martes, 17 de mayo de 2016

El disparate de los vertederos de neumáticos


El desastre de Seseña, es una conjunción de incompetencias. El vertedero de neumáticos incontrolado mayor de Europa está ardiendo desde el pasado viernes cuando al parecer alguien provocó el desastre que ha obligado a desalojar a miles de personas de las urbanizaciones colindantes. A partir de ahora cuando ya parece controlado el incendio va ser el momento de analizar las causas de un desastre que va tardar bastante tiempo en recomponerse. 

Aquí lo que aparece como la causa principal es la descoordinación de las distintas administraciones que afectan a las comunidades autónomas de Castilla la Mancha y la Comunidad de Madrid, mas el Gobierno Central que durante más de diez años, con toda la gama de partidos políticos, que han estado gobernando todo este tiempo. Pronto han empezado las declaraciones de los implicados echándose las culpas unos a otros. Ahí tenemos a Barreda culpando a Cospedal y ésta defendiéndose con nuevos ataques. 


Simplemente este es el resultado de la falta de responsabilidad de nuestros políticos y de las disfunciones de nuestro sistema autonómico. Tras conocerse que millones de neumáticos se encontraban almacenados de esta manera precaria, sin cumplirse el protocolo de reciclado por el que los conductores pagan una tasa obligada por el Estado cada vez que cambian las ruedas de su vehículo, surge la duda de ¿qué ha fallado en los sistemas de control de la administración para que se consienta esta irregularidad? Desde el año 2007 es obligatorio que todos los neumáticos usados sean reciclados una vez sustituidos, para costear esta "medida ecológica", los usuarios abonan un plus que va desde los 3 a los 35 euros y que debería garantizar la desaparición de elementos tan contminantes como los que hoy han ardido en Seseña.


Pienso que fabricar cualquier artículo a partir de una materia prima que te pagan por adquirirla y se puede transformar en nuebles, parques infantiles, asfalto o carburante ya que quien la recibe la adquiere a coste cero de origen, mas la subvención por su retirada, debería producir un magnífico beneficio a quien se dedique a esta actividad. A pesar de todo ello van creciendo por toda España gran cantidad de vertederos, estén controlados o no, que solo degradan el paisaje y que se convierten en un peligro público. 

La verdad es que no entiendo nada.

2 comentarios:

  1. Jordi Gp

    Y mientras tanto los curritos pagando la ecotasa....

    ResponderEliminar
  2. Santiago Nuevo Fernandez

    Disparate repetido por toda la geografia

    ResponderEliminar