domingo, 7 de agosto de 2011

3 preguntas a 25 expertos sobre la economía española


Expansión 6-8-2010

La prima de riesgo se relajó ayer gracias a los rumores sobre compras de bonos del BCE. Muchos de los analistas reclaman a Trichet que tome las riendas de la situación.
La agitación de los mercados no debería acarrear un rescate pare España, pero sí que debería acelerar la ayuda por parte de las autoridades europeas, tanto del Banco Central Europeo (BCE) como de los socios de la UE. Ésta es una de las conclusiones más extendidas entre los 25 expertos consultados por EXPANSIÓN en un momento de mucha confusión y constantes vaivenes.
Durante el día de ayer, revivieron los rumores de una posible compra de bonos españoles e italianos por parte del BCE y los mercados se relajaron al momento de forma abrupta. De hecho, los expertos consideran que, a corto plazo, Jean Claude Trichet tendrá que tomar una posición mucho más decidida que la que ha mostrado hasta ahora. En especial en su polémico discurso del pasado jueves, que tumbó a las Bolsas. A largo o medio plazo, son varios los analistas, como el economista Francisco Cabrillo, los que reconocen que estas medidas entrañan un profundo peligro.
De momento, fuentes del BCE consultadas ayer por Reuters señalaban que se comprará más deuda de los dos países en el ojo del huracán (España e Italia) en el caso de que Berlusconi se comprometa con un plan serio de recortes. En el panel de expertos de EXPANSIÓN, el economista Pedro Schwartz señalaba que el destino de los dos países estará ligado en los próximos meses.
Tampoco se salvan de la crítica las autoridades europeas, ya que son muchos los que consideran que los proyectos aprobados por el Eurogrupo se deben concretar cuanto antes. Sus peticiones de unidad europea parecen caer en saco roto, dado el enfrentamiento latente entre Berlín y Bruselas.
En cuanto al adelanto electoral, hay quienes, como el ministro Jordi Sevilla, quitan importancia al asunto. Otros muchos urgen a que la cita electoral sea a finales de septiembre.
En lo que hay un consenso total es en que una situación con la prima de riesgo por encima de los 350 puntos básicos no es sostenible en el tiempo, dado el impacto que se iría trasladando a la economía real y los vencimientos de deuda de los próximos años.
De hecho, José Manuel González Páramo, miembro del comité ejecutivo del BCE, consideró “urgentísimo” actuar de manera decidida ante las presiones sobre la deuda de los países europeos pero advirtió de que debe evitarse el pánico.
A su juicio, “no es tiempo de vacaciones para la exigencia de la situación a la que nos enfrentamos” y “lo importante es actuar”, insistió.
1. ¿Cree que España va a necesitar algún tipo de rescate o ayuda externa?
2. En caso afirmativo, ¿de qué tipo sería?
3. ¿Puede aguantar el país cuatro meses en la actual situación?

Josep Piqué: "Nada es peor que la ambigüedad y los retrasos al decidir"
Exministro y pte. de Vueling
1.       No hay motivo para ningún rescate, salvo que el contexto europeo lleve al colapso del euro. Y eso nos afectaría a todos los países de la eurozona, de una forma que no podemos predecir. Es imprescindible una respuesta contundente del Eurogrupo y del Banco Central Europeo. Y que los mensajes sean claros. Por ejemplo, que el BCE compre deuda publica de los países miembros cuando sea necesario, o que emita eurobonos.
2.       Nada puede ser peor que la ambigüedad o el retraso en tomar decisiones imprescindibles. Que los europeos no hagamos lo que ha hecho Alemania en los últimos tiempos... Lo que necesitamos son políticas claras y decisiones firmes. Tanto en Europa como en España.
3.       Sí, pero sería bueno clarificar la situación política cuanto antes. No creo que sea adecuado no tener nuevo Gobierno, en el mejor de los casos, hasta enero. No acierto a comprender porqué tenemos que esperar tanto tiempo.

