jueves, 1 de diciembre de 2011

Políticos a dieta


El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, está decidido a recortar el gasto superfluo allá donde sea, El está plenamente convencido de que en las pequeñas cosas cotidianas es donde más se puede ahorrar, amén del beneficio de imagen y concienciación que produce ver a los altos cargos apretarse de verdad el cinturón. Y precisamente de "adelgazamiento" en comidas trata la última iniciativa del presidente que ha impuesto a los altos cargos de la Generalitat, consellers incluidos, a que las comidas de trabajo no pasen de los 20 euros. ¿Cómo conseguir esta cifra?, de manera bastante sencilla: nada de elección a la carta en los restaurantes eligiendo así el menú del día sin sobrepasar esa veintena de euros.

Además de la elección del menú, los altos cargos deberán comer en lugares cercanos a sus puestos de trabajo para de paso ahorrar en gastos de desplazamiento al evitarlos. Una medida efectiva para las arcas públicas pero también ejemplarizante para la ciudadanía. Es la importancia del ahorro céntimo a céntimo, la llamada economía de guerra, que al final de mes supone un importante ahorro del dinero público.

Pero para ser convincente hay que predicar con el ejemplo y esa es precisamente la "filosofía Fabra". El presidente viajó hace unos días a Londres para una acción turística y lo hizo en la compañía aérea de bajo coste Easy Jet. Y no ha sido una excepción, a partir de ahora el low cost será el medio de transporte habitual para los altos cargos. Del mismo modo, se va a reducir el séquito de los acompañantes y asesores a estos viajes. El mismo Alberto Fabra ya viaja a Madrid, en tren, acompañado únicamente de una persona. Es ya la política del riguroso control en el gasto llevado al día a día y que ya está dando resultado. Es cuestión de supervivencia.

Hace unos días estuve en un afamado restaurante de Valencia que suele estar a rebosar y hasta ahora sigue siendo difícil obtener una mesa en medio de la crisis que ha causado que muchos establecimientos intentan hacer milagros para subsistir, y le comente al dueño amigo mío a que se debía su éxito, aparte del buen yantar que suele dar a sus clientes. Le pregunté cual era su secreto y me dijo que la mayoría de sus clientes eran políticos o altos funcionarios del Consell, el Ayuntamiento o de la Generalitat, los cuales solían pagar con la tarjeta institucional.

Ya estoy viendo a mi amigo con una pizarra frente a su restaurante anunciando menús a 19.95 si quiere seguir con su negocio y con su privilegiada clientela, lo que no me parece mal, ya que las comidas de muchos de sus clientes las estoy pagando yo con mis impuestos. Y si me lo admite voy a recomendarle que se de una vuelta y compruebe que hay otros por Valencia cerca de allí que ofertan menús de gran calidad a menos de 10 euros todo incluido y no pierden dinero y siguen defendiéndose. Aunque esta claro que la crisis nos afectará a todos, tarde o temprano.

7 comentarios:

  1. sanson

    Pues mire Vd. hay sitos que por ocho euros se come magnificamente, y encima entra el cafè-
    O va a ser que los politicos tienen una lengua y una digestiòn diferente, estamos hartos de que los politicos caigan en una secta parasitaria y que sean siempre los que mandan en todo.
    Me parece sensata la decisiòn del castellonero, dado que por ejemplo estè mes no hay pasta para pagar la nomina de la Generalitat y veremos cuando cobran -
    Ademàs puesto asi algunos politicos del PP y del PSOE, les hace falta una buena dieta estàn gordos sebosos.
    ------------------- Muy acertada-------------------------------

    ResponderEliminar
  2. Adela Ejarque Montesano

    Si señor, como todo el mundo, que ya cobran su buen sueldo,y hay que dar ejemplo de cordura

    ResponderEliminar
  3. Falange

    Me reafirmo en los comentarios anteriores: por ocho o diez euros en muchos restaurantes se sirven 2 platos, a veces incluso ensalada adicional mas postre o café y bebida. veinte euros es demasiado... o es que ellos comen por dos o tienen que comer un menú degustación especial...que se paguen ellos el exceso.

    ResponderEliminar
  4. Belén López

    Eso, empezemos por las cosas pequeñas, pero por todas, no sólo por lo que se vea, sino por lo que no se ven también, a ver los aguinaldos de estas navidades en qué quedan

    ResponderEliminar
  5. Casto Pascasio Escolá

    Al final el Sr. Fabra, se ha dado cuenta que los refranes/dichos nunca se equivocan. Aplica un dicho valeciano que dice que toda piedra hace pared.

    ResponderEliminar
  6. Francisco Javier González Priego

    Ojalá vaya en serio y no sea sólo un gesto de cara a la galería.

    ResponderEliminar
  7. FARTDUNSKUANTS

    Al final acabaré per creure que alguns polítics practiquen l'austeritat ¿comença una nova era? Espero que el seu exemple tingui molts imitadors...

    ResponderEliminar