domingo, 23 de junio de 2013

"La famiglia" en versión valenciana

El caso de Rafael Blasco Castany no es más que un ejemplo de supervivencia de un miembro de la casta política depredadora valenciana afincada en todos los partidos, que con sus lazos familiares o económicos y que les da lo mismo las ideas que promuevan  los partidos que representan, mientras dentro de ellos exista poder y dinero que es lo único que les interesa.
 
Rafael Blasco que ha sido finalmente destituido por criticar al presidente de la Generalitat y no por su implicación en el caso “Cooperación” que se lleva investigando por la magistrada María Pía Calderón desde octubre de 2010 y ha acabó en la imputación el 1 de octubre de 2012, es el paradigma de una situación que se está repitiendo en todas las aéreas de la política española. Este señor es uno de los 11 implicados en asuntos de corrupción del PP que resisten contra viento y marea ocupando un escaño en el Parlamento regional que les sirve de escudo ante la justicia y que hace tiempo deberían haber abandonado.
 
Blasco ha sido diputado durante cinco legislaturas: en la primera (1983-1987) y la segunda (1987-1991) como diputado socialista, y en la sexta (2003-2007), la séptima (2007-2011) y la octava (desde 2011) como diputado del PP, condición que dejará en el ecuador de la legislatura.
 
Rafael Blasco desde unos principios juveniles fuera de la legalidad ya que en su juventud militó en la extrema izquierda, primero el PCE, el MCE y finalmente el FRAP, ha recorrido a continuación todo el arco parlamentario del país, pasó posteriormente al PSPV-PSOE, de la mano de su hermano Francisco Blasco que durante años fue alcalde de Alcira, y principal dirigente de los socialistas de la comarca de La Ribera. En 1983 el socialista Joan Lerma, primer presidente de la Generalitat Valenciana, le nombra "conceller" de Presidencia. Por esa época Blasco contrae matrimonio con Consuelo Ciscar, secretaria personal de Lerma y hermana de Cipriá Ciscar, conseller de Educación y uno de los máximos dirigentes del PSPV-PSOE. En 1985 es nombrado "conseller" de Obras Públicas y Urbanismo. Cuatro años después se presenta una denuncia por sobornos a funcionarios de la "conselleria" a cambio de la recalificación de terrenos. El presidente Lerma lo destituye de su cargo, pero la invalidación de unas grabaciones telefónicas, presuntamente incriminatorias, le permite a Blasco salir absuelto.
 
Tras varios intentos de fundar un partido propio, se aproxima al Partido Popular a través de Eduardo Zaplana, quien lo nombra subsecretario de Planificación cuando accede a la presidencia de la Generalitat Valenciana gracias a su victoria en las elecciones autonómicas de 1995. En 1999, Zaplana lo nombra consejero de Empleo (1999-2000) y de Bienestar Social (2000-2003). Tras la marcha de Zaplana, el nuevo presidente Francisco Camps lo nombra "conseller" de Territorio y Vivienda (2003-2006) y de Sanidad (2006-2007). Tras la reelección de Camps en 2007, Blasco pasa a la "conselleria" de Inmigración, que Blasco logra llenar de competencias tras ser rebautizada como Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía. Durante ese tiempo es cuando tiene lugar el “caso de la cooperación” ahora causa de suimputación.
Tras la nueva victoria electoral del PP en la Comunitat Valenciana en 2011, Camps recibe presiones de la dirección de Madrid para que Blasco no entre en el gobierno de la Generalidad. Entonces Camps lo nombra portavoz parlamentario, con la potestad de poder asistir con voz pero sin voto a las reuniones del gobierno valenciano, a pesar de no formar parte de él. El nuevo presidente Alberto Fabra lo mantuvo como portavoz "mientras no sea imputado"
El martes 12 de junio de 2012 se conoce la intención de la juez que lleva el "caso de la cooperación” de imputar a Rafael Blasco por su presunta implicación en la trama que se ha apropiado de unos seis millones de euros de los fondos de la Comunidad Valenciana para la ayuda a los países subdesarrollados y que nunca llegaron a su destino, cuando Rafael Blasco era conceller de Solidaridad y Ciudadanía, que era el departamento que aprobaba las ayudas.
El señor Blasco ha aguantado como imputado un año más como miembro del Parlamento Valenciano hasta que se le ha ocurrido criticar al presidente de su partido, Alberto Fabra y éste lo ha destituido de manera fulminante. La que la justicia no había conseguido hasta ahora se ha producido por criticar a su jefe.

10 comentarios:

  1. Maria Reverte Pozo

    Este es un jeta de cuidado. Al que se querían quitar de encima, .....conseguido por bocas!

    ResponderEliminar
  2. Jose Villar Campuzano

    Ademas de corrupto y ladron , gilipollas, por criticar al jefe, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Juan Jose Arnal Navarro

    que podiamos esperar de un vividor que pertenecio al FRAP,al PSPV-PSOE y luego al PP,? pues eso,lo que ha hecho,a la corta o a la larga,sacan su verdadera cara

    ResponderEliminar
  4. Lucas_77

    Ya era hora, ahora le toca a Sonia Castedo, aver si no tardan tanto en expulsarla.

    ResponderEliminar
  5. PRUDENTINO

    Muy bien expulsado. Que hagan igual con todos los que han metido la mano en la caja y los votantes PP nos quedaremos tranquilos; expulsión sea quien sea. Caso Bárcenas: medidas judiciales YA. No pierdan de vista el caso de una ONG andaluza de nombre rarísimo, subvencionada por la Junta de Andalucía. Espero dimisiones o ceses.

    ResponderEliminar
  6. manisesro

    Y yo me pregunto la mala gestión y el gasto del dinero de los valencianos no tiene castigo tener aun expresidente y una alcaldesa que regalaban el dinero al yerno del rey no es delito, es que nadie estaba enterado de cómo era este BLASCO, y el dinero de la f1, y el dinero que le dieron al arquitecto Calatrava por no hacer nada, creo que el presidente FABRA es como la alcaldesa de MADRID, no asido elegido por el pueblo porque ni siquiera iba en las listas en esto sí que tiene razón el caradura de BLASCO.

    ResponderEliminar
  7. Candidez

    Unos cuantos años tarde pero, más vale tarde que nunca. Parece que el PP sólo acierto cuando rectifica, pero bienvenido sea. Deja sin argumentos a las críticas en este asunto. Ahora, a expulsar al diputado borrachín a quien les condenaron hace unos días. ¿Para cuando, Mariano, vas a cumplir los estatutos de tu partido que obligan a expulsar de los cargos a los condenadps por delito doloso?

    ResponderEliminar
  8. Luz Rodriguez del Campo ·

    Menudo curriculum.

    ResponderEliminar
  9. yonocobrosobresueldos

    Pero sr. Fabra: Para llegar a esta solución, que es la que debió tomar al día siguiente de conocer las andanzas de este individuo, ¿le ha resultado rentable políticamente la rémora que ha supuesto el mantener a este señor en su cargo como si nada hubiera pasado?. Ha perdido la oportunidad de dar ejemplo de honestidad ante los ciudadanos echando en su momento a este más que presunto corrupto, pero esto nos confirma una vez más la escasa ética de la casta política.

    ResponderEliminar
  10. Rosa Maria Vincent Badal

    Estos politicos que igual les da estar en un partido de izquierdas que en otro de derechas tienen poca credibilidad. Losd que los aceptan en sus filas sabran pero siempre acaba pasando algo que no está claro.

    ResponderEliminar