domingo, 5 de mayo de 2013

Parte semanal de "guerra"



La estrategia catalanista de Artur Mas para conseguir un Estado propio y, mientras eso se concrete, vivir de la amenaza de construirlo ha estado contando con todos los vientos a su favor. Pertrechada con los eufemismos de siempre, ha logrado enmascarar el hachazo del separatismo con el falso derecho cívico a decidir. En  este camino se ha invertido mucho esfuerzo y gran cantidad de dinero que estaba destinado a la sanidad, ayuda social o infraestructuras y en este momento el personal está en la calle protestando por los necesarios o innecesarios recortes en beneficio de la utopia  y ha llegado el momento de hacer balance.

Los ciudadanos catalanes tienen la impresión que les han dado gato por liebre de nuevo. Lo malo es que una amplia mayoría ahora se ha percatado de que ya no  se avanza en el camino marcado por Artur Mas. Ahora ha llegado el momento de la realidad y hacer recuento de la situación. Y cada uno de los líderes catalanes tiene su visión de la realidad actual. Han empezado las grietas en el bloque nacionalista y cada líder está sacando a relucir sus propias recetas.

La Generalidad es la única Administración autonómica que no ha aprobado todavía los presupuestos para 2013, cuyo límite de déficit era del 0,7% y que el Gobierno ha aumentado hasta el 1,2% porque la Unión Europea tiene previsto flexibilizar el objetivo de déficit para Epaña. Tanto Mas como Andreu Mas-Colell (CiU), consejero de Economía y Conocimiento, han defendido prorrogar el presupuesto de 2012 hasta conocer el límite de déficit definitivo y han abogado por subirlo del 1,2% al 2,1%.

Mientras Artur Mas sigue demorando la presentación al parecer ya ha tomado la decisión de no presentarlos con la seguridad de no llegar a final de verano mientras su socio Oriol Junqueras de ERC la conveniencia de convocar la consulta soberanista "a lo largo de los próximos meses" o, en cualquier caso, "lo más pronto posible", al considerar que la situación de Cataluña es "desesperada".mientras sigue sumando expectativas y presionándolo hasta el ahogo, Ayer Joan Herrera de IU dio un paso más y salió a la palestra pidiendo que se salte la ley, tanto en lo relativo a la convocatoria del imposible referendo secesionista como en lo referente al cumplimiento de los objetivos de déficit establecidos por el Gobierno y la Unión Europea pensando que el Gobierno de Rajoy no se va atrever a intervenir la autonomía.

Mientras el primer secretario del PSC, Pere Navarro, ha rechazado rotundamente esta propuesta por considerarla "irresponsable". Y piensa que el Govern es tener "más valentía" para negociar con Madrid una relajación del objetivo de déficit. Mientras Sánchez Camacho aporta a este follón su receta particular para hacerse imprescindible en la cuestión.

Aparentemente, la astucia nada podrá hacer esta vez contra la soberanía constitucionalmente otorgada a todo el pueblo español. Simplemente debería aplicarse la ley, y aquí paz y después gloria. La Abogacía del Estado ya lo ha dejado claro. Su muy bien argumentado recurso ante el TC contra la declaración de soberanía del Parlamento de Cataluña, contra la posibilidad de un referéndum independentista por celebrar únicamente en Cataluña, incluso contra la treta de camuflarlo bajo unas elecciones plebiscitarias, ya está en curso. Pero la salida no es tan sencilla.

Estamos en una guerra que no lo parece y con unas armas que no son de guerra. Y lo peor, es que el agresor pasa por ser el agredido mientras prepara la intendencia necesaria para librar la batalla; Mariano Rajoy aún no se ha enterado aún ni de su condición de contendiente ni de su necesidad de contrarrestar la amenaza y de su poder para condicionar la intendencia de aquél. Está demasiado ensimismado en su confianza constitucional, no se da cuenta de que esta batalla es por la hegemonía cultural y moral y bien que podría llegar a arrastrar a la sociedad catalana a la insumisión. 

5 comentarios:

  1. mariano

    ¿Se imaginan a un comisario de policía diciendo “es el momento de saltarse la legalidad, salgan a robar…”? Herrera está pidiendo a gritos la inhabilitación… Háganle feliz.

    ResponderEliminar
  2. Luisamar

    Todos estos politicastros de tres al cuarto que dicen que hay que saltarse la legalidad, se les debería destituir inmediatamente, juzgarlos por alta traición a la patria y condenarlos a cadena perpetua. No son dignos de ostentar cargo público, pues le pagamos con nuestro dinero para que nos traicionen.

    ResponderEliminar
  3. lia

    Es triste ver cómo un mostrenco de ese calibre puede representar a la izquierda.

    No sólo hay que ser revolucionario para proponer una imbecilidad, también hay que ser tonto de los de pelar las uvas.

    Si no cumples el déficit nadie en el mundo mundial nos va a prestar un euro, como debemos hasta la leche que hemos mamado, sin euros prestados no comemos y si no comemos no votamos.

    El hecho de que sea abogado demuestra lo que decía mi abuelo “per ser ximple dels de debò també cal tenir estudis”.

    ResponderEliminar
  4. Ayrton Claro

    Bravo Sr. Herrera, con un poco de suerte, en Cataluña gozaremos de los placeres de la ideología que defiende. Saltarse la ley e implantar su propia ley, la del totalitarismo. Acabar con la democracia, con los derechos e imponer la dictadura del terror, que es la propia de su doctrina. El señor Herrera debería trasladarse a vivir a los paraísos que desea, tales como, Corea del Norte o Cuba.

    ResponderEliminar