Miquel Roca: "La UE y el BCE deberían asumir el control de la situación"
Presidente de Roca Junyent
1.       No debería, ni debe. Estamos ante una presión excesiva y poco justificada de los mercados frente a la deuda. Faltan reformas por hacer y profundizar en las iniciadas, pero ello no justifica la presión que se ejerce sobre la deuda soberana española.
2.       Entiendo que la mejor ayuda sería que tanto la UE como el BCE asumieran con más responsabilidad el control de esta situación. No es España el objetivo de la agresión de los mercados, sino el euro. Pero a todos los países europeos les toca su defensa.
3.       Sí. No tiene sentido pensar que acelerar las elecciones pudiera cambiar los hechos. Podemos aguantar pero con nuevas medidas que den más confianza a los mercados.

Jordi Sevilla: "Estamos pagando lo que no se arregló en la crisis anterior"
Exministro y asesor de PwC
1.       Rescate no. Ayuda externa sí. No estamos ante un ataque a España, sino a la zona euro y a EEUU. Haría falta una ayuda colectiva a través del G20 y, desde luego, a través de la UE. Una ayuda que ponga en marcha los mecanismos aprobados. Lo que no puede pasar es que asistamos impasibles a una situación en la que los mercados están descontrolados. Una minoría está jugando al bajismo y el resto no podemos estar sin hacer nada.

2.       Una ayuda colectiva. Ha quedado claro que hay países más débiles que otros, pero la desestabilización es global. Estamos pagando lo que no hemos hecho después de la crisis anterior, a la que también nos condujeron unos mercados en los que nacieron las subprime. Hay una separación brutal de la economía real y la financiera.

3.       Va a tener que hacerlo. Creo que a estas alturas nada cambiaría si mañana hay elecciones. Esto no se arregla en un país solo o con un cambio de gobierno. Con el tiempo tendremos que esforzarnos porque mejore la percepción de España en los mercados. Lo que más ayudaría es un gran acuerdo PP y PSOE.
Guillermo de la Dehesa: "España no necesita rescate alguno"
Economista
1.       España no necesita rescate alguno ya que no tiene problema alguno de solvencia, sino de liquidez. Su nivel de deuda soberana es el más bajo con gran diferencia, en porcentaje del PIB, de los cuatro países grandes de la zona euro. Además los rescates han estado tan mal diseñados que han hundido a los países y han aumentado su insolvencia en lugar de rescatarlos.
2.       Las ventas masivas de deuda soberana y también de acciones privadas de estos días tienen que ver más con la baja credibilidad por la lentitud, burocratismo y falta de concreción de las medidas adoptadas en el pasado Consejo Europeo que con la situación de España e Italia, que es la misma que hace unos meses. También tienen que ver con la menor tasa de crecimiento en Europa y Estados Unidos en el segundo trimestre y probablemente en el resto del año, que también afectan al bajo crecimiento de España.
3.       Sería muy conveniente que el Banco Central Europeo interviniese cuanto antes, mientras se ponen en marcha las citadas medidas, lo que llevará un par de meses, comprando deuda soberana de España e Italia en el mercado secundario para frenar las fuertes ventas en corto. En todo caso, el actual gobierno tiene que tomar medidas cuanto antes para mostrar contundentemente que va a cumplir, en cualquier caso, el 6% de déficit sobre PIB a final de 2011.

