sábado, 3 de mayo de 2014

El frente antiespañol se mueve









El lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente de la Generalitat de Catalunya Artur Mas mantuvieron el pasado jueves una reunión en secreto para analizar "en profundidad" la situación política de Euskadi y Catalunya. La cita tuvo lugar en el Palacio de Ajuria Enea en un ambiente de discreción y en pleno día festivo por la celebración del Día Internacional de los Trabajadores, aunque posteriormente se ha dado a conocer forma oficial.

Urkullu y Mas hablaron del futuro del autogobierno y la estrategia "recentralizadora" del Gobierno de España. El comunicado no lo dice de forma expresa, pero evidentemente el proceso soberanista impulsado por el Gobierno de Mas con la convocatoria de una consulta sobre la independencia y el trabajo iniciado en el Parlamento Vasco para evaluar el funcionamiento del Estatuto y acordar su reforma o actualización estuvieron encima de la mesa.

"El president Artur Mas y el lehendakari Iñigo Urkullu compartieron su diagnóstico ante la crisis económica, así como la estrategia para avanzar en el objetivo prioritario de la competitividad de ambas comunidades así como de las necesidades en la cohesión social", expone la nota.

Asimismo, subraya que Urkullu y Mas constataron las dificultades de avanzar en el autogobierno ante "la estrategia de recentralización" que, a su juicio, está impulsando el Gobierno de España, y analizaron los retos y oportunidades que el nuevo escenario europeo genera para Cataluña y Euskadi.

Finalmente, concluye, Urkullu y Mas acordaron mantener una relación "periódica y fluida" para compartir y trabajar de forma conjunta aquellas materias de interés común para ambas comunidades, y profundizar en el conocimiento de las realidades propias de Cataluña y Euskadi "con sus similitudes y sus diferencias".

Asimismo el Nueva ofensiva proetarra para eliminar cualquier símbolo español en el País Vasco. En la estela del desafío separatista catalán, los proetarras vascos han impulsado viejas vías para eliminar cualquier elemento que recuerde a España.


Las Fuerzas de Seguridad del Estado siguen muy de cerca el entramado político de ETA, tan activo o más que nunca y han detectado una nueva ofensiva para eliminar cualquier tipo de símbolo que recuerde a España en el País Vasco.

Según informa ABC, la estrategia proetarra está basada en tres puntos básicos. Por un lado, la reactivación de una vieja idea del entorno de ETA, la "activación de la ciudadanía vasca" o lo que se ha conocido como el "DNI vasco". Con ello pretenden un efecto movilizador al ejemplo catalán y su Asamblea Nacional.

El segundo pilar, es la imposición de todos los símbolos proetarras a todos los vascos frente a los que consideran españoles y por otro lareactivación de Udalbiltza, una asamblea de municipios vascos y que fue declarada ilegal por su pertenencia a ETA.

Los documentos internos de la banda afirman que el objetivo de esta estrategia pretende llevar a término el "proceso de construcción nacional" y conformar "el sujeto político de una Euskal Herria independiente, socialista, euskalduna y feminista".

Esta estrategia no es nada nueva pero el entorno proetarra se considera estancado en comparación con la movilización que se está dando por parte de los separatistas catalanes. Actualmente, son el espejo en el que mirarse. Por ello, las plataformas proetarras están intentando movilizar a todo el entorno proetarra para que cuelguen en sus balcones ikurriñas y carteles de apoyo a los presos etarras y así hacer una demostración de fuerza.

Por otro lado, los proetarras pretende instalar paneles informativos en los accesos de todos los pueblos vascos en los que figure el escudo de lo que llaman "Euskal Herria" y en el que se incluyan datos que sean de interés.

Según estos documentos, cualquier calle que tenga alguna mención a algo relacionado con España debe ser sustituida y pretenden imponer el dominio ".eus" a todas las páginas web de los municipios vascos. También en los ayuntamientos quieren poner placas en las que se denuncie lo que consideran la imposición de izar la bandera de España, tal y como establece la ley. Y por último, recuperan la idea de instaurar el "DNI vasco", iniciativa que ya fue un fracaso en el pasado.

1 comentario: