lunes, 10 de agosto de 2015

¿Una “pinza” de la izquierda contra Artur Mas?



Después de su convocatoria de las elecciones para el 27 S y el nombramiento de los candidatos por la candidatura 'Catalunya Sí que es pot', Artur Mas se ha tomado unas vacaciones en Menorca, mientras Convergencia no consigue frenar el rosario de desautorizaciones y descalificaciones contra Mas, procedentes de su propia candidatura. El "president" está emparedado entre Junqueras, Romeva y las "independientes" Carme Forcadell y Muriel Casals, sin capacidad de maniobra una vez abandonadas las presidencias de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural. Y en el número seis, Mas ha tenido que tragar con el líder de Súmate (la filial castellanoparlante de ERC), Eduardo Reyes, a quien no dejó entrar en el Palau cuando se gestaba la candidatura.

La candidatura oficial del separatismo es un avispero. No consta por escrito que Mas, que ocupa el número cuatro, sea el candidato a la presidencia y el número uno, Romeva, impuesto por Junqueras, no renuncia a resultar finalmente investido por la suma de votos de 'Catalunya Sí que es pot' y las CUP. A cincuenta días para las elecciones, la fragmentación es el rasgo de la lista unitaria. Cada partido hace campaña por su cuenta y los representantes de la sociedad civil parecen decantarse por "su" candidato Romeva antes que por Mas.

La gente se está preguntando porque Raül Romeva, con una trayectoria política que está en la llamada izquierda alternativa, se haya pasado a las filas del separatismo expreso. Pues seguramente que comparte un punto de fijación paranoica con algunos de los integrantes de la lista Juntos el Sí. «Nos han apaleado de arriba abajo" o "si no gana el sí, la respuesta del Estado será beligerante contra Cataluña y el retroceso será imparable", son afirmaciones suyas de las últimas horas.

Los guiños de complicidad entre ERC, Podemos y las CUP se suceden. Oriol  Junqueras declara que la versión catalana de Podemos, 'Catalunya Sí que es pot', debe formar parte del gobierno de la Generalidad que surja tras el 27-S. El candidato de Podemos, Lluís Rabell, responde que su formación no tendría inconveniente en investir "president" a Raül Romeva. Las CUP, por su parte, afirman que no presentan a las elecciones para apoyar a Artur Mas. La última hora de este idilio a la siniestra de Artur Mas viene de la mano de Rabell, que propone una mayoría de izquierdas que combine el objetivo del "derecho a decidir" con un programa "social".

La sugerencia de Rabell de formar un "frente popular" es una de las muchas andanadas que ha dirigido contra Mas con la complacencia de ERC. Los podemitas acusan al presidente de la Generalidad de intentar camuflar sus siglas, la corrupción y los recortes sociales en una plataforma que le evita hacer frente a las consecuencias de su gestión. El mensaje ha calado, como ha calado la opción de que Romeva se convierta en el candidato de facto frente a un Mas aislado y sin más peones que Josep Rull y Jordi Turull.

La lista "unitaria" es irreversible, pero cunde la sensación en Convergencia de que han sido traicionados por Oriol Junqueras a las primeras de cambio. La relevancia de Romeva y los fluidos contactos de ERC con Podemos avalan la desorientación y las quejas de los convergentes.

11 comentarios:

  1. Rafael Garcia Berrocal ·

    este personaje esta todavia como presidente de cataluña porque no tenemos ni fiscalia ni justicia ni gobierno en un pais medianamente normal Artur Mas llevaria ya mucho tiempo entre rejas

    ResponderEliminar
  2. Marcos Gutiérrez

    A Más le quedan dos telediarios, pues va a ser devorado por sus compañeros de viaje. Es el tontorrón útil,

    ResponderEliminar
  3. ose Luis Sanchez

    artur, te estara bien empleado, dime con quien andas...

    ResponderEliminar
  4. Miguel Sánchez Sánchez

    Todo por la pasta!!

    ResponderEliminar
  5. Jose Felipe Lozano Pacheco

    tODA LA TRAMA SEPARATISTA

    ResponderEliminar
  6. Antonio Medina Gutierrez

    Cinco tontos muy tontos. La que se van a dar, jajajJjjJjJjjJjajajj

    ResponderEliminar
  7. Juan Ramón Castillo

    Una pinza pero de hierro colado,les ponía yo a cada uno por donde se orina hasta que reventasen todos.

    ResponderEliminar
  8. Louise Estrada

    Si ETA no consiguió desunir España, estos cuentistas menos aún.

    ResponderEliminar
  9. Daria Garcia Castro

    que ganas tengo de dejar de verlo ,se hace odioso ,y no se lo van a perdonar los catalanes ,que no todos son como el y EL HONORABLE

    ResponderEliminar
  10. Eliseo Gago

    Los Cinco babosos del Apocalipsis un rayo de 20.000 kilo tones en el medio y a correr

    ResponderEliminar