Javier Cremades: "El problema actual es de liderazgo"
Presidente de Cremades
1.       Hay dos planos: nacional y europeo. Ambos están fallando, pero la respuesta es diferente en cada caso. El sistema europeo no está a la altura de lo que se esperaba de él tras haber renunciado, nada menos, que a nuestras monedas nacionales. La falta de liderazgo político y financiero es clamorosa. España no tiene que ser intervenida, pero Europa tiene que intervenir.
2.       El problema de España es de liderazgo: no hay posibilidad de transmitir confianza ni de tomar medidas básicas.
3.       El anuncio en julio de elecciones en noviembre es inexplicable. ¡Ojala quien puede corregir el error lo haga ya!
Rafael Pampillón: "Estamos a expensas de EEUU"
Profesor del IE
1.       No, si se cumple el calendario electoral. Se necesitan más reformas. En agosto hay dos Consejos de Ministros que deben acometerlas. Si la economía crece, España podrá devolver su deuda.
2.       Sería complicado rescatar a España si lo necesitara. La deuda es pequeña en términos relativos, pero mucha en términos absolutos. Acelerar el rescate griego ayudaría y reduciría la prima de riesgo.
3.       Los vamos a vivir con mucha volatilidad y riesgo. Fue un error no hacer coincidir las elecciones autonómicas y generales. Los países periféricos, con débil crecimiento, estamos a expensas de EEUU y de los mercados.
José María Lacasa: "No es momento para parches"
Secretario gral. de CEOEN
1.       Estamos en un momento difícil en parte por factores exógenos, y eso nos obliga a mantener la tensión en el proceso de reformas urgentes para recuperar la competitividad y el empleo.
2.       Tenemos que seguir en la línea de las reformas propuestas por CEOE y por los organismos internacionales y tomar nota de las exigencias que Bruselas y el FMI han impuesto a los países con mayores problemas. Son reformas urgentes que deben ser hechas con convicción.
3.       No es momento de parches. Una señal importante será las propuestas del Gobierno en materia de trabajo a tiempo parcial o de modificación del Impuesto de Sociedades.
José Carlos Díez: "Es urgente que el BCE intervenga"
Intermoney
1.       España ya tiene ayuda externa.
2.       Se llama acceso ilimitado al BCE. El Tesoro sigue teniendo fuerte demanda en las subastas y cuenta con un amplio colchón de liquidez.
3.       Podemos aguantar pero es urgente que el BCE intervenga estabilizando el mercado.
Leopoldo Abadía: "Hace tiempo que estamos intervenidos"
Escritor y profesor
1.       Estamos intervenidos desde hace tiempo. Es urgente que España solicite ayuda.
2.       La decisión tiene que venir de fuera. Si no habría que pensar en volver a la peseta y dejar el euro para dentro de medio siglo.
3.       No se aguanta este ritmo ni un mes si no se reducen gastos.

Lorenzo Amor: “Cuatro meses son demasiado"
Presidente de ATA
1.       España está teniendo ayuda externa, si no, hubiera sido complicado resistir.
2.       Ya están ayudando el BCE y las entidades financieras
3.       España no se puede permitir más incertidumbre. Cuatro meses es demasiado tiempo expuestos, habría que adelantar las elecciones del 20N.
Pere J. Brachfield: "Las elecciones deben ser en septiembre"
Profesor de finanzas de EAE
1.       Me temo que hay que prepararse para el peor de los escenarios. La situación se puede volver insostenible.
2.       Tal vez el BCE debería ofrecer un préstamo a medio plazo en condiciones favorables.
3.       Zapatero debe adelantar las elecciones a finales de septiembre para evitar la debacle.
Pedro Schwartz: "España pedirá ayuda si Italia lo hace"
Economista
1.       España necesitará ayuda si Italia la pide.
2.       La única ayuda que España necesita es la compra de bonos viejos por el BCE o el nuevo Fondo de Estabilidad.
3.       El punto más preocupante es que estaremos sin Gobierno hasta el 1 de enero. Un adelanto es posible y conveniente.
Valentí Pich: "Hay que hacer los deberes”
Presidente CGCE
1.       Hay que hacer los deberes. Un 1% de esta deuda equivale al aumento de recaudación del IVA.
2.       Facilitando pagos, porque nuestro problema es de liquidez y no de solvencia.
3.       El plazo electoral es razonable. Pero en septiembre se pueden aprobar medidas.
Fernando Lezcano: "La UE actuará en condiciones"
CCOO
1.       Queremos creer que no necesitamos rescate alguno y que la Unión Europea actuará en condiciones. Tenemos una situación similar a Italia y no debemos temer.
2.       La cuestión no es si el país pude aguantar cuatro meses más o menos. Es pensar sobre si la Unión Europea pondrá todos los mecanismos en marcha para que las tensiones se alivien.
3.       El adelanto electoral no hace ni cosquillas a los mercados. Ya que ni la renuncia de Zapatero, ni la reforma de las pensiones ni de la negociación colectiva fueron motivo de efecto.
Toni Ferrer: "Necesitamos una visión de Estado"
UGT
1.       Rotundamente no. España, como otros muchos países de la UE y de la OCDE, viene pasando por dificultades evidentes desde hace tiempo. Para hacer frente a esta situación se requiere una visión de Estado, cualidad que brilla por su ausencia entre los comentaristas de todo signo, que se dedican a realizar visiones de corto recorrido.
2.       España es un país solvente que ya ha atravesado antes situaciones difíciles. Si no caemos en el juego de aquellos que se quieren aprovechar especulando no habrá ningún tipo de problemas con las finanzas públicas.
Carlos Mulas: "Se puede aguantar”
Director de la Fundación Ideas
1.       España no necesitará un rescate porque no tiene un problema de solvencia ni de liquidez a corto plazo. La única ayuda que necesita el “euro” es que los acuerdos del último Consejo Europeo se pongan en marcha con rapidez.
2.       El BCE puede ayudar comprando deuda española e italiana en el mercado secundario y espantar a los especuladores. Demostrará el compromiso con el euro y tranquilizará a los inversores.
3.       España puede aguantar perfectamente 4 meses y más.

