consume». «Con la modificación de esta normativa, el Gobierno busca que el consumidor pague solo por lo que consume, basando las facturas en la lectura real de los contadores».

El lio de las facturas de la luz a base de lecturas estimativas que ha hecho imposible de controlar por el usuario que impuso el ex ministro Miguel Sebastián con el fin de camuflar los continuos aumentos de la tarifa que ha conseguido que ahora estemos pagando lo que hacia cuatro años pagábamos cada dos meses y que ha generado un «importante» número de reclamaciones por parte de los usuarios debido «a la complejidad asociada a las regularizaciones de los consumos».
Una de las razones del anterior ministro para implantar el sistema actual, en vigor desde 2008, fue de carácter psicológico: al pagar cada mes, la cantidad a facturar sería la mitad. Un caramelo envenenado pues, con subidas en estos años superiores al 30%, el resultado es que los consumidores creen pagar en un mes lo que antes pagaban en dos. Ahora volver al sistema bimestral puede provocar otro trastorno psicológico: la sensación de que ahora pagarán el doble.
Estos aumentos han sido destinados a alimentar a base de subvenciones al lobby de las empresas de energía renovable que están produciendo electricidad con un coste cinco veces mayor que otras fuentes mas tradicionales. Esperemos que el actual Gobierno del PP racionalice de una vez esta cuestión y consiga abaratar el precio de la energía, es necesario para relanzar la economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario