viernes, 10 de mayo de 2013

Rubalcaba tenía un plan...


Alfredo Pérez Rubalcaba había puesto muchas esperanzas en una propuesta para reactivar la economía que se basa en inyectar en la economía 30.000 de los 100.000 millones de euros que la UE aprobó para el rescate al sistema financiero español. Sin embargo, desde que lo presentó el pasado domingo no han dejado de lloverle críticas desde ya no sólo desde del Gobierno de Mariano Rajoy y del PP, como era de esperar. Si no de sus propios compañeros de partido. 

Pase que el exministro Miguel Sebastián, con quien compartió Gobierno, subrayara el jueves pasado que el plan del líder del PSOE supondría "más deuda pública"; pero que el socialista con mayor poder en Europa deje su plan a la altura del betún son palabras mayores.

Pero la puñalada es la que le asestó Joaquín Almunia que le advirtió que que pretender utilizar el dinero del MEDE para otra cosa que no sea la recapitalización bancaria es "un atajo que no conduce a ninguna parte". Por no hablar de que no se puede. Ahí está el vicepresidente de la Comisión Europea, su compañero de partido, para darle el golpe de gracia a su plan de reactivar la economía.


Ocurrió el jueves durante una comida informal que el jueves mantuvo Almunia con miembros de la Asociación de Periodistas Europeos en Canarias. Con su presidente regional, Paulino Rivero, como anfitrión que no ocultó que Rubalcaba no le había consultado sobre un tema que le compete directamente, como vicepresidente de la Comisión Europea que es. 

La confirmación le vino a las pocas horas donde la Comisión Europea rápidamente le salió al paso para recordarle al socialista que el dinero del MEDE (el Mecanismo Europeo de Estabilidad) sólo puede emplearse para recapitalizaciones de cajas y bancos.

Hoy mismo cuando en Valencia se ha enterado que la Comisión se había dirigido al ministro Luis de Guindos pidiendo explicaciones por el decreto aprobado por la Junta de Andalucía sobre la Función Social de la Vivienda y en la que alerta de las posibles repercusiones en la banca que el mismo había apoyado expresamente. El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha expresado su «preocupación» porque cree que hay «alguien» en Bruselas «dispuesto a decirle que no a todas las iniciativas de la oposición de todos los países del sur de Europea».

¿Tú también, Bruto?", podría decirle Alfredo Pérez Rubalcaba a Joaquín Almunia. Por si el líder del PSOE no tuviera suficiente con las críticas internas a su estrategia de oposición -su papel en el debate del miércoles en el Congreso tampoco ayudó- , ahí está el vicepresidente de la Comisión Europea, su compañero de partido, para dar el golpe de gracia a su plan de reactivar la economía. Es que hay días que es mejor no levantarse.

5 comentarios:

  1. Maria Sanchez

    Estos dos dan miedo...

    ResponderEliminar

  2. Antonio Fernandez Sanchez

    Coño majadero, si no dices mas que tonterías quien te va a escuchar? si dejaras de hacer el payaso y trabajaras como diós manda para presentar proyectos serios otro gallo cantaría pero despues de unas cuantas payasadas ya ni miran lo que presentes, lo tirarán a la basura y si cuadra limpiarán el culo con el papel, dejate de bobadas y vete a casita que ya está bien de jugar con los españoles¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Javier De Juan

    Este hombre esta endiosado, ¿que pretendia que le hicieran la ola?.

    ResponderEliminar
  4. Santiago Nuevo

    bueno,no pasa nada,seguro que este finde saca otro conejo de la chistera..

    ResponderEliminar
  5. Romualdo Rojo

    Este es el super plan ideado por Rubalcaba y los suyos para arreglar las cosas en este país.Nos dan dinero para una cosa,que el dinero nos lo dejan,que no es nuestro,y nosotros nos lo gastamos en lo que nos da la gana.SEGURO QUE OS HABÉIS QUEBRADO LOS CASCOS.

    ResponderEliminar