viernes, 10 de mayo de 2013

El coste de la inmersión lingüística

La VdB

La Generalidad gastó 122,3 millones en la política lingüística en catalán en 2011. De esta cantidad, más de 27,9 millones de euros los gastó la autonómica Dirección General de Política Lingüística para fomentar el uso del catalán, un 7,97% menos que en 2010 pero un 124,68 % más que lo gastado en el año 2000. Además, las consejerías destinaron más de 94,3 millones de euros con el mismo objetivo. Estas cifras no cuentan el coste del personal destinado a estas funciones. Para Mascarell, es imprescindible que Cataluña se convierta en un Estado separado del resto de España para evitar las “piedras” que el Gobierno pone al desarrollo de la lengua catalana y poner fin a “la normalización del catalán”.

La Generalidad de Cataluña ha destinado, solo en el año 2011, un total de 122.339.237,41 euros en política lingüística para promocionar y, en algunos casos, privilegiar en exclusiva, el uso del catalán (y del aranés) en la Comunidad, pese a que el español también es lengua oficial. Los datos figuran en el Informe de Política Lingüística 2011, presentado este lunes por el consejero de Cultura, Ferran Mascarell.

El informe ha sido elaborado por la Dirección General de Política Linguistica departamento adscrito a la Consejería bajo control de Mascarell, y contiene las actuaciones más relevantes en materia lingüística (en catalán y aranés) realizadas durante el año 2011, el último informe analizado con datos estadísticos recogidos en la encuesta del Barómetro de la Comunicación y la Cultura de la Fundación Audiencias de la Comunicación y la Cultura (FUNDACC) y la información de la propia Generalidad.

Unos 28 millones de euros desde la autonómica dirección general

Gasto de la autonómica Dirección General de Política Lingüística desde 2001 solo dedicado a la política lingüística en catalán (fuente: Informe de Política Lingüística 2011).

Así, las actuaciones de la Administración autonómica han supuesto un total de más de 122,3 millones de euros. De estos, 28.262.309,82 euros han sido gestionados directamente por la Dirección General de Política Lingüística ‘para fomentar el uso del catalán’, sin incluir el gasto del personal destinado a esta tarea. Esta partida ha sido un 7,97% menos que en 2010 y un 124,68 % más que en comparación con lo gastado en 2000; y se han ejecutado 27.943.889 euros.

La partida gestionada por la Dirección General de Política Lingüística para 2011 se ha desglosado en los 19,9 millones de euros aportados al Consorcio para la Normalización Lingüística, para ‘atender los gastos de funcionamiento (formación, asesoría y dinamización)’; los 1,4 millones de euros entregados al Consorcio del Centro de Terminología TERMCAT, para ‘contribuir a la financiación de los gastos de funcionamiento’; y los 236.839 euros aportados al Instituto Ramon Llull, para ‘atender los gastos correspondientes a la Feria Internacional de Idiomas y Culturas Expolagues 2010′ y para los gastos de mantenimiento del mismo instituto.

En los 27,9 millones de este departamento de la Consejería de Cultura, cuya directora general es Ester Franquesa, también se han incluido, entre otros, los 726.672,21 euros aportados al Instituto de Estudios Catalanes para la financiación de sus ‘gastos de funcionamiento’; los 750.000 euros al Consorcio Casa de las Lenguas, para sus gastos; y los más de 1,2 millones de euros destinados al doblaje de las películas en catalan.

Más de 94 millones de euros entre las consejerías

Desglose de gasto destinado a las políticas lingüísticas en catalán por las distintas consejerías (fuente: Informe de Política Lingüística 2011).

Pero a esta cifra hay que sumar una infinidad de partidas que cada consejería gestiona individualmente. Así, a los más de 27,9 millones de euros ejecutados hay que sumar otros 94.395.348,41 euros. Es decir, en total 122.339.237,41 euros. Una cifra que, pese a todo, es menor que lo destinado a estas tareas en 2010 año en el que se destinaron 159.034.423,14 Euros. 

La cifra de más de 94,3 millones de euros corresponde ‘a actuaciones dirigidas a difundir el conocimiento de la lengua catalana y fomentar el uso social’ llevadas a cabo por las distintas consejerías, por lo que en estas partidas no se han incluido ni los ‘gastos de formación del personal propio de la administración de la Generalidad, costes de equipamientos e infraestructuras o actuaciones que, pese a ser en catalán, no tienen como finalidad el fomento del uso [de esta lengua]‘, ni tampoco las remuneraciones del personal.

Así, la Consejería de Cultura ha destinado 58.865.243,30 euros; la de Presidencia, 11.212.054,08 euros; la de Economía y Conocimiento, 4.536.572 euros; la de Bienestar Social y Familia, 1.000.000 euros; la de Enseñanza, 44.942.283,55 euros; la de Empresa y Empleo, 193.500 euros; la de Salud, 71.895 euros; la de Gobernación y Relaciones Institucionales, 48.746,31 euros; la de Interior, 31.700 euros; la de Justicia, 1.414.735,10 euros; y la de Territorio y Sostenibilidad, 22.508,07 euros.

Destaca, por encima de todas, entre las partidas desglosadas, los 10.226.957,87 euros destinados por la autonómica Secretaría de Comunicación, adscrita a la Presidencia de la Generalidad, para subvenciones a proyectos y actuaciones de ‘los medios de comunicación en catalán o aranés’, así como al fomento y consolidación del ‘espacio catalán de comunicación’.

