miércoles, 21 de mayo de 2014

¿Tráfico de cadáveres?



Las macabras fotografías publicadas por el diario El Mundo del depósito que contenía unos 250 cadáveres que en teoría habían sido entregados de forma altruista para el estudio del cuerpo humano al departamento de Anatomía y Embriología Humana II en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense que estaban depositados allí sin ningún control, troceados y en un estado de hacinamiento digno de películas de horror ha abierto la puerta a otro descubrimiento mas macabro si cabe que el anterior. Es el posible comercio que están efectuando determinadas personas allegadas a esta facultad de estos cuerpos depositados allí para su lucro personal, por los que determinadas empresas pagaban cantidades muy elevadas para poder hacer prácticas no regladas con ellos. Cuentan que estos cadáveres entraban a los sótanos en horas no habituales y a través de ambulancias particulares, método nada habitual, basado en el ahorro en el coste del transporte.  
El Decano de la Facultad de Medicina sigue sin dar explicaciones sobre este caso a pesar que desde hace mas de tres días viene repitiendo a todo quien se presenta a preguntar sobre este asunto que todo se va a explicar en una nota de prensa que hasta el momento no se ha producido. Eso si a instancias de la Inspección de Trabajo han sido clausurado el horno crematorio de las instalaciones.
Sin embargo, lo inusual en el caso de Anatomía y Embriología II es la altísima concentración de cuerpos, que llega al apiñamiento en varias salas del lugar, como contaba ayer este diario. Un hacinamiento insólito para las diversas instituciones consultadas, como la Asociación Española de Donantes de Cuerpos a la Ciencia, uno de cuyos portavoces señaló: «Nunca había visto nada parecido, hemos estado en la mayor parte de depósitos universitarios de España y no hay ninguno como éste». En la cámara hay un olor irrespirable, y en su atmósfera, según los sindicatos, flotan bacterias y virus. Aunque solo tienen acceso a estos sótanos unas 20 personas, cualquier estudiante curioso podría colarse para ver el 'paisaje': las prácticas se hacen en el piso de arriba.
El alquiler de un cadáver sale, como confirmó el departamento a este diario, a entre 500 y 750 euros. Un curso para 15 alumnos, con entre cuatro y seis cadáveres para intervenir, cuesta unos 3.000 euros. La Complutense alquila los cadáveres a empresas privadas y a doctores que ofrecen cursos de posgrado de carácter privado, muchos de los cuales se realizan en fin de semana, otros los viernes.
Hay que aclarar que la práctica es normal y legal en varias universidades españolas, puesto que no sólo empresas privadas experimentan con los cuerpos donados altruístamente a la ciencia: también otros centros universitarios, como Odontología y Oftalmología, lo suelen hacer. El precio de entre 500 y 750 euros es no obstante orientativo. Un investigador manchego se puso en contacto con el departamento investigado el pasado viernes, para informarse sobre las condiciones para organizar un curso con varios alumnos. Ante su sorpresa, a la pregunta de cuánto dinero costaría utilizar varios cadáveres, la respuesta desde secretaría fue: «No, la pregunta es al revés: ¿cuánto dinero estaría usted dispuesto a pagar?».
Se le informó así, de manera completamente oficiosa, de que no hay baremos reglados de cobro por el alquiler de los cuerpos, lo que provoca aún más dudas en el propio departamento. Los ingresos de estos alquileres se distribuyen entre el rectorado y el propio departamento y sirven para paliar la falta de medios.
Llama poderosamente la atención la actitud de las autoridades universitarias, que en lugar de enfrentarse a los hechos y dar todas las explicaciones posibles se han limitado a emitir un comunicado contradictorio y en el que, cómo no, figura la palabra recortes: la excusa mágica para todos los problemas de funcionamiento de una universidad que ha recibido -y aun con la crisis actual recibe- cantidades ingentes de dinero público, que, como ahora es más evidente que nunca, no parece que se gaste con la pulcritud necesaria.
Sin embargo, lo cierto es que, por mucho que se culpe a los recortes, un departamento idéntico en la misma universidad –sólo una puerta más allá– mantiene perfectamente controlado y en un estado impecable su propio depósito de cadáveres. Ahora una vez descubierta la existencia de este sótano de los horrores existe ahora una prisa sospechosa por parte de la Universidad para incinerar y hacer desaparecer todos los cadáveres allí depositados.
 En cualquier caso, tras los testimonios publicados la Universidad Complutense no debería limitarse a eliminar los cadáveres o darles el tratamiento respetuoso que merecen, sino que debe investigar a fondo qué ha llevado a esta situación y quién ha obtenido, si es que esto ha ocurrido como parece, un beneficio económico personal.
http://estaticos01.elmundo.es/assets/multimedia/imagenes/2014/05/20/14005495472402.jpg

7 comentarios:

  1. Lola Llandres

    Esto podría definirse como "La quintaesencia de la Corrupción" y nunca mejor dicho.

    ResponderEliminar
  2. Aurora Sanchez Galan

    Ni un guionista de terror habría colocado así los cadaveres...

    ResponderEliminar
  3. Jesus Misis Misis ·

    Y mi pregunta es esta , el heroico Fiscal General ya ha dado orden para precintar ese museo de los horrores hasta que se haga un exhaustivo examen sobre en que estado estan los finados y si como apunta mas de un medio habia trafico de organos y alquiler de cadaveres?? O, como barrunto ya que el comisario politico es plenipotenciario y el campus goza de inmunidad , se borrara todas las huellas del crimen y vuelta a empezar ??

    ResponderEliminar
  4. Marmaduke Mac Gregor ·

    Comienza la cuenta atrás para la eliminación de pistas y evidencias de delito !

    ResponderEliminar
  5. Pedro Ruiz El Bellotero ·

    El rector Carrillo, como digno heredero de su padre, quería tener su propio Paracuellos, aunque en un ataque de progresía y modernidad lo iba a llamar "Paracuellos Collection"

    ResponderEliminar
  6. Mary Garcia Villar

    Aquí debemos de tener las playas sin arena ,,,pues pasa algo en otro país hay dimisiones o cárcel , aquí hay aforados o ARENA para taparlo ,,,.una vergüenza

    ResponderEliminar