viernes, 14 de junio de 2013

Aforados

España tiene 10.000 aforados, de ellos 7.000 son jueces, magistrados, y fiscales en activo el resto, la mayoría, son parlamentarios nacionales y autonómicos. En estos últimos años han entrado a formar parte en muchos parlamentos autonómicos aquellos políticos, alcaldes o concejales que ya tenían una imputación pendiente de su gestión municipal con el fin de eludir la justicia ordinaria como es el caso del Partido Popular de la Comunidad Valenciana que tiene en el Parlament, que tiene 11 de sus diputados imputados, varios de ellos de ellos a causa por irregularidades en su anterior labor municipal, como la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo o su antecesor Diaz Alperi.
 
Frente a los 10.000 aforados que, en caso de incurrir en algún delito, no serían juzgados por los tribunales ordinarios en nuestro país, en Portugal este beneficio solo opera para el presidente de la República, en Francia para diez altos cargos y en Italia o Alemania para ninguno. En Portugal solo está aforado el presidente de la República, en Francia solo diez altos cargos y en países como Alemania no hay ningún parlamentario que goce de este privilegio.
La diputada Rosa Diez ha presentado en el Congreso el debate sobre la eliminación del aforamiento que permite a diputados y senadores, junto al resto de cargos públicos, ser juzgados en el Tribunal Supremo, fuera de los órganos judiciales que operan para el resto de los ciudadanos, aunque Gallardón solo admitiría eliminar el aforamiento de 57 de los 10.000 altos cargos públicos blindados que hay en España.
Descartada cualquier posibilidad de reformar la Constitución y los 17 estatutos autonómicos, el titular de Justicia solo ve resquicio para eliminar el aforamiento de los 30 miembros del Consejo de Estado, los 12 del Constitucional, otros tantos del Tribunal de Cuentas, además del Defensor del Pueblo y sus dos adjuntos. Según Justicia, solo esto es lo que está en manos de las Cortes Generales. El resto correspondería la supresión por parte de los respectivos Parlamentos Autonómicos.
La semana próxima, cuando la diputada Rosa Díez presente su moción en el Congreso, tendrán que retratarse todos los grupos parlamentarios. ¿Es realmente un privilegio que los diputados y senadores sean juzgados, llegado el caso, por la sala segunda del Supremo? ¿No sería más lógico que fueran a los juzgados de instrucción, como pasa con los ciudadanos corrientes? A todo ello tendrán que responder el PP, el PSOE y los partidos minoritarios, en un contexto político donde un alto porcentaje de las noticias de actualidad tienen que ver con casos de corrupción y en el que hay, según datos del Consejo del Poder Judicial, más de 1.661 procedimientos tramitándose en los diferentes tribunales directamente relacionados con la corrupción política, que entran de lleno en la prevaricación, el cohecho, la malversación de caudales públicos, el tráfico de influencias, las estafas o las apropiaciones indebidas.
En la actualidad, el Congreso tiene pendiente conceder suplicatorio al que fuera ‘número dos’ del PSOE, el exministro José Blanco que ha condicionado su abandono del escaño a la apertura de juicio oral, precisamente porque quiere que el proceso siga en manos del Tribunal Supremo y no regrese a la Audiencia de Lugo, donde sería juzgado por un presunto delito de tráfico de influencias si no estuviera aforado por su condición de diputado. En una situación parecida a la del extitular socialista de Fomento se encuentran varias decenas de parlamentarios autonómicos de casi todo el abanico político.

13 comentarios:

  1. Ramon Martín Barroso

    Joodeer, Pepino Blanco, Señores......... !!!! Por falta de clorofila, porque es más rojo que las braguitas de la chama!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ramon Martín Barroso

    !!!! A céntimo el pepinillo, ñoras!!!!

    ResponderEliminar
  3. José Raúl Sánchez

    Eres un As (campeón)

    ResponderEliminar
  4. Joaquin Lopez De Ayala Lage

    A LA PUTA MIERDA CON TODOS ELLOS.

    ResponderEliminar
  5. Nadie que goce de este "derecho de pernada" va a renunciar a seguir adorando al "Becerro de Oro" que es en lo único que creen pues sería cavar su fosa política. Por otra parte, nadie que no fuera por verdadera vocación y sacrificio se metería en política que seguramente sería el filtro perfecto..

    ResponderEliminar
  6. Rosa Maria Vincent Badal

    Por una vez estoy de acuerdo con Rosa Díez y creo que los aforados deberían desaparecer como en Alemania. Ni siquiera el Presidente del Gobierno ni ningún otro ser humanó ante un delito deberían tener consideración que les proteja de la Ley de ni gun tipo. El que cometa cualquier delito que sea juzgado por un tribunal ordinario y si es culpable, a la cárcel. Con estas exenciones y blandeces hemos llegado a que la gente robe a manos llenas porque saben que están impunes ante la Ley.

    ResponderEliminar
  7. Alicia Redel

    Fuera aforados y chupones

    ResponderEliminar
  8. José Antonio Palmeiro Fernandez

    Nadie que goce de este "derecho de pernada" va a renunciar a seguir adorando al "Becerro de Oro" que es en lo único que creen pues sería cavar su fosa política. Por otra parte, nadie que no fuera por verdadera vocación y sacrificio se metería en política que seguramente sería el filtro perfecto..

    ResponderEliminar
  9. Felix Curruscuchu

    pero todavia no lo enchironaros a este zurdo ?

    ResponderEliminar
  10. Paulina Unzueta

    a este zurdo como a los derechos con monarquía incluida ,la justicia es muy lenta ,o no le interesa

    ResponderEliminar
  11. Maria Sanchez

    Solo verle la jeta a este sinverguenza se ve la cara de cinico y autoritario que tiene y ademas de desagradable a la vista. Los socialistas de base tienen mucho estomago.....

    ResponderEliminar
  12. Jose Antonio Palacios Sanchez

    Este sinvergüenza, azote de los que el llamaba corruptos y pedía dimisiones para todo el mundo , cuando le toca a el , osea se hace el orejas . No suelta el sillón ni con agua hirviendo .Por ética y todo lo que critico ,es un caradura . Lo que tiene que hacer es pedir la dimisión y si es inocente restituirle el cargo , pero de esto nada .

    ResponderEliminar