martes, 18 de junio de 2013

Las becas de Diplocat



Tal y como avanzó hace una semana, durante la presentación del Plan de Gobierno 2013-2016, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, sigue dando pasos para internacionalizar su proyecto secesionista Se han convocado las “ayudas para realizar estudios internacionales” para la formación de especialistas en cuestiones relativas a las relaciones internacionales, que puedan colaborar en la proyección internacional de Cataluña y de su diplomacia pública’.
Este lunes, el Diario Oficial de la Generalidad de Cataluña (DOGC) ha publicado una nueva convocatoria de ayudas para realizar estudios internacionales’ para el próximo curso académico, si bien, a diferencia de en ocasiones anteriores, esta vez las becas serán gestionadas por el recién creado Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (más conocido como Diplocat), un organismo dirigido por Albert Royo y dependiente de la Consejería de la Presidencia autonómica, que tiene por objetivo ‘desarrollar una estrategia de diplomacia pública y contribuir al conocimiento y reconocimiento exterior’ de Cataluña, y que está especialmente centrado en hacer llegar sus mensajes a ‘la sociedad civil internacional y, concretamente, la opinión pública internacional’.
Las becas para realizar estudios de posgrado en el extranjero -que cuentan con la colaboración de la Obra Social de La Caixa- tienen ‘la voluntad de formar especialistas en cuestiones relativas a las relaciones internacionales, que puedan colaborar en la proyección internacional de Cataluña y de su diplomacia pública’. Para esta convocatoria, Diplocat ha consignado 100.000 euros de su presupuesto, que los futuros embajadores se repartirán entre las matrículas de los cursos académicos (hasta un máximo de 15.000 euros por persona) y una dotación individual adicional de otros 15.000 euros.
La formación de un cuerpo diplomático propio de la Generalidad, y similar al de un Estado independiente, viene de lejos. Durante el tripartito, esta cuestión fue desarrollada por el entonces vicepresidente de la Generalidad, Josep-Lluís Carod-Rovira (ERC), que se dedicó a abrir delegaciones autonómicas en el exterior y que preparó un Plan de Acción Exterior. El plan preveía, incluso, otorgar inmunidad diplomática a los embajadores autonómicos. También se destinaron cientos de miles de euros para subvencionar estancias en las delegaciones en el exterior y en las casas regionales catalanas en el extranjero.
Con la vuelta de CiU a la Generalidad, Mas asumió el proyecto de Carod-Rovira, aunque posteriormente lo ha adaptado para utilizarlo como altavoz internacional de sus aspiraciones rupturistas. Hace poco más de un mes, se conoció un argumentario difundido por Diplocat las entidades colaboradoras para difundirlo por todo el mundo. El documento insta a trasladar a nivel internacional una imagen de España caótica, injusta, intolerante y recentralizadora, que desarrolla en seis ejes fundamentales: ‘El modelo español de descentralización ha fracasado’; ‘La solidaridad ha sido sustituida por la injusticia’; ‘España ha decidido no convertirse en una sociedad multicultural’; ‘La Constitución española ya no pertenece a todos’; ‘Cataluña ha propuesto soluciones, pero España no quiere debatirlas’; y ‘El movimiento de autodeterminación’.
Paralelamente, Mas ha puesto en marcha un programa para hacer llegar a los medios de comunicación extranjeros, sin intermediarios, su mensaje independentista. Es lo que se dice querer empezar la casa por la ventana.

2 comentarios:

  1. Antonio Escribano Escobar

    MUY IMPORTANTE PARA EL COMERCIO MUNDIAL, IMPRESCINDIBLE

    ResponderEliminar
  2. Jose Antonio Aparicio Gamo

    Y el acojonao de mariano a pagar las facturas y seguir mandandoles dinero. Asi nos va tenemos lo que nos merecemos.

    ResponderEliminar