Xavier Vives: "El problema es de liquidez, no de solvencia"
IESE y Cesifo
1.       España no tiene un problema de solvencia, pero puede tenerlo de liquidez al hacerse muy costosa la refinanciación de la deuda en el contexto de un ataque especulativo a los países de la periferia en Europa. La necesidad de ayuda dependerá de si el ataque especulativo tiene éxito o no, y aquí la actuación del BCE y del Fondo de Estabilidad Financiera son cruciales. Si hay un compromiso creíble de una ayuda potencial suficiente los ataques especulativos se desvanecerán sin que la ayuda se materialice.

2.       El compromiso de compra de bonos soberanos en la cantidad que fuera necesaria, y sin límite prefijado o con un límite muy alto, acabaría con la especulación.

3.       El país necesita completar las reformas empezadas en mayo de 2010, entre otros, en el ámbito laboral y bancario, y hay temas pendientes de gran calado como la reforma de la administración pública o de la educación. La elevación de la prima es una mala noticia para el crédito a las empresas, el cual es indispensable para hacer posible la recuperación económica. En este sentido y a corto plazo, las decisiones tomadas en Europa van a pesar más que las domésticas.

Santiago Carbó: "El Fondo de Rescate debe aumentar"
Asesor de la FED de Chicago
1.       No creo que necesite ni vaya a necesitar un rescate al estilo de Grecia. La situación dista mucho de otros países, especialmente en deuda pública. Otro tema diferente es el de la ayuda externa. Si verdaderamente la Facilidad Europea [fondo de rescate] quiere ser útil tiene que aumentar su cuantía y entonces esa garantía podría ser suficiente para España. Además el BCE debe ser más ágil y decicido.
2.       Si finalmente precisáramos de alguna ayuda sería en un nuevo marco. Algunos analistas han sugerido que tal vez una ayuda estándar del FMI podría haber resuelto cosas.
3.       Con la prima por encima de 300 puntos básicos hay un estrangulamiento financiero difícil de aguantar.
Joaquín Gay: "La deuda pública es menor al promedio"
Fomento del Trabajo
1.       No, porque ante todo España aún es solvente. Lo que sí que necesita, sobre todo, es emprender reformas.
2.       El nivel de la deuda pública continúa estando muy por debajo del promedio.
3.       Nos encontramos en una situación preocupante con un Gobierno agotado que no está en condiciones de liderar reformas importantes. Necesitábamos avanzar el calendario electoral. Me parece exagerado y de riesgo tener que esperar cuatro meses más.

