jueves, 10 de septiembre de 2015

Las estaciones fantasma de la línea 9 del metro de Barcelona


A la hora de hablar de la Línea 9 de Metro de Barcelona, los dirigentes del gobierno catalán no dudan en jactarse de que estamos hablando de “la más larga de Europa”. Lo que suele ignorarse a la hora de hablar del último gran proyecto de la “era Pujol” es que también estamos hablando de una de las obras más caras de la historia.


La línea 9  del Metro de Barcelona es una lina automática de ferrocarril metropolitano subterraneo que actualmente tiene 9 estaciones en funcionamieno. Cuando finalice su construcción, con 47,8 km de longitud y subterránea en 43,71 km, será la línea subterránea más larga de Europa por delante de la línea 3 Abatsho-Pokrovsaya del metro de Moscú  (44,3 km)

De entrada, esta circunvalación llamada a conectar la Ciudad Condal con el aeropuerto de El Prat iba a suponer un desembolso relativamente pequeño: se habían presupuestado 2.500 millones de euros. Sin embargo, el gasto final se ha disparado de forma alarmante y puede llegar a alcanzar los 16.600 millones de euros. Este desembolso final sería casi siete veces mayor a lo proyectado en un primer momento.

El hundimiento del Carmel


En la noche del 25 de enero de 2005, las 12 familias que vivían en el número 10 del pasaje de Calafell, en el barrio del Carmel, tuvieron que salir urgentemente de sus casas con lo puesto. Se produjo un socavón, de 35 metros de profundidad y 30 de diámetro, obligó a desalojar 1.289 personas de 530 viviendas. 

Controles geológicos diarios habrían evitado el socavón, según los peritos. El metro se inauguró en 2010, dos años más tarde de lo previsto, y donde hubo el agujero todavía hay una plaza sin nombre.Tres años después del desastre, que estigmatizó el barrio que ahora tiene una de las tasas de paro más altas de la ciudad, superior al 12%, estallaron la burbuja inmobiliaria y la crisis económica, lo que devaluó aún más el precio de los pisos. La llegada del metro, dos años después de lo previsto, fue recibida con sentimientos encontrados, aunque actualmente cada día 15.000 personas utilizan la estación del Carmel. 


La acusación del 3% 

El hundimiento no sólo provocó una crisis social sino también política con acusaciones cruzadas entre CiU, que proyectó la obra, y el tripartito, que la estaba ejecutando y que destituyó el director general de Puertos y Transportes y al presidente de GISA, la empresa de la Generalitat. El tripartito impidió inicialmente la creación de una comisión de investigación, pero acabó creándose y aprobó sus conclusiones el 25 de mayo. 

El Parlamento también aprobó crear el Instituto Geológico de Cataluña con personalidad jurídica propia. Además, fue a raíz del socavón del Carmel que salió a la luz un tema que todavía es investigado: las comisiones ilegales por la adjudicación de obra pública. El 24 de febrero de 2005, durante una discusión con el entonces jefe de la oposición, Artur Mas, el que era presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, se levantó de su escaño y, dirigiéndose a los convergentes, espetó su ya mítica frase: "Ustedes tienen un problema y este problema se llama 3%". Sin embargo, retiró la frase porque estaban en plena negociación del Estatut. 

Desde julio de 2012, CDC tiene su sede embargada para cubrir la fianza de 3,2 millones de euros que le impuso uno de los jueces (ya son cinco los que han dirigido la instrucción del caso) como responsable civil a título lucrativo por supuestamente cobrar comisiones de Ferrovial a través del Palau de la Música a cambio de "adjudicaciones de obra pública por parte del Govern de la Generalitat".

El canon de gestión de estaciones 

El encarecimiento está ligado a aspectos técnicos como la mala planificación, los cambios en el trazado o el accidente en el barrio del Carmel, en 2005. Por otro lado, el esquema de financiación planteado no ha resultado ser el más eficiente: las constructoras empezaron aportando 3.000 millones a la obra… pero ahora cobran el canon que se les asignó como fórmula para compensar esa inversión. 

Da la casualidad de que el canon se concede en concepto de la gestión de estaciones que, por los continuos retrasos en la Línea 9, se mantienen cerradas al no haber trenes en circulación. El año pasado, la Generalidad pagó 257 millones a cambio de la gestión de estas veintiocho estaciones fantasma.

Cuesta el doble que el AVE Madrid-Barcelona

Según el Tribunal de Cuentas, la construcción del AVE Madrid-Barcelona supuso un desembolso de 8.966 millones de euros, por encima de los 7.550 que había fijado el concurso. Esta cifra es, aproximadamente, la mitad del coste que El Critic anota a la Línea 9 del Metro de la Ciudad Condal. Para más inri, también está proyectada la construcción de un tren lanzadera que conectará la estación del Paseo de Gracia con el aeropuerto de El Prat. Esto supondrá el inicio de otro proyecto de infraestructuras con un objetivo muy similar al apuntado para la Línea 9


3 comentarios:

  1. Julen Cameron

    Están flipando pero a lo bestia! 47 kms de linea? Que va desde tarragona hasta lloret de mar .Gerona. De risa

    ResponderEliminar
  2. Sofia Navarro

    Forma de robar,con esto Más esta más que forrado x eso tanto desea dividir España.

    ResponderEliminar
  3. Julen Cameron

    MADRID tiene el mejor metro del mundo. Con una red de 315 Kms y
    funciona con una eficacia y seguridad brutal. Cuenta con 13 líneas. Y tres de mas de metro ligero alternativo .

    ResponderEliminar