domingo, 9 de agosto de 2015

¿Reforma constitucional?

El ministro Catalá se aventuró a plantear el otro día la posibilidad de realizar una reforma de la Constitución y algo que rápidamente desde distintos puntos de vista por el resto del arco parlamentario. Luego vino Rajoy a enfriar los ánimos diciendo que en el caso de producirse ésta, sería después de las elecciones y estas modificaciones deberían contar con un amplio consenso de la Cámara.

Aparte unos cambios necesario para poner al día la sucesión de la monarquía, habría que ver primero lo que no ha funcionado en estos últimos años y corregir todo aquello que está creando conflictos en la convivencia, el ambiente de enfrentamiento actual no aconseja modificar nada hasta que no se hayan resuelto las grandes incógnitas planteadas por unos independentistas que no ven su futuro dentro de España o un nuevo proceso constituyente de los partidos populistas de izquierda o la indefinición de los socialistas sobre su modelo federal de estado entre otras cuestiones, todos ellos empeñados a destruir la soberanía del Estado Español.

Mi punto de vista, es que una reforma es necesaria, pero solo partiendo de la base que es la unidad y la igualdad de los territorios que componen España y que de cada uno de sus ciudadanos, con la convicción que lo que hay que reformar o anular es aquello que no funciona, sin tocar aquello que es la base para la convivencia desechando toda ocurrencia de tipo partidista o territorial.

Primeramente habría que modificar la Ley de Partidos Políticos y su financiación para llegar a que cada voto tenga el mismo valor venga de donde venga. Habría que ver cuáles son las funciones reales de Instituciones como el Senado, Diputaciones Provinciales, Consejos Comarcales, Cabildos Insulares y otras mamandurrias y cuáles de ellas podrían ser eliminadas sin menoscabo  de servicios a los ciudadanos.   

El hecho de que existan actualmente 17 parlamentos que emiten continuamente leyes contrarias a las nacionales y contradictorias con regiones vecinas,ha provocado un verdadero caos de tipo empresarial que impide el desarrollo de las empresas y la creación de puestos de trabajo productivos. Se dijo que las autonomias iban a servir para acercar la administración al ciudadano y precisamente está ocurriendo lo contrario- 

Hay temas básicos que el Estado Central no debería haber cedido bajo ningún concepto a las autonomías. Son la educación o la sanidad donde se producen actualmente la mayor parte de disfunciones y que en el caso de la educación en distintas lenguas regionales no ha sido más que el germen de los separatismos y frentes entre las distintas regiones.

Muy importante el empeño de los politiquillos regionales o locales en diferenciar o separar para ello se han dedicado en educar en una pretendida lengua territorial prescindiendo del lenguaje materno o el de la calle ha creado el atraso actual de nuestros escolares respecto a otros países. En el tema sanitario el hecho de pertenecer a una u otra comunidad puede convertirse en un via crucis para cualquier paciente para poder obtener sus medicamentos en las farmacias o aún más grave entrar en hospitales sin que desde ellos se pueda llegar a ver los historiales de cada uno.

Lo que está más claro que el agua es que todos aquellos grupos que se han dedicado únicamente y durante mucho tiempo a hacer trampas y al menoscabo de la unidad de del País, no deberían participar en la redacción de la pretendida reforma a la constitución.  

3 comentarios:

  1. Francisco Javier Guixot Marin

    Te guste ONO te obligarán a tragar

    ResponderEliminar
  2. Carlos Rivera Huidobro

    Sencillamente no es el
    momento . Está muy bien como esta de momento
    La Constitución española

    ResponderEliminar
  3. Felipe Garcia

    Reforma siempre es pa peor dejarla y obedecerla

    ResponderEliminar