Juan Iranzo: "Puede haber un rescate ‘light’ en España"
Vicepresidente de IEE
1.       Puede llegar a darse.
2.       Un rescate light, es decir, que el fondo de rescate y el BCE compren deuda. Pero no nos merecemos un rescate como el de Grecia. España es demasiado grande para ser intervenida. Sería peligroso para el sistema. Tenemos los mismos problemas pero en menor intensidad.
3.       Malamente. La actual prima significa más déficit y encarecimiento de financiación. Con esta situación se puede abortar el lentísimo crecimiento. Las elecciones deberían adelantarse.
Francisco Uría: "Son inasumibles las cargas de financiación"
Socio de PMG
1.       España no debería necesitar rescate o ayuda externa. Lo que necesita es que se recobre la normalidad en los mercados internacionales, que se hagan efectivas las medidas europeas adoptadas y que España demuestre que tiene capacidad para acometer un paquete creíble de reformas sobre la organización administrativa y el mercado laboral. Que hagamos nuestros deberes tiene gran importancia.
2.       El mantenimiento de las presentes condiciones de financiación es una carga inasumible para un país que necesita financiación exterior. Por ello, España debe culminar la reestructuración del sector financiero y emprender un programa de reformas sólido y creíble con voluntad política de atajar el déficit de las Administraciones Públicas y facilitar la creación de empleo.
Ramón Tamames: "Hasta el 20N habrá una lenta agonía"
Economista
1.       No lo creo. Aunque sería necesario que el nuevo paquete de medidas del Gobierno, mucho más radicales, se publicara sin más tardanza, en vez de seguir yendo y viniendo de vacaciones, y con el candidato del PSOE haciendo manifestaciones vacuas.
2.       La ayuda necesaria es de carácter general. No se trata de un rescate, sino de que el BCE funcione como debe hacerlo en una emergencia global: prestando en cantidades importantes al sistema bancario y comprando bonos masivamente para impedir que los mercados generen una situación de pánico.
3.       Va a ser una agonía muy lenta mantener la fecha del 20N. Lo correcto habría sido elecciones en octubre.

José A. Pérez: "Con transparencia hallaremos soluciones"
Director del IPE
1.       No sería necesario ningún tipo de rescate ni ayuda externa si conseguimos movilizar el stock inmobiliario, financiado por 300.000 millones.
2.       Habría que hacerlo con el resto del mundo, ya que nuestro nivel de endeudamiento respecto a PIB es bajo, la clave es crecer en PIB, transmitiendo dicho efecto a la renta disponible de los ciudadanos.
3.       Bastaría publicar la previsión de tesorería de Estado, CCAA, municipios, empresas, familias... Con transparencia encontraremos soluciones.
Francisco Cabrillo: "Grecia debería haber quebrado"
Economista
1.       Ayuda externa, sí. Lo que no vamos a tener es un rescate como Grecia. Lo que beneficia a los dos países son medidas que a largo plazo no son buenas para la UE. No creo que la emisión de eurobonos o las compras masivas del BCE sean buenas. Si se hubiera hecho una quiebra de Grecia las cosas no estarían como están.
2.       Ayuda a través del BCE o de los países más solventes.
3.       El país no se va a hundir. Pero sería mejor si se convocarán a final de septiembre.
Gabriel Calzada: "Así no aguantamos ni un mes"
Instituto Juan de Mariana
1.       Llevamos más de un año recibiendo ayuda con la relajación de la política del BCE, pero no está claro que podamos recibir mucha más. Con todo, aún se puede evitar más ayuda o de default si el Gobierno aprueba un paquete de emergencia de la noche a la mañana que recorte el gasto.
2.       La compra de deuda pública por parte del BCE o por parte del Fondo Europeo de Rescate.
3.       En la situación de la última semana no aguantamos ni un mes sin que las agencias nos bajen el ráting.
Alfonso García Mora: "La UE debe ir más allá"
Socio de AFI
1.       No lo creemos necesario. España no tiene un problema de solvencia. Hay incertidumbre en los inversores acerca del Área Euro.
2.       Se requiere acelerar los compromisos adquiridos en el Eurogrupo y posiblemente ir más allá en el grado de integración europea. Mientras, el BCE tendrá que comprar deuda pública limitando la especulación de los mercados.
3.       Es una cuestión de ámbito europeo. A medio plazo no es factible que dentro de una unión monetaria existan diferencias elevadas en los tipos de financiación a largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario