martes, 25 de agosto de 2015

El saqueo de Andalucía 148 – El CIO de Mijas

El Centro de Industrias de Ocio, en Mijas.

La juez Mercedes Alaya desde hace meses llevaba adelante la investigación de un nuevo presunto desvío de los fondos comunitarios gestionados por la Junta de Andalucía. Se trata del Consorcio del Centro de Ocio de la localidad malagueña de Mijas, más conocido como CIO de Mijas, un centro que forma parte de la red de 14 consorcios-escuela controlados por la Junta de Andalucía que impartían cursos y que ahora están bajo sospecha en las pesquisas que sigue el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla, antes dirigido por la juez Mercedes Alaya y ahora por su sustituta María Núñez Bolaños.

El Consorcio de Mijas cuenta con hotel-escuela, residencia y una piscina. El centro lleva un año sin impartir clases a pesar de haber recibido 49 millones de euros en subvenciones de los Fondos Europeos a través de la Junta. «Los cursos se programan, se aprueban y eso es lo que se daba: módulos de cocina, gobernanta, camarero, barman, jardinero. En los mejores tiempos podía haber entre 350 y 400 alumnos, de ellos 117 se quedaban en la residencia de día».

Mijas se sorprendieron al ver, a primera hora de la mañana de ayer, cómo varios agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se personaban en el edificio con un auto de la juez Mercedes Alaya, la de los ERE, para analizar la documentación de los cursos de formación que allí se han impartido. La operación Barrado, dirigida por Instrucción seis de Sevilla, se cerró con 16 detenciones en toda Andalucía, tres de ellas en Málaga, y trece de ex altos cargos del Gobierno andaluz.

Lo primero que llamó la atención de los empleados, personal funcionario destacado en el CIO Mijas, cuya actividad está ahora paralizada, fue que los agentes mandaron a cinco de ellos a casa, le pidieron a uno que se quedara para guiarles por entre el mar de documentos y ordenadores a encontrar lo que buscaban, algo así como hallar una aguja en un pajar, y retuvieron a la gerente del CIO en su despacho, posiblemente para que colaborara también en las pesquisas. El registro se hizo interminable y el salir y entrar de los agentes se convirtió en un trasiego continuo que se alargó durante más de cuatro horas en una luminosa mañana en la que numerosa prensa hizo guardia a las puertas del CIO.

Luego, los rumores corrieron como la pólvora en las redacciones, en los mentideros judiciales y en el PSOE, conmocionado ayer por el estallido de la operación sólo dos días después de barrer al resto de partidos en las elecciones del 22M. El caso es que el runrún interno de los socialistas coincidía con los detenidos: las quinielas situaron desde las primeras horas entre los arrestados en Málaga a Juan Carlos Lomeña, exdelegado de Empleo, y así lo confirmó la Guardia Civil en nota de prensa. Junto a él, fueron arrestados el ex director gerente del CIO Mijas, un socialista muy conocido, y la presidenta de la UTE de la gestora del consorcio.

Otros arrestados son la ex directora general de Formación Profesional para el Empleo de la Junta, María Teresa Florido, cuñada, por cierto, del exconsejero de la Junta Ángel Ojeda, imputado en este caso junto al también exconsejero de Empleo Antonio Fernández. También fueron arrestados los actuales delegados de Empleo en Huelva y Sevilla, Eduardo Muñoz y Aurora Cosano, que fueron apartados de sus funciones; la exdirectora general de FP para el Empleo de la Junta María José Lara; el ex director general de Formación Profesional Andrés Sánchez, y el exdirector general de Empleabilidad Manuel Brenes.

Hay asimismo arrestado siete exdelegados provinciales de Empleo como son el de Sevilla, Antonio Rivas –imputado en los ERE; el exdelegado de Empleo en Cádiz, Juan Bouza; el de Córdoba, Antonio Fernández, y las exdelegadas de Empleo en Almería, Francisca Pérez Laborda, Jaén, Irene Sabalete, y Granada, Marina Martín Jiménez. Rivas declaró ayer mismo ante la Guardia Civil y fue puesto en libertad.


El Instituto Armado aseguró ayer que además se van a producir diversas imputaciones y que todos los implicados, que podrían superar la veintena, declararán ante la juez en cuanto acaben las diligencias policiales. Así, se apunta a cinco imputados. En total, hay trece ex altos cargos del Ejecutivo andaluz.

Alaya, a la sala de los ERE. 


Este mismo lunes la incombustible juez, pendiente de irse como miembro de una Sala penal de la Audiencia de Sevilla en los próximos días, la misma que resuelve los ERE, ya amagó llamando la atención a la Junta «por su unidad de intereses» con el PSOE, que se ha personado como acusación particular en la pieza. Asegura Alaya que ésta es una actitud «impropia».

En un auto dictado el pasado 20 de enero, la juez declaró el secreto parcial ante la gravedad de los hechos y tras detectar «bolsas de fraude» que determinaron cuatro vías de investigación, entre ellas una concerniente a las ayudas a la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y el Empleo (Faffe).

La magistrado hablaba de «la existencia de entramados empresariales beneficiados por diferentes subvenciones, algunas de las cuales habrían sido identificadas por funcionarios de la propia Dirección General de Formación», y por Teodoro Montes, jefe del departamento de gestión de la Formación profesional Ocupacional de la Junta en Sevilla, «y en la que personas que dirigían varios entramados tenían acceso a un volumen importante de subvenciones, incluso algunas de estas personas tendrían relación con determinados cargos de la administración».

En segundo lugar, la instructora aludía a la existencia de determinados fraudes en los consorcios entre administraciones, que recibían subvenciones a través de la Dirección General de Formación.

3 comentarios:

  1. Ana Maria Torres Berral

    Buen artículo y muy completo.

    ResponderEliminar
  2. Agustin Nieto Frias

    Las verdades las mentiras y los delitos .Justicia pura y dura contundente Ayudemos a nuestra justicia ,sea todo por un digno futuro

    ResponderEliminar
  3. Maria Isabel Castillo Gurpegui

    Albert te has colado con el tonto útil que has puesto en Andalucia,y mira que has impuesto para dar el apoyo en Madrid me gustaría saber tu ideología Pues me hueles a chamusquina

    ResponderEliminar