viernes, 23 de mayo de 2014

¿Incidentes aislados?

Ramón Espadaler tiene mucho que explicar sobre el comportamiento de los Mossos d’Escuadra bajo su mando en los últimos tiempos. Por el momento ha echado la culpa a los servicios de seguridad del PP por no hacer caso a sus indicaciones La agresión coordinada de varias decenas de individuos a Cristóbal Montoro y Alicia Sánchez Camacho a la salida de un mitin en Vilanova i la Geltrú no es un incidente aislado y por tanto sin validez representativa de la realidad catalana, como pretende hacernos creer. Pero son demasiados los incidentes aislados ocurridos en el poco tiempo que lleva al frente de la Conselleria de Interior.
Justo ayer, Santiago Fisas, el candidato catalán de la lista de Miguel Arias Cañete, junto a la propia Sánchez Camacho, y Alberto Fernández Díaz, fueron testigos de cómo vigilantes de seguridad de una empresa privada tenían que hacer las funciones de los agentes autonómicos ante la ausencia de miembros del cuerpo policial que no se habían presentado para cubrir su seguridad. Ellos tuvieron que impedir el paso a la veintena de personas de la Plataforma Antidesahucios, la PAH, que quería realizar un "escrache" silencioso en el acto electoral del PP.
A diferencia de los manifestantes de Vilanova i la Geltrú que se liaron a pedradas, palos y patadas con la comitiva popular, los manifestantes de este jueves al mediodía eran muchos menos y mucho más pacíficos, por lo que sólo se registró un incidente: la llegada tarde y cuando el evento electoral ya había comenzado de dos furgonetas de los antidisturbios de la policía autonómica haciendo sonar las sirenas a máxima potencia. El ruido y el inopinado, tardío y aparatoso despliegue provocó instantes de alarma, inquietud y desconcierto entre los ciudadanos que transitaban por la zona y entre los asistentes al acto, de pequeño formato, en el recinto modernista del Hospital de San Pablo, en Barcelona.
Y a estos hay que añadir los diversos hechos "aislados" de los ataques continuos que sufren las sedes del PPC, Ciudadanos y UpyD en Cataluña. En el mes de noviembre, una dirigente de Ciudadanos fue víctima de otro "incidente aislado". Un desconocido embadurnó  el vehículo de la coordinadora de la agrupación  en el municipio tarraconense de Creixell, Victoria Fuentes, con excrementos. Fuentes ya había vivido otro "incidente aislado" en el mes de julio, cuando un joven independentista, tras identificarla como miembro de Ciudadanos, le asestó un puñetazo en la cara. Al coordinador del partido en Gerona le destrozaron el coche en otro hecho aislado.
Los partidos no independentistas se las ven y se las desean estos días para poder llevar a cabo sus actos electorales con cierta normalidad a los que hay que añadir la agresión del líder del PSC hace pocos días en una boda. A todo ello hay que sumar los numerosos ataques a las sedes del PP UPyD o Ciudadanos cometidos por bandas de independentistas sin que hasta la fecha hayan detenido a ninguno de sus autores. Como ya han denunciado varios medios, "no hay un solo político contrario al proceso separatista que no haya notado en primera persona los efectos de la retórica nacionalista del 'España nos roba', del 'España contra Cataluña' y del 'derecho a decidir'".
Si la misión de los Mossos d’Escuadra debe de ser velar por la seguridad de sus ciudadanos parece que estos no están tan protegidos como debieran. Ramón Espadaler que a estas alturas ya debería haber dimitido en vez de echar la culpa a los demás de cualquiera de los numerosos  incidentes “aislados” que ocurren en su jurisdicción debería revisar los protocolos de actuación de este cuerpo ya que aún tiene que dar explicaciones sobre la muerte de cuatro ciudadanos en el momento de su detención o en las dependencias judiciales o de la pérdida de un ojo por una ciudadana que fue alcanzada por las pelotas de goma de los agentes. Mientras el Gobierno de la Nación trata de minimizar todo esto y los vándalos siguen campando por sus respetos. Justo en el momento que la Generalitat reclama nuevas competencias como el control de puertos, o la gestión de las catástrofes.
Ya me temo lo peor.

8 comentarios:

  1. Nicol Rod Rec

    ¿Volvemos a los años 30 del pasado siglo?
    No hemos avanzado ni un ápice y todo gracias a unos "políticos" que solo saben mirarse el ombligo.

    ResponderEliminar
  2. Miguel Hernández

    Lo que le ocurra a esta gentuza pepera traidora, subvencionadora del nazicatalanismo secesionista me la trae floja, solo me indigno ante los ataques a la buena gente, como por ejemplo al padre y a sus hijas que fueron agredidos cobardemente por estas hienas separatistas un 12 de octubre por llevar una bandera constitucional española

    ResponderEliminar
  3. Javi Dí-Martino

    Eso les pasa por permitir que autonomías tenga su propio cuerpo de seguridad. ¡Fuera policías, televisiones autonómicas y todas aquellas mamandurrias que se utilizan como instrumento de propaganda política! Pero, ¿eso no es lo que prometió el PP?

    ResponderEliminar
  4. JG

    Se nota nerviosismo en los independentistas por los resultados del PP en Cataluña. La Vangurdia daba un "sorpasso" del PP al PSC y lo ponía cerca de ERC y CiU, sabiendo el sesgo que tiene La Vanguardia, debe estar pisandoles los talones. Como van a vender que "Cataluña no quiere este gobierno" si el partido del gobierno obtiene unos grandes resultados en Cataluña?

    ResponderEliminar
  5. Angelo Martinez Igor

    el si es un incidente aislado y MAS que estara tambien pronto

    ResponderEliminar
  6. Julio Perez Garcia

    Pero cuando vamos a tener un gobierno fuerte, que les pare a estos independentistas traidores, golfos , sinvergüenzas.....que se están cachondeando del resto de los ESPAÑOLES por culpa de estos gobiernos cobardes, ya esta bien nos estamos cansando de aguantarles, y encima el BOBO este dice que son incidentes aislados, CARA DURA, yo si te espabilaría.

    ResponderEliminar
  7. Jose Luis Martin Gallego

    Qué se quede allí

    ResponderEliminar
  8. Me pasa lo mismo que a Julio Perez Garcia, y trato de comprender a trancas y barrancas la politica del gallego Rajoy. Su flematica postura de "aqui no pasa nada" y de "encajar las provocaciones" del catalanismo intransigente. Por una parte entiendo que la postura desarma a los independentistas que , eso si, quisieran manifestar que se sienten oprimidos , ninguneados, y ocupados militarmente, cosa que la ONU ya considerar ía motivo al menos de separacion, PERO con ello se está creando un ambiente de "LIMBO LEGAL" donde cada día hay mas gente con tal de oponerse al Gobierno de España. Osea pan para hoy y hambre para mañana.
    Lo que SI echo de menos son los "incidentes aislados" de signo contrario al catalanismo, y de eso precisamente creo que DEBEMOS empezar a dar señales claras.

    ResponderEliminar