jueves, 6 de junio de 2019

Se reabre un turbio caso de comisiones de Zapatero y Bono en Venezuela


Zapatero y Bono, en una imagen de archivo.

La expulsada Fiscal General venezolana, Luisa Ortega, entregó a la justicia norteamericana un informe en el que se investiga un presunto caso de corrupción en una venta gestionada personalmente por el exministro de Defensa del gobierno de Jose Luis Zapatero, José Bono

Entre los documentos que ex Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega, "expulsada", por el régimen de Nicolás Maduro,  ha entregado a la CIA e Interpol un expediente que hace referencia a un asunto relacionado con España. Es un expediente concreto con este título: "caso sobreprecio en construcción de buques para la Armada en España, Evert García Plaza, Alto mando militar".

¿A qué se refiere esta parte de los archivos de la Fiscal Ortega? Haciendo memoria, en el año 2005 el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero suscribía un acuerdo con el Gobierno de Venezuela -entonces presidido por Hugo Chávez- para la venta de cuatro barcos para la Armada de ese país. Entonces el ministro de Defensa, y por lo tanto máximo responsable de la venta de material militar a otros países, era José Bono, que ocupó esa cartera en tiempos de Zapatero entre los años 2004 y 2006.

Según detalla el informe, el acuerdo firmado entre los dos gobiernos incluía la construcción de cuatro BVL -Buques de Vigilancia Litoral- con un coste total de 508,68 millones de euros; y de cuatro POVZEE -Patrulleros Oceánicos para la Vigilancia de la Zona Económica Exclusiva-, con un precio de 698,71 millones de euros. El coste total de la operación fue de 1.207,39 millones de euros. Un precio cerrado, según los acuerdos, pero que en los papeles varía sensiblemente: el Gobierno de Venezuela abonó 1.246 millones de euros en la operación. Es decir, 38.600.000 euros de más.

Todo ello, según la investigación de la Fiscal, gracias a la sorprendente aparición en esta millonaria operación de una empresa de intermediación: Rabazven Holding, que se embolsó el 3,5% del total del dinero del contrato. Las dudas legales están perfectamente fundadas ya que a la Fiscalía venezolana le parecía sospechosa esta intermediación, tratándose de un contrato que, según la declaración oficial del Gobierno de Zapatero, había sido conseguido a nivel totalmente gubernamental porque la naviera adjudicataria, Navantia, es una empresa 100% pública, y las negociaciones fueron llevadas a cabo por el propio Bono, ministro de Defensa.

El contrato se firmó por todo lo alto en Caracas y hasta allí se trasladó Bono junto al entonces presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén.

En el año 2010 trascendían algunos datos públicos de esta desmesurada comisión y nadie entonces dio explicaciones ni en Venezuela ni en España. El ya expresidente de Navantia, que se encontraba en ese año ya al frente de Sainsel Sistemas Navales S.A, negaba cualquier explicación y remetía para ello a los responsables de empresa pública.

La respuesta de esta empresa fue que "Rebazven ha estado históricamente en las operaciones de venta en Venezuela". Fue entonces cuando un medio de comunicación preguntó por qué se usó un intermediario que se embolsaba más de 38 millones en la operación si oficialmente la venta era un logro directo deZapatero y Bono. La respuesta de los astilleros públicos apuntaba a la gestión de Bono en Defensa: "pregunte en Defensa, que son ellos quienes firmaron el contrato".

Tal y como recoge el informe, Defensa nunca dio explicaciones de esa operación. Sí lo hizo Hugo Chavéz quién argumentó en su día: "queríamos ayudar a España porque el presidente Zapatero me dijo un día que tenían problemas con los astilleros y entonces orientamos la adquisición de Estado a Estado".

Pero el desvío de más de 38 millones de euros en comisiones no es la única polémica de operación de Bono. Los pagos de Venezuela se demoraron y en 2016 seguían sin abonarse casi 312 millones de euros que la empresa pública española había abonado en concepto de garantía de entrega de los trabajos.

10 comentarios:

  1. Pilar Ortiz Cora Pilar

    Donde está la derecha español la, que no sacado todavía estas corrupciones del partido socialista, y consiente, que este sínverguenza de Sanchez, hable de la corrupción del PP, y no contestarle nunca. Seguro, que a dicho Feijoo, que no les digan nada, que eso, está muy feo

    ResponderEliminar
  2. Alberto Olivera Muxí

    As lo que compruebo yo que la derecha esta mutis

    ResponderEliminar
  3. Paqui Lopez

    Por dios, k salga todo a la luz

    ResponderEliminar
  4. Elisa Rodriguez Carracedo

    Ya es hora!!! TRANSPARIENCIA

    ResponderEliminar
  5. Maria Jesusa Couselo Nuñez

    Jajajajaja se acabaron los de pánama?, y los franco de donde los sacaron y El Puyol , y Campechano l, todos que se sepa no solo estes que tambien , y mas ppros

    ResponderEliminar
  6. Jose Batos Viva

    lis progresistas votar al PSOE. Es el progreso

    ResponderEliminar
  7. Josep Gispert Jofre

    YA IBA SIENDO HORA QUE SE NOMBRARA A MILLONETIS BONO QUE NADIE SABE DE DONDE SACA PARA LO QUE TANTO DESTACA ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Alberto Olivera Muxí

    Pero la verdad no se habla mucho de estas turbulencias

    ResponderEliminar
  9. Josefina Reyna

    Alberto Olivera Muxí si fueran del PP o Vox tendrían la temporada asegurada las TV rojas

    ResponderEliminar
  10. Pilar Ortiz Cora Pilar

    Alberto Olivera Muxí no he visto nunca, una cosa tan tonta, como la derecha de ahora, como se deja comer el terreno

    ResponderEliminar