El uso de las lenguas

Al margen de la suma total de euros a cargo del presupuesto de la Generalidad, el informe presenta ‘la situación lingüística’ del catalán en Cataluña en el año 2011. Así, el 96,3% de la población adulta entiende el catalán, el 80,5% lo sabe hablar (un porcentaje que se ha incrementado en más de 16 puntos respecto a 1986) y el 65% lo sabe escribir (un aumento de más de 33 puntos respecto a 1986).

El porcentaje de población que tiene el catalán como lengua materna es del 37,5% del total de la población de la Comunidad, una cifra estable ‘con una leve tendencia al crecimiento en los últimos tres años’. Frente a este dato, entorno al 56% de los ciudadanos tienen el español como lengua materna.

Además, el catalán es la lengua habitual para el 43% de la población (tres puntos y medio más que en 2010) y el español, para el 51,6% de la ciudadanía (cuatro puntos y seis décimas más que el año anterior). La estadística aportada por la Generalidad no señala las personas que utilizan las dos lenguas habitualmente.
En lo relativo al uso de las lenguas oficiales en Cataluña, el 63,1% utiliza el español en sus casas (un punto y medio más que en 2010) y el 49,1%, el catalán (4,1 puntos más que el año anterior). En este caso (en respuesta múltiple), el informe tampoco especifica el porcentaje de ciudadanos que utiliza en sus casas las dos o más lenguas.

Finalmente, también en respuesta múltiple, el uso del catalán y el español entre los amigos y en el trabajo aumenta respecto a los datos aportados en el informe del año 2010. Entre los amigos, el uso del español es del 79,3% de la ciudadanía y del catalán, el 61,9%. Y en el trabajo, el español lo utiliza el 80,1% de la población y el catalán, el 66,8%.
Mascarell vincula catalán y secesión

Relación de centros universitarios y estudiantes de lengua catalana o/y literatura catalana por países (fuente: Informe de Política Lingüística 2011).

Por último, un dato que Mascarell ha hecho hincapié que la intervención que ha obviado el coste global de las políticas lingüísticas- es el número de estudiantes universitarios de lengua y/o literatura catalanas fuera de Cataluña. En total, en el año 2011 lo hicieron 7.216 personas en alguna de las 123 universidades del resto de España y el extranjero (en total, 32 países).

Este número de estudiantes supone un 5,24% menos que el curso anterior. En 2010 se impartían cursos en 125 universidades, dos más que en 2011. El consejero ha criticado que en el resto de España haya menos universidades (cuatro) y estudiantes (187) que en el extranjero, en países como Alemania (24 y 1.463), Estados Unidos (13 y 458), Francia (13 y 1.035), Italia (12 y 565) y Reino Unido (18 y 1.084).

Mascarell ha presentado el informe , culpabilizando al Gobierno y al Estado de las “piedras en el zapato” que tiene el desarrollo de la lengua catalana. Así, ha criticado la “ofensiva por parte del Estado” que, en su opinión, “no solo no lo protege [al catalán] sino que le niega el carácter de novena lengua de Europa con políticas contrarias” a su “desarrollo”. “El Estado ha jugado en contra del catalán muchas veces”, ha añadido.

En este sentido, el consejero ha ejemplificado estas “piedras” y la “ofensiva” con las sentencias de los tribunales de justicia que exigen a la Generalidad aplicar el bilingüismo en las escuelas de Cataluña y no privilegiar el uso de una de las lenguas oficiales (el catalán) sobre la otra (el español) en el ámbito público.

Aunque el ex dirigente del PSC y también ex consejero de Cultura con este partido, ha señalado que “la lengua catalana tiene una salud crecientemente positiva, y la lengua española, una magnífica salud en Cataluña”, no ha dudado un instante en vincular uso, promoción y protección del catalán con la secesión: ”Es fácil vincular estas dos cosas. En todo caso, lo hemos de vincular porque es la única manera de decir que el futuro acabe bien pronto, en el sentido de que bien pronto acabe la normalización del catalán”.

5 comentarios:

  1. Tino Pola Malo

    Y de esto nadie quiere hablar

    ResponderEliminar
  2. Karuo

    Hombre, la verdad es que es dinero, pero explicale tú a una persona que quiera defender su lengua sobre todas las cosas, que 122.000.000 es mucho, y subvenciones a los toros por valor de 800.000.000 pues es algo normal…

    Puedo entender la crítica a este gasto en estos momentos, pero es este periódico sólo se ven mal los gastos que realiza el nacionalismo, y no otros como el de los toros…

    ResponderEliminar
  3. Lehman Sisters

    Los hijos de los ancianos que no han podido acceder a los servicios sanitarios , votarán a partidos separatistas ?
    Espeluznante el punto degradante al que hemos llegado en Cataluña .

    ResponderEliminar
  4. lia

    Esa cifra supone aproximadamente 150€ por familia catalana.

    Dado que la mitad no pagan un duro, los que pagamos debemos asumir su parte, eso más o menos supone que las familias que pagan pierden aprox. 300 €.

    Por otro lado, es un dinero que no se destina a cultura si no a salarios de amigotes colocaos en plataformas, foros activos, subvencionados permanentes, etc…

    (En su mayoría los sueldos superan ampliamente los 100.000 euracos.)

    ResponderEliminar
  5. Antonio Peña
    ·
    Así nos arruina el nazionalismo

    ResponderEliminar